Celebración de los 400 años del Carisma Vicenciano y 150 de presencia en Teruel

400 AÑOS DEL CARISMA VICENCIANO

150 AÑOS DE LA PRESENCIA DE NUESTROS MISIONEROS EN TERUEL

Elegimos el 27 de enero para celebrar el comienzo de los 400 años del llamado Carisma Vicenciano. Nuestra Comunidad tiene motivos especiales para unirse al acontecimiento por conmemorar nada menos que los 150 años de la llegada de los primeros misioneros Paúles a Teruel.

El P. Muneta había dedicado muchas horas a revisar archivos y consultar revistas para contar la historia vivida y viva de nuestros misioneros. Fruto de ello es el libro presentado este mismo día: “150 AÑOS DE LOS PP. PAÚLES EN TERUEL (1867 – 2017)”. El lugar fue el salón de actos de la Residencia del Sagrado Corazón de Jesús, ofrecido por las Hijas de la Caridad.  Nos acompañaron los componentes de las diversas ramas de la Familia Vicenciana, el Vicario General de la Diócesis (el Obispo se encontraba de viaje) y algunos sacerdotes; asistieron  familiares de algunos de nuestros misioneros, concretamente de los Padres Lozano, Belenguer, Julián Soriano, Angel Pascual, Ramón Belmonte….); no faltaron feligreses y amigos vinculados a nuestras obras y cómo no, amigos del P. Muneta y la prensa de la ciudad. La tarde fría y lluviosa no fue obstáculo para que se llenara al completo el coqueto salón con unas 140 personas.

El P. Felipe expuso de modo sencillo los acontecimientos de Folleville – Gannes – Chatillón  como origen de lo que llamamos Carisma Vicenciano. Los carteles oficiales a la vez que el diseñado con motivo de los 150 años hicieron fácil la comprensión de las palabras claves: Evangelio y Caridad. Dio a conocer el lema de los 400 años: “fui forastero y me acogisteis”. La historia del pasado y acontecimientos del presente estuvieron unidos.

AIC proyectó el video que da a conocer lo que la propia Asociación celebra como Familia Vicenciana  con imágenes y realidades de hoy.

A continuación, el P. Muneta presentó el libro en este marco de celebración familiar. Señaló los acontecimientos más importantes desde la llegada de los primeros misioneros el 19 de Octubre de 1867. Ciento cincuenta años dan para hablar de revueltas, cambios sociales y mil realidades positivas y evangelizadoras.

Tras aclarar que los Paúles llegaron a Teruel llamados por el Obispo, fue señalando los ministerios más importantes  en que los misioneros hemos servido a lo largo de este tiempo. La labor de las misiones populares como primer ministerio prolongado a lo largo de muchos años fue ingente en la diócesis. Resaltó la gran devoción de los turolenses a la Virgen Milagrosa  y cómo fruto del gran amor de los Paúles a la Virgen, Teruel fue centro de expansión enviando a toda España miles de capillas para la visita domiciliaria. También editaron un devocionario y el primer cancionero de la Virgen Milagrosa.

Habló  nuestro escritor de la figura del gran misionero y evangelizador que fue el P. Joaquín Tomás Lozano, alma del nacimiento y construcción de la Apostólica y de las dificultades internas y externas con las que se  encontró. Fue muy querido en Teruel y su muerte fue sentida profundamente en la ciudad. En la escuela Apostólica y posteriormente Colegio y Seminario Interno han ejercido como formadores un gran número de Padres e infinidad de discípulos han sido fieles testigos a lo largo de toda la geografía española desde finales del siglo XIX y en los últimos años de varias naciones de Europa. No se olvidó el P. Muneta de recordar también la  presencia de Feyda en años cercanos.

Seguro que muchos al leer el libro se saltarán listas de nombres, procedencias, ordenaciones, entradas y salidas entre otros datos. En el libro aparecen mil y un nombres que forman parte de la vida, de nuestra vida, no solo en Teruel porque vida es la que muchos misioneros entregaron a lo largo del mundo y la que sigue latiendo hoy día en la Congregación, con “origen” Teruel. Son datos recogidos por el autor con gran valor para esta historia. Resaltó algunas de las figuras de misioneros y acontecimientos que narra el libro entre otros el mencionado P. Joaquín T. Lozano, los Beatos mártires en Alcorisa.  

La labor parroquial que se extiende más allá de lo que ahora conocemos; la construcción de la Iglesia de la Milagrosa, y la atención a los pueblos de la sierra de Albarracín son reseñados con fidelidad en el libro.

Señaló  también la importancia de las muchas tandas de Ejercicios Espirituales que los Padres dieron al clero diocesano. 

Punto a destacar es el agradecimiento a las Hermanas ya que desde el mismo día de la llegada de los misioneros han estado colaborando generosamente y de muchos modos en la obra de evangelización de los PP. Paúles en Teruel haciendo más visible y fructífero lo que todos celebramos: 400 años y 150 en esta tierra.

Los asistentes se llevaron a casa numerosos libros, muchos de ellos firmados por el autor. De modo libre pudieron aportar en una bolsa el donativo para ayuda a los refugiados que por eso tienen vida en el lema del centenario. Y se llegó, de momento, a la cifra de 800  Euros.

Rezamos juntos la oración de los 400 años y así terminó nuestra primera fiesta de aniversario que fue muy instructiva y más  familiar, amena y simpática de lo que el cronista refleja.

Felipe García Olmo, C.M.

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.