El fútbol femenino barakaldés deslumbra al mundo en Suecia

asdUna experiencia «muy positiva». Así es como define el coordinador del Pauldarrak, Iñaki Alonso, la estancia del conjunto fabril en la ciudad sueca de Pitea. Hasta allí se desplazaron hace una semana un total de 64 jugadoras del club baracaldés, las que tomaron parte en el Pitea Summer Games, uno de los cinco mejores torneos de fútbol femenino del mundo, al que acuden centenares de conjuntos de todo el planeta, y en el que las de la Margen Izquierda brillaron con luz propia.

Participaron en cuatro categorías, y en dos de ellas se proclamaron campeonas. El equipo sub’16 y el sub’14 venció a todos sus rivales, éste último deshaciéndose en la fi­nal de un conjunto sueco en la ron­da de penaltis. El sub’15 se procla­mó subcampeón, cayendo ante un equipo finlandés «extraordinario, con un nivel que no solemos ver en Bizkaia», y el sub’12, las más peque­ñas, terminó tercero. «Estamos muy contentos porque hemos logrado unos resultados muy buenos en un torneo en el que la participación y el nivel es muy elevado».

Pero además de jugar durante todo el fin de semana, en los días previos las integrantes del Pauldarrak to­maron parte en diferentes entrena­mientos dirigidos por las jugadoras y el entrenador del Pitea FC, con­junto de la Primera División sueca, al que acudieron a animar a uno de sus partidos ligueros. «Para muchas era la primera vez que salían de Euskadi a jugar y les ha servido para  intercambiar conceptos. Una oportunidad maravillosa en un país que es una referencia a nivel de fútbol femenino en el norte de Europa», señala Iñaki Alonso, destacando las enormes diferencias que existen con lo que se vive en España. «Hay un respeto muy grande por la mujer de­portista, un camino que aún tene­mos que recorrer. Allí las chicas, si tienen nivel, tienen todo el recorri­do que desean por delante, es im­pensable para ellas dejarlo. Tenemos mucho que avanzar en cuanto a ins­tituciones y organización», explica el técnico.

Motivación

Esta no es la primera vez que el con­junto baracaldés sale fuera a jugar, suelen ir a la Costa Dorada en Se­mana Santa, y también han estado en los últimos años en Holanda y Noruega. «Lo hacemos para poder competir, porque desgraciadamen­te en Euskadi el fútbol femenino no recibe todo el apoyo que se le debería dar, y más en Bizkaia con un club como el Athletic. Las chavalas, ade­más de lo deportivo, necesitan otro tipo de motivaciones». Además del nivel del torneo, lo que ha diferen­ciado este viaje ha sido la dimen­sión de la expedición. Nunca antes habían movilizado a tantas jugado­ras. A las 64 les acompañaron 8 miembros del cuerpo técnico y 28 padres y madres. «Allí en esta épo­ca no se hace de noche, es como un amanecer perpetuo. Todas las categorías jugaron un partido a las once de la noche. Es algo bonito, aunque costaba adaptarse para dormir».

Esta participación supone para el Pauldarrak dar un impulso más a un deporte en el que, en el ámbito femenino, llevan trabajando los últimos 12 años. Empezaron con un equipo alevín y ahora cuentan con presencia en todas las categorías con más de un centenar de jugadoras. Su primer equipo milita en la Segunda División, el que dirigirá desde este verano el propio Iñaki Alonso.

Laura González

Tomado de EL CORREO.COM

 

 

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.