«Evangelii Gaudium en clave de parroquia misionera» (Pedro Jaramillo Rivas, PPC, 2015)

jaramilloEstamos en el “efecto Francisco”. El Papa con sus gestos, palabras, discursos, mensajes está en boca de todas la gentes. En la de aquellos que le aplauden y en la de aquellos que piensan de otra manera. Los pobres de mi barrio, El Cerrico y La Milagrosa en Albacete, los gitanos y los payos, ”los del culto” y los “católicos” no pueden ocultar su admiración por él. Es el tema de nuestras conversaciones cuando me encuentro en sus reuniones familiares en la puerta de sus casas, ahora que hace buen tiempo, o cuando visito sus casas. También está en manos de las casas editoriales y en la pluma de escritores, pastoralistas y teólogos. Hay una pléyade de escritores y una “parvada” de libros sobre el Papa Francisco. De entre los libros he escogido dos de sumo interés para los que tenemos el ministerio parroquial. El libro de Herminio Otero, Evangelii Guadium con notas marginales. Y el libro de Pedro Jaramillo Rivas, Evangelii Gaudium en clave de parroquia misionera. Ambos en PPC. Me atrevería a decir que este debería ser el manual de todo misionero Paúl que trabaja en parroquias. Cierto que tenemos buenas directrices de lo que debe ser una parroquia vicentina. Orientaciones emanadas de la Curial General y de la Curia Provincial. Nuestras bibliotecas comunitarias los guardan como oro en paño.

El título de este libro fue el tema de nuestra última reunión de Formación Permanente, que tuvo lugar en nuestra comunidad de Albacete, -13-4-2015. El autor ya había hecho antes un esbozo de todo el documento en clave de parroquia misionera, pero ahora lo edita en un libro de 229 páginas poniendo carne en cada uno de los enunciados. Es decir, ha ido aplicando el documento desde su preparación intelectual, y experiencia pastoral. Ahora trabaja en la periferia, en una parroquia de 100,000 habitantes en Guatemala, San Juan de la Cruz, después de haber sido profesor de Sagrada Escritura, Vicario General, Secretario General de Caritas Española y de Caritas Internacional. Es necesario tener muy presente, como el mismo dice y confirma en el prólogo su amigo, el Obispo de actual de Madrid: “No es un ensayo sobre la parroquia en la Evangelii Gaudium, sino más bien una lectura de dicho documento en clave de parroquia misionera”.” Es un acercamiento desde lo concreto. Así asimilamos mejor su mensaje cuando lo aplicamos a una realidad pastoral a la que debemos tanto y con la que nos sentimos muy especialmente vinculados. ”El Dr. Jaramillo divide su estudio en dos partes. Primera Parte: La reforma de parroquia (EG 28) en el contexto de la reforma de la Iglesia. Es un comentario breve que va desde la pág. 21 a la 33. Se centra en el n. 28 pero desde el contexto del N. 27 y 33. Pone el acento en una pastoral “impostergable”, es decir, una renovación que no puede esperar. Una pastoral de cambio de estructuras y de una conversión pastoral, no tanto personal. Una pastoral desde el objetivo de la reforma de la Iglesia. Agradecemos el recuadro que pone al final de cada comentario, una invitación a la reflexión y a preguntas concretas. Segunda parte : Imagen de la parroquia desde la imagen de la Iglesia. Su método es una lectura detenida de cada capítulo, enunciando el título del mismo, los apartados y números que comprende dicho enunciado. La gran habilidad de este autor esta en hacer de cada apartado un frase que resume dicho apartado, luego comentarla de una manera ágil, concreta y sencilla al estilo de su amigo el Papa Francisco. Al leer sus comentarios vemos que están salpicados de frases, dichos y palabras que usa el Papa. Como botón de muestra podemos citar :” un Iglesia en salida, olor a oveja, cara avinagrada, cara de cuaresma, el confesonario no es una sala de torturas ni una tintorería, complejo de campanario, complejo de Jonás, prefiero una Iglesia accidentada a una Iglesia enferma, etc., etc.”

E.G. consta de cinco capítulos después de la bella y evangélica introducción:” La Alegría del Evangelio. Capítulo primero: la transformación misionera de la Iglesia; Capitulo segundo: En la crisis del compromiso comunitario; Capítulo tercero: El anuncio del Evangelio. No puedo resistirme a hacer una invitación sobre la homilía y su preparación N.135-151. Capítulo cuarto: La dimensión social de la evangelización; Capítulo quinto:: Evangelizadores con espíritu. No olvidemos la hermosa oración a María, Madre de la evangelización con que termina el documento. La exhortación del Papa respira pasión por los cuatro costados. Un deseo grande, apasionado por volver al Jesús del Evangelio. Y me encanta la metáfora del Obispo de Madrid y que recordaremos con frecuencia en este año de “Misericordiae Vultus”: La Iglesia es como la piscina de Betesda, cuyas aguas han sido agitadas por nuestro querido Papa Francisco.

El documento del Papa y el libro que acabo de reseñar son dos libros de cabecera de todo misionero que trabaja en parroquias.

Heliodoro del Cerro

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.