Textos para la Historia de la CM en España (11 de enero)

biblioteca

Carta del P. Placiard a la comunidad de Palma

11 de enero de 18071

“A los señores Sacerdotes y a nuestros carísimos Hermanos de la Congregación de la Misión de la casa de Palma.

La gracia de Nuestro Señor sea siempre con nosotros.

Un Breve de nuestro Santo Padre el Papa Pío VII, de 13 de mayo de 1806, había autorizado al Sr. Valentín Brunet, Vicario general de toda la Congregación para nombrar asistentes y un sucesor en el oficio de Vicario general en un billete sellado según la costumbre de nuestros Superiores generales.

En el mes de agosto próximo pasado me eligió y al señor Pedro Claude por sus asistentes. Habiendo llamado Dios para sí en 15 de septiembre pasado a nuestro honorabilismo Padre el Sr. Brunet para premiarle sus grandes y largos trabajos, se le encontró el billete sellado, y abierto en presencia de todos los Misioneros que eran en París, para este fin llamados, se leyó que en virtud del sobredicho Breve quedaba yo designado y nombrado por Vicario general.

Colocado en este empleo, mi primer y principal cuidado fue mantener el buen orden y concordia paternal en nuestras casas en donde había fijado su domicilio, y de restablecer la paz en aquellas donde el espíritu de discordia había empezado a introducirse.

Nuestro establecimiento de Palma, señores Hermanos míos, es infelizmente de esta segunda especie. Antes de escribirles esta carta, he tomado las informaciones necesarias para conocer el mal en su raíz y aplicar los remedios más oportunos y prontos. Después del examen más serio y atento, he juzgado ser el medio más eficaz, mandar a todos los Sacerdotes y Hermanos de esa casa que se hallaren presentes al recibir mi carta, que se hallaren presentes al recibir mi carta, que sean convocados en la sala de recreación, y después de haber implorado las luces del Espíritu Santo, se lea esta mi carta y juntamente con los artículos siguientes, acompañando su traducción con el original.

  1. Las ordenanzas de la visita del señor Sobres, hecha en 1806, se leerán enteramente, no obstante cualquiera oposición, y de esta lectura se formará un auto antes que se separe la junta.
  2. Si no hay procurador distinto del Superior, solamente por esta vez, uno será elegido a la pluralidad de los sufragios de los señores Sacerdotes.
  3. El solo procurador será el encargado de la compra de los vestidos, de la tela, de los comestibles, del vino y tabaco (rapé), dando la cuenta de todo a quien de derecho (compete) según nuestras costumbres y reglas particulares.
  4. No comprará tabaco (rapé) de dos especies, una para los Sacerdotes y otra para los Hermanos, y no hará distinción alguna relativamente a la calidad o al oficio de Sacerdotes.
  5. La uniformidad se observará en los vestidos y ropa blanca que el procurador comprará para los Hermanos, sea por la calidad o por la forma. Estos vestidos y ropa se entienden de los que son propios de su estado de coadjutores.
  6. Aquella uniformidad se observará respectivamente para la ropa blanca y vestidos de los Sacerdotes, sin que el oficio ni las ocupaciones puedan servir de título a la más ligera distinción. Estos vestidos y ropa blanca, deben ser diferentes de la ropa y vestidos de los Hermanos.
  7. Y si la ordenanza del Sr. Sobíes en su visita permite a cualquiera otro fuera del procurador o ecónomo la compra y distribución de los objetos arriba dichos, se deroga por el presente artículo, que reduce las cosas a nuestros primeros usos.
  8. Nada se omitirá para que nuestra casa de Palma sea una verdadera comunidad, no solamente por lo temporal, sino también por lo espiritual.
  9. Cada uno de los individuos que la componen podrá hacer para sí, y guardarla, una copia de la presente carta o traducción.
  10. Los señores Superior, Asistente, Procurador y Admonitor son encargados de la ejecución y observancia de estos artículos.

Os recomendamos, señores y mis amados Hermanos, observarlos con la más escrupulosa fidelidad. Nada os proponemos de nuevo, no haciendo otra cosa, que renovar la práctica de nuestras costumbres, así comunes como particulares”.

  1. PARADELA , B.: “Resumen histórico…” pp. 186-187.  

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc…
Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *