Propósitos de Iván Juarros

En la fiesta de San Vicente de Paúl, durante la oración del mediodía, el cohermano Iván Juarros emitió sus propósitos de dedicarse a la misión evangelizadora en la Congregación  de la Misión. Desde aquí le felicitamos y dejamos constancia de la oración que hizo ante Dios y ante la comunidad de Barakaldo, así como del texto de San Vicente de Paúl que sirvió de reflexión y centró la oración del día de hoy.

Señor, Dios mío,
yo, Iván Juarros Aranguren,
me propongo dedicarme con fidelidad
a evangelizar a los pobres todo el tiempo de mi vida
en la Congregación de la Misión,
siguiendo a Cristo evangelizador.

Y por eso me propongo guardar castidad,
pobreza y obediencia
conforme a las Constituciones y Estatutos de nuestro Instituto,
con la ayuda de tu gracia.

Palabras de San Vicente de Paúl:

«Sí, nuestro Señor pide de nosotros que evangelicemos a los pobres; es lo que él hizo y lo que quiere seguir haciendo por medio de noso­tros. Tenemos muchos motivos para humillarnos en este punto, al ver que el Padre eterno nos destina a lo mismo que destinó a su Hijo, que vino a evangelizar a los pobres y que indicó esto como señal de que era el Hijo de Dios y de que había venido el mesías que el pueblo es­peraba (Lc. 4, 18; Mt. 16, 26). Tenemos, pues, contraída una grave obligación con su bondad infinita, por habernos asociado a él en esta tarea divina y por habernos escogido entre tantos y tantos otros, más dignos de este honor y más capaces de responder a él que nosotros.

Dar a conocer a Dios a los pobres, anunciarles a Jesucristo, decirles que está cerca el reino de los cielos y que ese reino es para los po­bres. ¡Qué grande es esto! Y el que hayamos sido llamados para ser compañeros y para participar en los planes del Hijo de Dios, es algo que supera nuestro entendimiento. ¡Qué! ¡Hacernos…, no me atrevo a decirlo…, sí: evangelizar a los pobres es un oficio tan alto que es, por excelencia, el oficio del Hijo de Dios! Y a nosotros se nos dedica a ello como instrumentos por los que el Hijo de Dios sigue haciendo desde el cielo lo que hizo en la tierra. ¡Qué gran motivo para alabar a Dios, her­manos míos, y agradecerte incesantemente esta gracia!».

SVP XI, 386-387.

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Un amigo dice:

    Felicidades a ti, a tu comunidad y a tu provincia. Gracias por haberte propuesto decir SÍ a Cristo evangelizador de los Pobres, que nunca nos olvidemos de Ellos. Unidos siempre.

  2. Juana Leonor López Lara dice:

    ¡ FELICIDADES! de todo corazón. Lo he descubierto un poco tarde; pero ya sabes que estamos «siempre» unidos en la oración. Mi felicitación a toda la Comunidad, que te acoge y de la que eres «miembro activo». ¡Dios sea bendito!, diría San Vicente, porque todavía hay jóvenes que escuchan y siguen la llamada del Señor. Que tu ejemplo cunda en otros muchos
    y sigan este «maravilloso camino» de amar, cuidar y evangelizar a los Pobres, nuestros ver-
    daderos Señores. Un fuerte abrazo y mi oración.

    Sor Juana Leonor López
    H. de la C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.