Experiencia con los misioneros paúles de la comunidad de Albacete

Mi nombre es Alejandro, y soy un joven de Cartagena que durante cuatro días de julio he estado conviviendo en la comunidad de los Padres Paúles de Albacete. El motivo por el que decidí vivir esta experiencia fue principalmente realizar un poco de discernimiento y conocer la labor misionera y social llevada a cabo por la comunidad en Albacete. Podría decir que llegué sin saber muy bien lo que me podía encontrar, y me voy diciendo que ha sido una experiencia corta y única.

Durante estos días, he trabajado y he visitado a familias que viven en la zona de Albacete del barrio de las 600, conocido por muchos como uno de los barrios más marginales de España. Además, he podido ver la labor realizada por los Padres (Misioneros Paúles), en el Hospital Universitario de Albacete, donde visité enfermos y conocimos gracias a la celebración de la Eucaristía grandes testimonios que demuestran las dificultades del día a día de la gente, y como Jesucristo está presente en sus vidas. Pero lo que más destaco es el hecho de haber podido participar en el Proyecto Educativo de Infancia llevado a cabo en el barrio por las Hijas de la Caridad donde he tratado con niños con diferentes realidades y dificultades.

Con los niños realicé actividades tan simples como ver fotos de su campamento en la asociación, darles el almuerzo o ir a la piscina, pero a la vez tan significativos. Son niños que durante el curso escolar asisten a la asociación del barrio por las tardes, justo al terminar las clases, con el objetivo de estar el menor tiempo posible en las calles del barrio, y estar en un ambiente de amor, respeto y amistad. He podido conocer a personas que, en sólo cuatro días, me han dado su cariño y me han mostrado su inocencia y amor, a pesar de sus problemas personales y familiares. Considero que me llevo un pedazo pequeño de c ada uno de ellos y en especial la sonrisa que nunca se les quitaba de la cara. Podría decir con emoción que en estos días he descubierto a Cristo en los pobres, en estos niños.

Me gustaría dar las gracias a los Padres Paúles, y en especial a Josico, por permitirme tener esta experiencia de vida y misión; a todas las personas con las que he convivido estos días y a la gente del barrio con la que he podido relacionarme. Estoy muy feliz de ver que Cristo se encuentra entre nosotros y que siempre nos acompaña en el camino.

Alejandro Castejón Teruel

“Al servir a los pobres se sirve a Jesucristo” (SVP).

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.