Eucaristía en Acción de Gracias por la beatificación de los mártires

El arzobispo de Madrid preside la Misa de acción de gracias por la beatificación el sábado de 60 mártires vicencianos

«Nos hemos reunido en la santa iglesia catedral de Santa María la Real de La Almudena para dar gracias a Dios por la beatificación de estos 60 miembros de la familia vicenciana. Ellos nos dan a conocer con su vida el mensaje de Jesucristo.

Su vida es un libro escrito con su propia sangre. Ellos han fundido en su existencia el amor a Dios y al prójimo. Nos dan una lección sobre lo que es evangelizar pues, dando su vida por amor a Cristo y perdonando a quienes se la quitaban, nos recuerdan dónde está la clave de la auténtica evangelización»: así arrancó la homilía del cardenal Osoro de este domingo en la Misa con la que la Iglesia que peregrina en Madrid agradecía la beatificación el sábado de 60 mártires vicencianos.

Estos son, explicó el arzobispo de Madrid, un espejo en el que hoy deben mirarse tanto los seguidores de san Vicente de Paúl como el resto de cristianos. «Ante los desafíos que nos plantea esta nueva época en la que estamos inmersos, unamos nuestras vidas a estos mártires por la causa de Cristo y de la verdad de los hombres. Y, junto a ellos, renovemos nuestra fe, proclamando con alegría a los hombres de nuestro tiempo la misma noticia por la que ellos dieron la vida: Jesucristo. Por Él y solamente por Él somos libres del pecado y de toda clase de esclavitud, y estamos dispuestos con su gracia y con su amor a vivir y construir nuestro mundo en la justicia de Dios que va más allá y más al fondo que la de los hombres, y a construir la fraternidad siguiendo los pasos y las huellas del Señor».

En este sentido, el purpurado alentó a dejarse «envolver por la sabiduría de Dios» para amar y perdonar, a ser «conscientes de la suerte de quien da la vida por otro» porque «en la vida y en la muerte somos de Dios» y, por último, aludiendo al Evangelio del día, a estar «preparados» para «acoger la plenitud de la vida que ofrece a todo ser humano en Cristo». «Los mártires hoy nos hacen estas preguntas: ¿vivo con el amor de Cristo? ¿Cómo estoy de sensatez, es decir de amor de Cristo? ¿En qué grupo me sitúo en este momento de mi vida? Los mártires nos dicen que estamos llamados a llenar de luz la noche, a llenar este mundo del amor mismo de Dios, a llenar esta tierra del gozo del Evangelio», concluyó.

Junto al cardenal Osoro concelebraron el secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el español José Rodríguez Carballo, O.F.M; los obispos de Orense, Mondoñedo-Ferrol, y el auxiliar de Madrid; el superior general de la Congregación de la Misión, padre Tomaz Mavric, C.M.; y varios episcopales y presbíteros. Entre los asistentes también estaban la superiora de las Hijas de la Caridad, sor Kathleen Appler F.d.C. y numerosos miembros de la familia vicenciana.

Puedes oír o leer la Homilia completa del Cardenal Osono.

HOMILIA CARDENAL OSORO-12-11-17

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *