Cómo sentarnos bien ante el ordenador

asd

Con motivo del Día de la Seguridad y Salud en el Trabajo, Cruz Roja te ofrece una serie de consejos para que nuestra salud no se resienta durante el día a día en nuestra jornada laboral, sobre todo cuando se trata de sentarnos delante del ordenador.

Pies, rodillas y piernas

Trate de asegurar que apoya los pies firme y cómodamente en el suelo cuando está sentado. Utilice una silla y una superficie de trabajo ajustables que le permitan apoyar los pies firmemente en el suelo o use un reposapiés.

Asimismo, deje suficiente espacio para las piernas y evite que se acumule presión debajo de los muslos cerca de la rodilla y en la pantorrilla. Además, estire las piernas y cambie su posición a lo largo del día.

Espalda

Para garantizar su buena salud, utilice la silla para apoyar totalmente el cuerpo. Es más, distribuya su peso de manera uniforme y use todo el asiento y el respaldo para apoyar el cuerpo. Si su silla tiene un soporte lumbar ajustable, alinee los contornos del respaldo de la silla con la curva natural de la parte inferior de la columna vertebral.

En definitiva, asegúrese siempre de que su espalda tenga un respaldo adecuado.

Antebrazos, muñecas y manos

Cuando utilice el teclado o el ratón, mantenga las manos, las muñecas y los antebrazos en una posición neutra y cómoda, paralela al plano de la mesa. Cuanto tenga que escribir con el ordenador, no inmovilice ni apoye las muñecas en la superficie de trabajo, en sus rodillas o en un descanso para las palmas de la mano

Hay que recordar que si apoya las palmas de la mano mientras escribe, puede dañarse, ya que se verá obligado a doblar mucho las muñecas y los dedos, y restringirá su movimiento.

Ojos

Sabido es que la fatiga ocular es una patología muy frecuente en quienes trabajan pegados a la pantalla del ordenador. Para evitarla, lo primero es bajar el brillo del monitor. Cuando tomemos los descansos, es aconsejable alejarnos de la pantalla.

Factores ambientales

La iluminación general deberá garantizar una luz suficiente y el contraste adecuado entre la pantalla y su entorno. Por ello, la iluminación mínima será de 500 lux. Además, las ventanas no deberán estar enfrente ni en la espalda del usuario del ordenador.

Por último, la temperatura operativa estará mantenida dentro del rango: en verano, entre 23 y 26 º C; en invierno, entre 20 y 24 ºC. Igualmente, la humedad relativa estará entre el 45 y el 65 %.

Tomado de www.el correo.com

 

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.