Asamblea Provincial (27 de junio)

Bien es sabido que, entrados en harina, las Asambleas Provinciales tienen un discurrir cadencioso y, si se me permite, monótono. Nos ha llevado la mañana el discernimiento solicitado por el Superior General acerca de la “reconfiguración entendida como unión de las Provincias españolas”. Similar tema tienen las tres provincias restantes, antes hermanas y ahora autodenominadas del “trébol incompleto”. Puede sonar a gracieta pero nada bien ha sentado esta cuestión a los asambleistas, máxime con las “masoras” que acompañan al “logo”.

La cuestión (ya tratada ayer) ha quedado cerrada con la votación secreta a la pregunta del acuerdo o desacuerdo con la propuesta. Como seguramente ya lo saben en Roma no hay ningún reparo en señalarla: siete diputados se han mostrado favorables a la propuesta y veinticinco en contra. Queda por redactar, por parte de la Comisión Central, el texto definitivo que se dará a conocer a los misioneros y al Superior General.

Las cinco comisiones restantes han ido dando cuenta de sus propuestas y, algunas. han finalizado su trabajo. La mayoría de las aceptadas irán a parar al Documento Final no siendo preciso, de momento, modificar ni las Normas Provinciales (que datan del 2006) ni las Líneas Operativas. Presumimos, con todo, que la Asamblea se dará por finalizada mañana al mediodía. Se ha trabajado en lo que se debía y en nada hay intención de alargar los trabajos, los días y las fatigas derivadas del calor agobiante. Esta tarde ha llovido ligeramente y, por ello, refrescado un tanto. Un buen y provechoso día.

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *