Febrero en Puerto Cortés (Honduras)

Tras el breve “invierno” de diciembre y enero (con una temperatura media de 20-22 grados), vuelve el calor sofocante a Puerto Cortés. También regresa poco a poco la rutina. Los universitarios inauguraron el nuevo curso a mediados de enero. Los niños y adolescentes volvieron a sus clases a principios de febrero. Vuelven también para la comunidad las salidas a la montaña, que nos permiten tomar aire fresco y hacer realidad la “Iglesia en salida” que pide el papa. En la parroquia, cada grupo, cada comunidad y cada pastoral hace su plan para el año. Un año marcado en la diócesis por el cierre de un ciclo: Monseñor Ángel Garachana cumple 75 años, y nos ha pedido una revisión profunda del plan pastoral diocesano, para elaborar un nuevo plan que abarque los próximos seis años. Las cinco prioridades definidas por el sínodo diocesano de 2013 (discipular, comunitaria, pascual, misionera y samaritana) siguen vigentes, pero es necesario concretarlas en líneas de acción y propuestas concretas que puedan animar la labor pastoral de nuestra diócesis en los próximos años.

Las obras sociales de la parroquia siguen funcionando. Ozanam inicia el curso con los nuevos alumnos. El consultorio médico sigue ofreciendo sus servicios a las personas de escasos recursos. Un anciano nuevo se incorpora al hogar de ancianos. En el hogar de niños tenemos cuatro niños nuevos, y estamos contentos porque hemos arreglado el campo de fútbol, ya no se inunda cuando llueve y hemos mejorado la iluminación. Solo falta que crezca el césped.

Comprobamos una vez más que la Iglesia en Honduras es realmente la “Iglesia de los laicos”. Sin el servicio entregado y generoso de tantos delegados, catequistas y animadores nuestra labor aquí sería casi insignificante, irrelevante. Los animadores de jóvenes, más de treinta, recibieron el envío en la Eucaristía del domingo 10. Una forma de expresar su compromiso y el servicio que prestan en nombre de la Iglesia. Ese mismo día se reunía en Puerto Cortés el consejo nacional de Juventudes Marianas Vicentinas. Entusiasmo e ilusión por seguir haciendo vida el carisma de san Vicente. Los catequistas de infancia y adolescencia se reunieron el domingo 17 para su formación mensual; más de cien catequistas, derrochando buen ánimo y alegría. La pastoral de la salud también hace su trabajo, y, el domingo 10, celebraron el sacramento comunitario de la unción en la sede parroquial, con casi 80 ancianos y enfermos. La pastoral vocacional parroquial se reestructura, incluyendo más laicos en el equipo. Las orientaciones del sínodo nos serán de gran ayuda. El sábado 2 de febrero la comunidad preparó una jornada de puertas abiertas; dos jóvenes nos acompañaron compartiendo la oración, el testimonio de vida y la fraternidad. Por su parte, la pastoral garífuna de Travesía se prepara para acoger en octubre el Festival Nacional de Pastoral Garífuna.  El trabajo que queda es bastante, pero la emoción es mayor. También el consejo pastoral parroquial se ha reunido este mes; fue el sábado 16. Pudimos compartir con los responsables de cada pastoral las inquietudes y proyectos para este año 2019 que estamos estrenando.

Son muchos los retos en este año; pedimos al Señor que no nos falten la energía, la alegría y la perseverancia para llevarlos a cabo.

Iván Juarros, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.