Textos para la Historia de la CM en España (28 de abril)

Textos para la Historia de la CM en España (28 de abril)

bibliotecaCarta del Vicario general de Menorca al Padre Pinell, elogiando la labor realizada en aquella isla por los PP. Misioneros. 28 de abril de 1758.

Muy Rdo. Sr.: La atención y agradecimiento con que me reconozco deudor a Vm., me obligan a escribir la pre­sente por el motivo de haber concluido en esta isla la mi­sión de estos Padres de la Congregación, y para informar­le de los felices progresos con que Dios ha bendecido sus trabajos.

Ellos han cumplido tan perfectamente su ministerio, que no han discrepado un ápice de la observancia que el Divino Maestro recomendó a sus primeros Apóstoles; pues han brillado en esta isla como la luz puesta sobre el candelero, iluminando con su doctrina e inflamando con su ejemplo los corazones para preservar de la corrupción espiritual a estas pobres almas.

Sea Dios bendito por tanta misericordia y ayúdeme Vm. a darle continuas gracias por los prodigios que se ha dig­nado obrar por medio de estos sus buenos ministros.

Aquí hemos visto públicas conversiones (le herejes; con­fesiones generales, a millares; reconciliaciones de enemis­tades inveteradas, infinitas. Mas, ¿por qué me canso? Dí­ganlo ellos que lo han experimentado, que yo sólo diré a Vm., que ellos han sido los que han renovado en esta isla la inocencia en las almas y han santificado estos pueblos con sus trabajos, lo que no puedo pensar sin enternecerse mis ojos. Bendiga Dios a estos buenos ministros y pros­pere a la Congregación de San Vicente para su mayor glo­ria y bien de las almas.

Toda esta isla queda con la mayor satisfacción de es­tos señores, v al ver ha llegado la hora de su partida, se afligen por su ausencia; pero yo más que todos, pues me veo privado del consuelo que hasta aquí he tenido. Sólo pue­de modificar mi aflicción la esperanza que tengo de que los que ahora han venido de paso, vendrán algún día para per­manecer en esta isla, y a este fin trabajo y trabajaré cuan­to pueda para que se vea confirmada en esta isla la miseri­cordia que Dios ha empezado a usar con estas almas por medio de estos buenos ministros.

Soy deudor al Rmo. General Luis Debrás de una Carta de Hermandad con que me ha favorecido y de una reliquia de nuestro Padre San Vicente; por lo que suplico a Vm. me tenga en adelante como a uno de sus hijos y hermanos, asegurando a los señores de la Congregación que el afec­to [que les profeso será invariable, con el cual espero me darán ocasiones para experimentar esta mi expresión y a Vm. que me mandará en todo lo de su gusto; mientras ruego a Dios guarde la persona de Vm. los muchos años de mi deseo.

I, tn. de Vol, t I más aficionado servidor.

Dr. Gabriel Roig –AMCM. Sig. 4, fol. 35.

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.