Visita a Honduras-2021


La extensión de la pandemia y la facilidad de los contagios llevaban a poner en duda la visita anual a Honduras por parte del P. Visitador. Consultados los misioneros interesados, pareció oportuno proceder a la visita dejándose conducir por la prudencia y la cautela. De modo que en la tarde del 27 de Enero, salía de Zaragoza camino de San Pedro Sula. El vuelo estaba previsto para las primeras horas nocturnas del día 28, de manera que ese mismo 28, a las 8,15 de la mañana, aterrizábamos en el aeropuerto sampedrano. Puntual estaba el P. Iván esperando en la terminal y conduciendo veloz hasta Puerto Cortés.

En la visita teníamos programados tres encuentros con la comunidad al completo y las entrevistas personales con cada uno de los misioneros y algunos colaboradores de las Obras Sociales. Con mucho pesar, no contemplamos ninguna visita a las distintas obras (Hogar de ancianos, Centro San Ramón para los niños, Dispensarios, Centro Federico Ozanam, etc.) por el alto índice de contagios que se está produciendo en la zona y por tratarse de lugares con usuarios muy sensibles a la enfermedad. Aunque fuera telefónicamente, pude saludar a cada una de las Hijas de la Caridad que atienden nuestras obras y comprobar su dedicación y satisfacción en la atención de los necesitados. Y dialogué también con nuestro misionero de Teruel, Fernando López Rajadel, que prepara los proyectos a presentar a las instituciones en España y colabora en la atención a los niños y adolescentes del Hogar.

La primera reunión comunitaria se celebró en Puerto Cortés el viernes, día 29, con asistencia de los siete miembros destinados en las dos casas de Cuyamel y Puerto Cortés. Revisamos el Proyecto Comunitario que recientemente había aprobado el Consejo Provincial y comentamos las dificultades que la pandemia y el confinamiento están planteando a la atención pastoral y social de las dos áreas de la comunidad. Pese a todo, la labor de los misioneros sigue adelante, encontrando un gran apoyo en la solidaridad y colaboración de la gente y aprovechando al máximo los resortes de “Radio Luz Cortés”, que llega hasta el último rincón de la misión. El Visitador informó, además, de distintos aspectos de la Provincia y presentó las Cuentas referidas a 2020. Fue una sesión larga que tuvo su contrapunto en la comida y la convivencia festiva con que terminamos la jornada.

El segundo encuentro comunitario tuvo lugar en Cuyamel el lunes, día 1 de Febrero. Además de todos los misioneros de ambas casas, asistió a la reunión Dª Nubia Alejandra Henderson, la nueva administradora del Fondo de Acción Social y Evangelización (FASEV). Con mucha claridad expositiva y exactitud en los números, Nubia presentó las Cuentas 2020 del Fondo y el Presupuesto para 2021. Respondió a las distintas preguntas y aclaró los conceptos, de manera que todos le agradecimos su trabajo, a la vez que le deseábamos lo mejor en la gestión del Fondo. Comentamos después los misioneros el borrador sobre el Administrador del FASEV que se había mandado desde el Consejo y escuchamos la presentación que el P. Ángel Echaide hizo del Proyecto de la segunda fase de Hogar San Ramón. Resultó otra apretada sesión de trabajo que culminó con la comida en el jardín de la casa en la que nos acompañó Nubia.

La última reunión de toda la comunidad se desarrolló de nuevo en Puerto Cortes el jueves, día 4. Se trataba de una jornada más festiva por cuanto la dedicamos a conmemorar el Cincuentenario de la Provincia y a celebrar la emisión de los Propósitos de José Pedro López Gabarrete, que terminó en Diciembre el año del Seminario Interno. De todo ello da cuenta el P. Iván en la crónica correspondiente. Resultó un brillante colofón a todos estos días de visita y a la propia realidad del Cincuentenario provincial.

En medio de todos estos encuentros, hubo ocasión para ponderar el estado de cada una de las Obras Sociales. En el Hogar San Ramón se va a acometer una remodelación que posibilite la atención separada en dos edificios contiguos, ya existentes, de los niños por una parte y de los adolescentes por otra. En el Hogar de Ancianos se continúa con el plan de mejora de las instalaciones que se inició hace dos años. El Centro Federico Ozanam va a reanudar sus actividades después del parón por la pandemia, ajustando la oferta profesional a las medidas anti-COVID. Los dispensarios de Cuyamel y Puerto Cortés van a ser renovados merced a los proyectos a presentar en instituciones españolas. El Colegio Sagrado Corazón impartirá los cursos escolares de manera telemática, de acuerdo con las disposiciones de la autoridad civil. Y el Programa de Ayudas al Estudio se va a ajustar de acuerdo con la nueva realidad que se está gestando a partir del coronavirus y de la salida de los jóvenes de las aldeas. Son constantes y cambiantes los retos sociales a que nos enfrentamos y hemos de tratar de responder con realismo y eficacia.

A todo esto hay que añadir los efectos todavía patentes de los huracanes sufridos en la zona en Noviembre-Diciembre. Se ven aún campos anegados o llenos de la arena que los derrumbes en las montañas  provocaron. Las cosechas que se esperaban están en buena parte arruinadas. Sigue habiendo desplazados que han perdido sus hogares. A toda esta realidad están haciendo frente desde las oficinas de Acción Social de las Parroquias y aprovechando las ayudas que se han recibido. Pude ver, además, en la zona de Cuyamel dos iglesias muy afectadas: la de san Carlos, de construcción reciente, pero que habrá que demoler y volver a construir, y la de Cortesito, que se llenó de agua y arena y cuyo suelo en la nave habrá que elevar, a la vez que cercar todo el edificio.

Junto a todos estos retos sociales, está el desafío pastoral que presentan las muy numerosas comunidades eclesiales y que tanta atención requieren. De forma “on line” o presencial por grupos más pequeños, se sigue impartiendo la formación a los numerosos delegados, catequistas, responsables de comunidades y otros agentes pastorales. Se sigue con el programa de celebración de la Eucaristía en las distintas zonas urbanas y en las aldeas de montaña. Desde la radio, se mantiene e incrementa el contacto con todos los grupos y fieles de las dos extensas áreas de Puerto Cortés y Cuyamel. Y están preparadas diversas acciones que se irán emprendiendo en la medida en que la pandemia remita y se vayan levantando las medidas de confinamiento y restricción de espacios.

Mención aparte merece la Pastoral Vocacional, impulsada en un Equipo muy compenetrado por los PP. Iván (Puerto Cortés) y Wilmer (Cuyamel) y respaldada por toda la comunidad. Hay verdadero interés en todos por incentivar la Pastoral Juvenil en la que apoyar la Vocacional. Un joven nuevo, Ever Bonilla, ha comenzado la Etapa de Acogida este año, y son varios los que vienen siendo acompañados por Iván y Wilmer, de manera que hemos de abrirnos a la esperanza y orar por las vocaciones. Sirva este trabajo, además, para motivar el que tenemos que realizar en esta otra parte de la Provincia en que nos encontramos.

Contando con todo esto, no es de extrañar que los días se pasaran rápidos y muy entretenidos. Coincidió, por otra parte, que hizo un tiempo primaveral, con temperaturas suaves para la zona. Unido todo ello a la excelente acogida de los compañeros, a la alegre y fraterna convivencia comunitaria y a la pasión evangelizadora que se vive, me resultó penoso tener que despedirme. Regresé, sin embargo, satisfecho por el buen ambiente que encontré allí y por el ardor misionero que distingue a nuestros compañeros.

S. Azcárate Gorri, C.M.

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.