MISIÓN DE HONDURAS: VISITA 2024

Es ya tradicional aprovechar el buen tiempo que en Honduras suele hacer a finales de Enero y principios de Febrero para efectuar la visita anual a nuestros misioneros. Llegaba al aeropuerto de San Pedro Sula a las seis de la mañana del 29 de Enero y regresaba a Zaragoza el 9 de Febrero.

Lo primero a destacar es la buena salud de que gozan los siete misioneros y el celo vicenciano con que se entregan a las numerosas actividades. Son en torno a 120 las comunidades que hay que animar y acompañar pastoralmente con su abultado número de delegados de la Palabra, catequistas, grupos de liturgia, comisiones de acción social, asociaciones vicencianas, monaguillos… Y requieren de mucha atención las conocidas Obras Sociales centradas en el Hogar San Ramón para niños, Hogar de Ancianos, Centro de Formación Profesional “Federico Ozanam”, Dispensarios de Puerto Cortés y Cuyamel, Colegio Sagrado Corazón, programa de ayudas al estudio…

En tres ocasiones mantuvimos reunión de toda la comunidad, con los siete misioneros de las dos casas. La primera tuvo lugar en Cuyamel el día 30 y se procedió en ella a abrir la visita “de oficio”, comentar el Documento de Trabajo para las Asambleas Domésticas e informar sobre la vida de la Provincia (vocaciones, enfermos, colaboración interprovincial…) al tiempo que se distribuía el Catálogo Provincial y las “Epactillas” vicencianas. Fue una reunión prolongada e interesante que dio paso a una extraordinaria comida y a una fraterna convivencia.

Ya el día 1 de Febrero nos juntamos en Puerto Cortés y se unió al conjunto Dª Nubia Henderson, administradora del Fondo de Acción Social y Evangelización (FASEV) Presentó Nubia con todo detalle las Cuentas 2023 del Fondo así como el Presupuesto para 2024, respondiendo a cada pregunta y aclarando cuanto no entendíamos. Se subrayó la importancia de preparar Proyectos que puedan presentarse a distintos organismos con el fin de que el funcionamiento de todas esas obras sea más sostenible. Tras el agradecimiento a Nubia por su trabajo, pasamos también a compartir un suculento almuerzo en el que, además de Nubia, participó también D. Fernando López Rajadel, veterano voluntario turolense en nuestra misión.

El 5 de Febrero la reunión se celebró de nuevo en Puerto Cortés. Procedimos a comentar el Proyecto Comunitario para 2024 recién aprobado por el Consejo Provincial, se presentaron las cuentas de la Procura Provincial referidas a 2023 y se aportaron distintas ideas y sugerencias por parte de los misioneros. Con la lectura de las Ordenanzas al final de la reunión, se dio por concluida la visita “de oficio”, aunque el P. Visitador continuó todavía en Puerto Cortés hasta el día 8. Una nueva comida de hermandad selló las experiencias vividas y compartidas.

La visita sirvió también para sondear el estado de la misión y sus obras. La visita al Centro “Federico Ozanam” resultó muy interesante al comprobar el ánimo tan positivo de su director, Sr. Kevin, y comprobar cómo están las matriculaciones en Electricidad, Mecánica del automóvil, Refrigeración y Soldadura. Resulta muy alentador el constatar que los jóvenes egresados no sólo obtienen un título profesional, sino que encuentran trabajo de manera muy rápida. El Centro, además, se está renovando merced a los apoyos del Cabildo de Gran Canaria que ha financiado ya la primera fase de reforma y está a punto de aprobar el proyecto de la segunda. 

El Hogar San Ramón acoge en este momento a 21 muchachos entre niños y adolescentes y cuenta con un buen plantel de educadoras dirigidas por Sor Mª Eugenia, de la comunidad de nuestras Hermanas. Distribuidos en dos edificios, asisten a clase cada mañana a las Escuelas correspondientes y se dedican por la tarde a hacer las tareas, con apoyo de Fernando, y a jugar y aprender a relacionarse y crecer. Dado el apoyo que a este Centro ha dedicado siempre Dª Erika Misera desde Alemania, se han colocado dos placas de agradecimiento que recuerdan su memoria.

El Hogar de ancianos acoge a 24 miembros (18 varones y 6 mujeres) bajo la supervisión de Sor Mª Jesús y el trabajo de los empleados. La instalación se encuentra en perfecto estado merced también al apoyo del Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias. La atención es muy directa y personalizada y el contento de los residentes es muy grande.

De la cocina, en perfecto estado de revista, se encarga Sor Teresa de Jesús. Llama mucho la atención la limpieza y el orden que tiene tanto en la despensa como en la cocina. Y es llamativa la buena administración y la calidad de los alimentos.

Sor Marina, la hermana sirviente, se encarga del Dispensario médico que atiende cada mañana a 30 pacientes por medio de un médico muy bueno profesional y entregado. Lo mismo puede decirse del Dispensario de Cuyamel que se mueve en cifras parecidas y cuyas instalaciones fueron también reformadas con apoyo canario.

Se podrían pormenorizar más acciones sociales, pero hay que destacar a la vez el amplio campo de la pastoral parroquial tanto en Puerto Cortés como en Cuyamel. He tenido la ocasión de celebrar, además de en la iglesia del Centro (Sagrado Corazón), en las comunidades de Primero de Mayo, la Milagrosa, la Presa y Zapadril. En todas ellas se goza de la celebración por la asistencia de jóvenes, el entusiasmo en los cantos y el interés de los fieles. Cuidan mucho sus iglesias, y lo pude comprobar en mi visita a los nuevos templos de San Carlos y Cortesito. Pero es que, además, se acaba de inaugurar en la zona de Cuyamel la iglesia de Santo Domingo. En todas las comunidades se puede comprobar la labor de los delegados, la actividad de las catequistas, el interés por la música, la alegría de los asistentes. Nuestros misioneros no sólo organizan y presiden las celebraciones de la Eucaristía en tan numerosas comunidades, sino que, sobre todo, inciden en la formación de los agentes de pastoral, la conformación de comunidades eclesiales de base, el impulso de la acción caritativa, la preparación de la liturgia… Más tiempo les haría falta para poder acudir a tantos frentes activos.

Elemento también gozoso en nuestra comunidad hondureña es el cuidado que tienen de la Pastoral Vocacional. Con apoyo de toda la comunidad, son los PP. Iván y Wilmer quienes se dedican con mayor intensidad a esta tarea, promoviendo encuentros vocacionales periódicos, acompañando jóvenes, invitando a conocer nuestro carisma. Fruto de esa labor es el actual proceso formativo de cinco jóvenes hondureños: José Pedro en Barakaldo (Teología), Ever y Wilmer en Guatemala (Seminario Interno) y Joel y Jaris en Puerto Cortés (Etapa de Acogida) Hay, además, otros jóvenes a los que se está acompañando y se espera que a lo largo del año se vayan sumando algunos más a este proceso. Nos toca desde aquí orar y apoyar y procurar incentivar igualmente nuestra pastoral vocacional en esta parte de la Provincia.

Al final, se hacen pocos los días de la visita y se despide uno de aquella tierra y de aquellos misioneros con pena y alegría a la vez. Con pena por tener que dejar a aquellos compañeros con los que tanto se disfruta y de quienes tantas atenciones se reciben. Y con alegría porque es muy gozoso comprobar cómo se entregan a la misión, cómo los quieren en las parroquias y cómo realizan su labor en comunión y fraternidad. Para ellos nuestro reconocimiento, gratitud, oración y apoyo.

S. Azcárate Gorri, C.M.

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.