Convivencia de l@s chic@s del colegio «San Vicente de Paúl» de Las Palmas

1

Los pasados días del 1 al 3 de abril hemos podido disfrutar de un fin de semana diferente con los chicc@s del Colegio San Vicente de Paúl de Las Palmas. En total, entre monitores y alumno@s, eramos 42 los que participamos en la convivencia en la Cumbre de Gran Canaria.

Fueron unos días cargados de experiencias, momentos, miradas, encuentros, complicidades, etc., que nos hacen mirar de otra forma a cada persona, entenderla más, tratarla con más calor y misericordia si cabe, y en definitiva crecer unos con otros.

Porque todo ayuda al enriquecimiento mutuo como: pensar en el destinatario, buscar las condiciones necesarias para conectar mejor con el objetivo que nos marcamos, sintonizar mejor con los responsables. Es sin duda, un esfuerzo que tiene una recompensa muy grande, cuando las cosas salen bien.

Cada convivencia, puedo decir con satisfacción que, a pesar de que en ocasiones uno puede caer en pensar que no hay personas comprometidas a nuestro alrededor, la realidad es que las hay. Hay monitores dispuestos a dar su tiempo y su experiencia colaborando con este proyecto con generosidad. Cuando escribo, pienso en la lista de amigos, ex-alumnos, profesores y conocidos, a los que hemos embarcado en cada convivencia. Nunca, hemos visto tanta dedicación sin recibir nada a cambio, salvo la experiencia de compartir y convivir entre nosotros.

El trabajo de estos días se centró en el valor vicenciano para este curso, “la creatividad”. Partiendo del dialogo y la reflexión elaboramos una lista de las tareas más “creativas” para nosotros, intentando descubrir aquellos “ingredientes” que forman parte de ella. También caminamos, oramos, jugamos, y nos reímos.

Para finalizar, después de vivir al límite de las energías para algunos, valoramos muy positivamente la convivencia porque todos hemos podido sentir y vivir este encuentro con intensidad. De tal manera que volvimos renovados y agradecidos por la oportunidad de poder vivir juntos esta buena experiencia. Es bueno comprobar que todos podemos pensar de forma diferente pero en el fondo de cada uno está el don de la creatividad siempre nuevo.

Agradezco enormemente la bondad de las personas que se unen a estas sanas locuras. Agradezco al Señor, el hecho de que nunca nos hemos visto solos. Agradezco que siempre hay alguien, siempre hay quien acude a la llamada, siempre hay quien se apunta al proyecto. Por todo ello, termino con una de las frases de una de las oraciones de estos días convivencia, “Danos locos Señor, dispuestos a entregarse, dispuestos a vivir esta sana locura de seguirte”.

Antonio Jiménez Medina
Director Titular
Colegio S.V.P – Las Palmas

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.