El tiempo especial de Misión en Puente Tocinos (y 2)

Ya comenté en la nota anterior que a lo largo de estas dos semanas hemos estado en contacto diario con un grupo de alrededor de 80 personas a las que hemos intentado motivar para que sean parroquia misionera, asumiendo con ilusión la llamada a la Nueva Evangelización.

Partiendo del encuentro que tuvimos el sábado 19 por la tarde, en la segunda semana determinamos en primer lugar el objetivo del momento fuerte de abril: Una familia con valores cristianos. Según nos han sugerido, para ello tenemos que empeñarnos en educar a todos en estos valores fundamentales. Por otra parte, de esta tarea no queremos que queden al margen ni los jóvenes ni las personas que están viviendo situaciones familiares difíciles. A ellas queremos dedicarnos con cariño especial.

Y vuelvo a repetir que el objetivo lo han señalado las personas que han participado en este tiempo de preparación; no ha sido algo dictado desde arriba. Esta forma de programa no es sencilla, pues nos exige una gran atención y capacidad de discernimiento para ver como se puede ir realizando el deseo de Jesús de adelantar su Reino, como dice el himno eclesial siendo raza nueva.

Así, durante toda la semana, al hilo de sus sugerencias y posibilidades, hemos ido trazando un pequeño plan de preparación, con la mirada puesta en el momento fuerte que tendremos en abril y, naturalmente, contando con las posibilidades del grupo.

P1020865Han sido unos días intensos de reflexión y de diálogo que nos han llevado a reprogramar diariamente tanto los encuentros sobre la base del objetivo como las posibilidades futuras. A la vez, y esto probablemente es lo más importante, se ha ido perfilando un grupo de “misioneros seglares parroquiales” que con ilusión y también un poquito de miedo continuarán la tarea de preparación del momento fuerte de abril.

Ahora nos toca a nosotros ofrecerles pistas para que este trabajo que quieren emprender les sea más fácil, tanto a los laicos como al párroco.

Esta ha sido la tarea principal. Pero quiero resaltar también la labor realizada con un grupo de 8 parejas de novios junto con sus cuatro Monitores. Unas cuantas expresiones suyas escogidas al azar muestran la ilusión vivida tanto por las parejas como de sus monitores:

Uno de los Monitores: Me ha encantado el ambiente de amistad y cercanía que hemos vivido, pues a veces tenemos actitudes que más que acercar, alejan.

Un participante: Yo tenía desde fuera una idea de la Iglesia distinta de ahora, cuando he estado dentro.

Otro: Yo vine con prejuicios, pero el primer día me quité las gafas.

Más novios: Fijaos si hemos estado a gusto para dejar los partidos de futbol por venir.

Otro, con buen humor: Si hubiera sabido que íbamos a trabajar tanto, no sé si hubiera venido.

Una chica, también con humor: Yo me desvelo mucho por la noche y esta noche cuando me he desvelado me ha parecido oír en la radio las canciones que cantamos y me he puesto a cantar “Sancho, Quijote…”

Un colombiano asistente: Yo necesitaba encontrar amigos (y parece que los ha encontrado pues unas voces frecuentes eran): “Wilson, presidente”.

Algunos afirmaban: Sería bueno que siguiéramos. Eso mismo les aconsejó el casado que vino de Águilas a dar testimonio de su experiencia: Quiero daros un consejo, que continuéis como grupo.

He añadido estos testimonios porque me parece que sólo ellos valen por todo un artículo de formación.

Quienes hayáis seguido a través de la web misiones-populares.es os habréis dado cuenta que ha habido otros trabajitos. Por ejemplo, el intento de reflotar alguno de los Grupos de Encuentro del anterior tiempo fuerte de misión que nos ha sugerido el párroco.

P1020866La otra tarea en que nos hemos implicado ha sido de apoyo, sobre todo para ir configurando un grupo de Jóvenes comprometido. En el Instituto se da la nada despreciable cifra de un 67% de asistencia a la clase de religión. Pero esto no significa todavía que sean un grupo de cristianos convencidos. Es tan sólo un signo a tener en cuenta y además un “reto” en orden al tiempo especial de abril, pues no coincide este dato con la participación en actos eclesiales.

Ni que decir tengo que un buen broche de oro fue el concierto de Canción Cristiana, acompañado de sabrosas reflexiones, que nos ofrecieron Paco Martínez, Javier F. Chento y Amalio and family.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.