Liturgia de la Eucaristía en la fiesta del beato Marco Antonio Durando

DÍA 10 DICIEMBRE

BEATO MARCO ANTONIO DURANDO

Presbítero, Memoria

El bienaventurado Marco Antonio Durando nació el 22 de agosto de 1801 en Mondovi (Italia). El 12 de junio de 1824 fue ordenado sacerdote en la Congregación de la Misión. Casi toda su vida de sacerdote la pasó en Turín, en donde fue Superior y Visitador de la Provincia Norte desde 1855 hasta su muerte, el 10 de diciembre de 1880, a la edad de 79 años. Las misiones populares, las obras de la caridad a favor de los pobres, enfermos y moribundos; el impulso de las misiones ad gentes, la propagación de la Medalla Milagrosa, la atención a las Hijas de la Caridad, fueron su dedicación durante sus largos años de ministerio. En momentos difíciles fue el organizador y el gran impulsor de la Congregación de la Misión y de la Compañía de las Hijas de la Caridad.

En 1865, juntamente con Luisa Borgiotti, fundó las “Hijas de la Pasión de Jesús Nazareno”, llamadas después “Hermanas Nazarenas”; que tienen como carisma la devoción a la Pasión de Jesús, y como fin la asistencia domiciliaria, diurna y nocturna, de los enfermos y de la juventud abandonada. Murió en Turín el 10 de diciembre de 1880. Fue beatificado por Juan Pablo II el 20 de octubre de 2002.

Antífona de entrada Jr 3, 15

Os daré pastores conforme a mi corazón, que os apacienten con ciencia y experiencia.

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios, que has santificado al beato Marco Antonio, sacerdote, mediante la contemplación de la Pasión del Señor haciéndolo resplandecer por el don de consejo y por la solicitud hacia los pobres y los enfermos, concédenos que, siguiendo las enseñanzas del Evangelio, con su ejemplo e intercesión, te amemos con amor de hijos. Por nuestro Señor.

LITURGIA DE LA PALABRA Feria o bien: Lectura del Apóstol san Pablo a los Corintios 1, 18 – 25

Hermanos, el mensaje de la cruz es necedad para los que están en vías de perdición; pero para los que están en vías de salvación – para nosotros – es fuerza de Dios. Dice la Escritura: destruiré la sabiduría de los sabios, frustraré la sagacidad de los sagaces. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el sofista de nuestros tiempos? ¿No ha convertido Dios en necedad la sabiduría del mundo? Y como en la sabiduría de Dios, el mundo no lo conoció por el camino de la sabiduría, quiso Dios valerse de la necedad de la predicación, para salvar a los creyentes. Porque los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los llamados – judíos o griegos – un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL Sal 22, 2-3a. 3b-4.5.6

R/ El Señor protege el camino de los justos.

  • Dichoso el hombre
    Que no sigue el consejo de los impíos,
    ni entra por la senda de los pecadores,
    ni se sienta en la reunión de los cínicos,
    sino que su gozo es la ley del Señor,
    y medita su ley día y noche.
  • Será como árbol
    plantado junto al borde de la acequia;
    da fruto en su sazón,
    y no se marchitan sus hojas;
    y cuanto emprende tiene buen fin.
  • No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento.
    En el juicio los impíos no se levantarán
    ni los pecadores en la asamblea de los justos.
    Porque el Señor protege el camino de los justos,
    pero el camino de los impíos acaba mal.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 12, 38 – 42

En aquel tiempo algunos de los escribas y fariseos le dijeron a Jesús: Maestro, queremos ver un signo tuyo. Él les contestó: esta generación perversa y adúltera exige un signo; pues no se le dará más signo que el del profeta Jonás. Tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre del cetáceo: pues tres días y tres noches estará el Hijo del Hombre en el seno de la tierra. Cuando juzguen a esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que la condenen, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás y aquí hay uno que es más que Jonás. Cuando juzguen a esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que la condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra, para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.

Palabra del Señor

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos al Señor, nuestro Dios, al celebrar la memoria del Beato Marco Antonio y digamos: Padre, escúchanos.

  1. Por la Iglesia, para que fiel a su misión, lleve la buena noticia de la salvación a todos los hombres, oremos al Señor.
  2. Por el Papa y los obispos, a quienes Cristo ha confiado el cuidado de todas las Iglesias, oremos al Señor.
  3. Por nuestro mundo, amenazado por la violencia, el terrorismo y la guerra: para que encuentre caminos de paz y justicia, oremos al Señor.
  4. Por los religiosos y religiosas, por los laicos, comprometidos en la acción evangelizadora de la Iglesia, oremos al Señor.
  5. Por los que viven marginados de la sociedad y los que se sienten desamparados, incomprendidos, despreciados, oremos al Señor.
  6. Por los pobres y los enfermos, por los prisioneros y refugiados, por los emigrantes y los que sufren soledad y abandono, para que encuentren en nosotros comprensión, servicio, amor y compañía, oremos al Señor.
  7. Por todos los miembros de la Familia Vicenciana, llamados a participar en la solicitud pastoral de la Iglesia, para que renazcamos a una vida nueva en santidad y justicia, oremos al Señor.

Escucha, Señor, las plegarias de tu Iglesia, que pone su confianza en tu amor y su mirada en el bienaventurado Marco Antonio. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Guarda, Señor, esta tu familia, reunida en torno al altar y, por la intercesión del bienaventurado Marco Antonio Durando, manténla siempre en tu caridad, par que sea digna de ofrecerte el sacrificio de alabanza. Por Cristo Nuestro Señor.

PREFACIO Las maravillas del poder de Dios

V/ El Señor esté con vosotros
R/ Y con tu Espíritu

V/ Levantemos el corazón
R/ Lo tenemos levantado hacia el Señor

V/ Demos gracias al Señor nuestro Dios
R/ Es justo y necesario

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios Todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.

Porque mediante el testimonio admirable de tus santos fecundas sin cesar a tu Iglesia con vitalidad siempre nueva, dándonos así pruebas evidentes de tu amor. Ellos nos estimulan con su ejemplo en el camino de la vida y nos ayudan con su intercesión.

Por eso, ahora, nosotros, llenos de alegría, te aclamamos con los ángeles y los santos diciendo:

Santo, Santo, Santo…

Antífona de Comunión Mt 20, 28

El Hijo del Hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

ORACIÓN FINAL

Oh Dios, nuestro Padre, que nos has alimentado con el pan de la vida, haz que, siguiendo el ejemplo del bienaventurado Marco Antonio Durando, te honremos con un fiel servicio y nos prodiguemos con caridad incansable por el bien de los hermanos. Por Cristo nuestro Señor.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.