Memoria anual de Cáritas – Parroquia de Nª Sª de la Encarnación

    Una vez terminado el tiempo de confinamiento volvimos a abrir las puertas de Cáritas parroquial.

    A lo largo de este curso hemos podido ver como el grupo de voluntarios de la parroquia se ha multiplicado. La solidaridad y el compromiso de estas personas, ha permitido fortalecer nuestra atención a las familias y continuar estando cerca de aquellos que más lo necesitan en el barrio.

    A través de carteles, folletos y el voluntariado, se les ha explicado constantemente a los asistentes la importancia de las medidas y el porqué del uso de mascarillas, la higienización y la reducción de aglomeraciones. «Era importante entender que debíamos protegernos unos a otros”.

    Las consecuencias sociales de la pandemia han dado lugar a un aumento paulatino de los usuarios. En estos momentos atendemos 44 familias, aproximadamente unas 200 personas y esto ha supuesto un mayor esfuerzo para que la comida y los recursos básicos no sean un problema para nadie.

    “Cada gesto, por pequeño que sea, cuenta”. En este tiempo la generosidad de los feligreses ha sido encomiable, haciendo donaciones para poder comprar alimentos básicos no perecederos y productos de higiene y limpieza, particularmente necesarios en este tiempo que estamos viviendo. También se han facilitado tarjetas de 20€ para comprar en el supermercado alimentos frescos.

    Todos aquellos usuarios que han necesitado ropa, calzado, toallas, sábanas… han accedido a vales para el ropero, y en conexión con Cáritas Arciprestal hemos hecho derivaciones a una serie de derechos sociales como son: vivienda, empleo, asistentes sociales, organismos públicos, ayudas de salud, educación etc.

    Las familias han tenido un encuentro mensual con el párroco en el que recibieron unas charlas a modo de catequesis para su formación. También hemos celebrado el día del pobre, con una eucaristía en la que asistieron tanto los usuarios y voluntarios de Cáritas como los feligreses.

    En la semana de la parroquia, se dedicó un día a Cáritas con celebración de la eucaristía y la presentación del proyecto de Cáritas, posteriormente en el salón parroquial se proyectó la película de San Vicente de Paúl.

    Entre todos hemos hecho posible esta gran labor, y así nos preparamos para seguir trabajando con ilusión y mostrando la caridad cristiana.

Dolores Acosta Arbelo

Parroquia de la Encarnación

La Laguna – Tenerife

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.