III Jornada Familia Vicenciana 2018 – Barcelona

Tercera Jornada de la Familia Vicenciana,
21 de abril – María Reina.  / Av. Vallvidrera 34 / BARCELONA

Horario:

9,30: Acogida

10,00: Bienvenida por Sor Juana M.ª Belzunegui y el P. Enrique Alagarda

            Oración.

10,30: Dinámica dirigida por el Hno. Paco Berbegal c.m.

11,45: descanso y café

12,15: continuación de la dinámica.

13,30: descanso

14,00: comida

16,00: Eucaristía

17,00: Final y despedida.

 

Crónica de la Jornada

Tuve la gran suerte de acudir, junto a Sor Juana M.ª Belzunegui, Visitadora de España Este, al Tercer Encuentro de la Familia Vicenciana de Barcelona.

Comenzó la Jornada con la acogida a los asistentes, seglares Hermanas y misioneros, por parte de Sor Juana M.ª, y la presentación del encuentro, por el P. Enrique Alagarda que nos lanzó esta pregunta para que nos rondara como “leitmotiv”, durante todo el día:

¿Por qué no tú? ¿Por qué no ahora? ¡Se vicenciano!

La formación corrió a cargo del Hno. Paco Berbegal, misionero paúl, que tituló la charla: “Actualidad del Carisma Vicenciano”.

Y de una manera ágil, didáctica, cercana y comprensiva; con preguntas y reflexiones compartidas al momento; con canciones y videos; y, sobre todo, con una comunicación de experiencias que se están dando en nuestros días, fuimos viendo cuál es el buen hacer y el quehacer de un vicenciano en el mundo actual y cómo debemos responder a nuestra vocación viviéndola.

Comenzó recordando que el Papa Francisco había hecho una urgente llamada a los cristianos a vivir la fe saliendo hacia las periferias:

“La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no sólo geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria”.

Además de acoger con los brazos abiertos a las personas heridas por la vida y cansadas del camino, deberíamos estar también dispuestos a salir a las plazas y a los lugares en los que malviven los alejados para actuar con ellos como buenos samaritanos y como auténticos misioneros. ¿Lo estamos haciendo? Como Jesús, hemos de llamar a todos al seguimiento, aunque la respuesta pueda ser negativa.

Y, se lanzó al aire la primera pregunta:

  1. ¿Por qué es actual nuestro Carisma Vicenciano?

Nos lleva a salir, …. A organizar la Caridad, … A atender la realidad y discernir, … A promocionar a las mujeres, … Nos invita a soñar.

Tras el primer cuchicheo compartiendo la reflexión personal con los vecinos, escuchamos el primer testimonio sobre “La pobreza de la mujer en el mundo”, de boca de la directora del Llar de Pau, Maribel. Allí trabaja diariamente con esa realidad. Fue un testimonio muy emotivo.

  1. La segunda fue: Revestirse del Espíritu de Jesucristo:

Confiando en Dios, … Que nos invita a dar la vida, … En relación personal, … Seguros de que está aquí, … Siendo y haciendo discípulos, … Con humildad y sencillez.

Nuevos cuchicheos con los vecinos para compartir las reflexiones personales, y nuevo testimonio, teniendo de fondo lo que es “la entrega de la vida desde la sencillez”.

May Domínguez, profesora, voluntaria en distintas obras de las Hijas de la Caridad (Vincles, Obra Social, …), miembro de la AIC y muy comprometida con una opción de vida de servicio a los más pobres. Su testimonio, muy profundo.

  1. La tercera fue: ¿Qué supone vivir la Misión compartida?

Sentirse Iglesia, … Con vocación propia, … Elegida desde la libertad, … Valorando la diversidad, … En corresponsabilidad, … Con plena identificación con el Carisma.

Nuevos cuchicheos compartiendo el mensaje de esta tercera reflexión, y nuevo testimonio de Miguel Ángel Pérez, antiguo miembro de JMV y trabajador en la Compañía de las Hijas de la Caridad.

Terminó la Formación y descansamos unos minutos antes de compartir fraternalmente una comida abundante y gustosa.

La celebración de la Eucaristía, presidida por el P. Enrique Alagarda y concelebrada por los padres Patricio Sabater, Samuel Finley y Julián Arana, cerró la Jornada de la Familia Vicenciana en Barcelona. Una gran jornada, en la que todos llenamos nuestros depósitos de energía para seguir trabajando en las periferias por el Reino.

El carisma vicenciano, a pesar de los 400 años, está muy vivo y es muy actual en la iglesia. Solo hace falta personas que lo encarnen y lo vivan en el mundo y la iglesia actuales, con el espíritu y el celo de Vicente de Paúl y Luisa de Marillac, tras los pasos de Jesús.

Que ellos nos ayuden a seguir los Pasos de Jesucristo, evangelizador de los pobres.

Julián Arana, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *