Encuentro de Pastoral juvenil y vocacional

 Durante los días 3 y 4 de Noviembre, nos reunimos en Zaragoza los delegados locales de Pastoral Vocacional y Juvenil, así como los miembros del Equipo Provincial de Pastoral Vocacional, junto con nuestro Visitador.

El primer día se ofreció la formación a cargo de D. José Joaquín Tárraga, sacerdote diocesano de Albacete, junto con su equipo de Pastoral Juvenil de Diócesis de Albacete, Roberto Gallego y Remedios Egido, catequistas y especialistas en la Pastoral Juvenil, y muy unidos a la Familia Vicenciana.

El tema de este año ha sido “Herramientas de Pastoral Vocacional”. Se comenzó recordándonos que se ha de partir del estudio de la realidad; y que todo plan debe estar concebido sobre los pilares de especificidad, que sea medible, que pueda ser alcanzable, por supuesto que sea relevante, y temporizado.

Hicieron especial hincapié en que no se trata tanto de cambiar el carisma, sino de renovarlo, aplicarlo en el aquí y en el ahora, haciendo propuestas de sentido para el joven de hoy, tan atado a las redes sociales. Hemos de aprender a ver estas como un nuevo Continente al que hemos de acudir para poder evangelizar a un joven que no se acerca ya a nuestras parroquias y nuestros espacios, pero al que no debemos abandonar.

Iremos pasando, desde un primer momento de emoción (inteligencia emocional), a un periodo final de Trascendencia (inteligencia espiritual), atravesando otros peldaños de inteligencia simbólica e inteligencia existencial. Se trata de diversos grados para acompañar al joven en su proceso madurativo. Todo ello sin descuidar nuestros lugares habituales, que han de ser abiertos, facilitadores del encuentro, en el que las personas no se vean juzgadas sino acogidas, y en el que ellos puedan socializarse. Hay que pasar del puro “reclutamiento” a la invitación a ser jóvenes santos, de manera que ellos se vean como un don para los demás.

Para ello, no debemos aparecer como maestros que enseñan al que no sabe, desde una superioridad moral, sino como compañeros de camino que han pasado anteriormente por esa experiencia, y que les acompañan porque conocen los recovecos por los que transitará el joven. Roberto lo representó muy gráficamente haciendo referencia a la cultura japonesa de la que es un gran conocedor: El Sensei, “Maestro”, sería Jesucristo. Y el Senpai, “acompañante experimentado”, nosotros.

Reme nos dio un toque de atención para no olvidar las herramientas que Dios ha puesto en manos de cada uno de nosotros. Se nos pide una colaboración que sea coral, no de instrumento solista, una colaboración en la que todos aportemos lo que cada uno sabe hacer al servicio de esos jóvenes, de la Provincia, de la Congregación y, en suma, de la Iglesia.

Y se trata, finalmente, de no descuidar los ambientes por los que se mueve el joven, haciéndonos presentes y cercanos, y trabajando conjuntamente con sus familias.

La segunda jornada estuvo dedicada a la exposición del P. Josico Cañavate del contenido de los Encuentros de Pastoral Vocacional ofrecidos desde la Curia General, y del encuentro en Roma con la CEVIM, acompañando al P. Visitador junto con los demás Visitadores y Coordinadores Vocacionales. Se nos recordaron dos preguntas que el P. Cencini dejó en el aire: una sobre el CONTENIDO: ¿Qué imagen proyectamos de Dios?. Y la otra sobre el MÉTODO: Es muy importante, y ello guarda relación con lo que los ponentes del día anterior nos indicaban, que a tiempos nuevos, métodos nuevos para alcanzar un mismo fin. Dios llama siempre. Y si Dios llama, es porque ama. O ama, y por eso llama. No podemos por tanto aplicar métodos que dieron muy buen resultado en el pasado, pero que hoy están claramente desfasados: “A vino nuevo, odres nuevos” (Lc 5, 33-39)

A continuación, junto con el P. Visitador, nos habló acerca de las líneas para la promoción de las vocaciones en Europa y Oriente Próximo. Diez criterios de actuación:

  • Rezar por las vocaciones.
  • Renovar nuestra actividad misionera con valentía, cuidando el “ser”, y no tan focalizados en el “hacer”.
  • Prever la formación permanente de todos los cohermanos en materia de promoción y cultura vocacional.
  • Organizar encuentros de oración por las vocaciones con nuestros fieles, especialmente con los jóvenes.
  • Hacer llamamientos vocacionales en parroquias, colegios, misiones populares, etc.
  • Colaborar, en este sentido, con todas las ramas de la familia vicenciana: HH.C, JMV, AIC, etc…
  • Tener la audacia de utilizar las redes sociales, mostrando el verdadero rostro de la vocación vicenciana.
  • Organizar tiempos de discernimiento y acompañamiento personal y grupal.
  • Prestar mucha atención a la motivación para evaluar posibles incoherencias psicológicas que puedan subyacer en ella.
  • Volver a reunirse los Visitadores y Coordinadores Vocacionales de Europa y Oriente Próximo cada tres años a fin de evaluar el proceso, actualizándolo.

Desde estas humildes líneas, os animamos a todos a estar muy pendientes de las vocaciones, así como a mirar nuestras páginas vocacional y provincial: serpaul.org  y pauleszaragoza.org

Joaquín Estapé, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.