Cincuenta años del Colegio San Vicente de Paúl de Beurko (Barakaldo) (IX)

Bara“La primera dificultad con que tropezó esta Comunidad no fue el poner en marcha un colegio con 970 alumnos en 1963 y 1083 en 1964, fue el dar salida a los ministerios “extra domum”.

El abandono de la Capilla del Carmen y de la dirección de las Hermanas nos vino como descanso. Por pocos días la Comunidad del Carmen era insuficiente para la Iglesia y más para las Hermanas y Colegio de La Salle.

En 1962-3 intentamos un “modus vivendi”. Nosotros decíamos las misas del Colegio La Salle ordinarias y los domingos bajábamos a tres más en la Capilla. Igualmente íbamos a las semanalmente a las confesiones de los Hermanos. Asistíamos por Témporas a unas diez casas de Hermanas. Como retribución nos daban al mes 1.000 pesetas en los últimos meses; antes, 500.

En 1963-4 nos desligamos del Colegio La Salle y de todo cobro. Decíamos una misa los días laborables en la Capilla y los festivos tres en la Capilla y dos en La Salle.

Al salir a misiones algunos de los capellanes escribieron a Madrid pidiendo más ayuda. A esta demanda se refiere la carta del P. Visitador del 15-1-64. Contesté a la carta enumerando nuestra cooperación continua y gratuita. El P. Visitador reconoció nuestro escrito por carta del 28-1-64. De esta forma se deshicieron los malentendidos de Madrid. En adelante el Superior de abajo –seguramente adoctrinado de la postura del P. Visitador- cambió de táctica y no ha exigido ayuda y ha agradecido lo que se le da. No es, no obstante, un modus vivendi eficaz. Nosotros prácticamente cada día bajan dos a decir misa abajo (estipendiadas en 60 pesetas cada una) y los domingos  nueve abajo y dos al Colegio La Salle. Servimos a 16 casas de Hermanas; las seis de añadidura se deben a la marcha del P. Prieto que, personalmente, atendía casi la mitad de las casas de Hermanas.

A nosotros nos agradaba atender el Colegio la Salle por nuestra cuenta pero de “abajo” no admiten participación en los ámbitos de la fundación de A.H.V y no aceptan partir con nosotros la correspondiente retribución. El cooperar codo con codo sin retribución, se ha observado imposible; no por la renuncia a la suya sino porque los Padres de esta Comunidad no aceptan depender en ese ministerio de otro Superior”. (26-III-64). Sin firmar. Seguramente (por una Nota introductoria del mismo libro) es del P. Antonio Vacas. “Libro de acontecimientos”.

Al abrir el curso 1962-63 se hallaban muchas dependencias a medias; era, no obstante, imposible cambiar la distribución. Esta adolece de graves defectos.

El primer intento de adaptación se hizo en 1964, en el primer trimestre. Un equipo de albañiles, fontaneros y carpinteros prepararon bancos para la capilla de alumnos, altares para la Comunidad cortando unos metros a aquella, un despacho al Prefecto en el (ilegible), butacas para el auditórium; frente al hall se dividió el pretendido bar en biblioteca y recibidor. El bar se instaló en el comedor de medio pensionistas. Se levantó un servicio en la despensa. Se cambió el sistema de agua. Se hizo de nuevo un vestuario entre el frontón y el cobertizo.

Todo esto es insuficiente. Precisamos capilla abajo, unos recreos cubiertos, salas de reuniones, etc…

Una recta colocación de las dependencias es ya imposible: algo se podrá lograr”. (2-V-64). Sin firmar. Seguramente (por una Nota introductoria del mismo libro) es del P. Antonio Vacas. “Libro de acontecimientos”.

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.