Fallece el P. Venancio Goyeneche Sabalza, C,M,

venancio-goyeneche-depHoy, día 2o de noviembre, a las 20:30 p.m. ha fallecido el P. Venancio Goyeneche Sabalza, C.M. en nuestra Comunidad residencia-enfermería de Pamplona dónde quedará instalada la capilla ardiente.

Pasado mañana, martes, día 22, a las 10:30 a.m. celebraremos la Misa Funeral de cuerpo presente en la Iglesia de la Milagrosa de Pamplona. Tras la eucaristía será conducido al cementerio para su eterno descanso.

Rogamos a todos una oración por el eterno descanso de su alma y por sus familiares para que sostenidos por la esperanza cristiana sientan paz y confianza en Dios que le resucitará, con Cristo, en el último día.

Q.D.E.P.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Rosalino dice:

    Descanse en paz, muy estimado Padre Venancio. Bien se lo merece después de tantos años de evangelización de palabra y de obra. Me alegro de que usted había sido mi primer professor de español. Todavía me acuerdo de cómo nos hacía repetir «Cecilio Zazpe Aspiroz» para que aprendiéramos a pronunciar debidamente la c y la z y distinguir su sonido del de la s. Siempre guardo y guardaré gratos recuerdos de usted, de su sencillez, su humildad, y su bondad tan notable que incluso cuando tenía que imponer la disciplina, como nuestro prefecto de disciplina en la apostólica, se veía en el rostro la pena que le daba a usted el hacerlo. Y me reiré de mí mismo por las siguientes palabras de despedida, puestas en música, que le dirigí cuando usted regresaba de los EE.UU a España:

    Misionero y mi maestro,
    Ya se va para no volver;
    Pronto hablar con usted no logro,
    Tampoco no le podré ver.

    Pero váyase en paz, buen Padre,
    Adoquier le envíe el voto,
    Y ojalá que allí encuentre
    Al Pobre de unción objeto.

    Le bendiga el Padre eterno,
    Y le otorgue buena salud;
    De su Santo Espíritu lleno,
    Proclame usted su plenitud.

    Y por fin, Oh mi Padrecito,
    Le suplico no se olvide,
    Que esta foto y este librito
    Ayuden a que se acuerde.

    Favor de interceder delante de Dios por mí y mi famlia. Mil gracias, buen Padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.