Comunidad Vicenciana de Las Palmas

Ministerios:

Seminario: Etapa de acogida; Centro Vocacional
Educación Infantil, Primaria y Secundaria
Dirección Hijas de la Caridad
Parroquias: San Vicente de Paúl; Cristo Rey.

Dirección:

Paraná, 5. Casablanca 3 (Lomo Apolinario)
35014 LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
Tels. Com. 928 41 91 05; Col. 928.42 14 95
Fax Com y Col.. 928 41 91 32
Correo electrónico: cmlaspalmas@telefonica.net (Comunidad)
Correo electrónico: svicenteplp@planalfa.es (Colegio)

La fundación de la casa de Las Rehoyas (actual  Lomo Apolinario) tiene por objeto atender a este barrio, distante de la ciudad de Las Palmas tres kilómetros. Se debe, como algunas otras, a la generosidad de doña María del Pino Apolinario Placeres. Los misioneros se instalan en la nueva casa el 1 de noviembre de 1916 pero hasta 1918 no fue constituida como Comunidad independiente. Mientras se terminaba la Casa que Doña Pino construyó para la Comunidad, los Padres de la primera Comunidad de Las Palmas, los de la Casa de «La Gloria» (año 1894), iban los domingos y festivos a celebrar las misas. En esta Casa vivieron los Padres algo más de 40 años.

Para atender espiritualmente a los trabajadores de su finca construyó doña Pino la iglesia de San Antonio. La bendi¬ción de la Iglesia tuvo lugar el 17 de junio de 1916 por el Sr. Obispo Ángel Marquina; al día siguiente, se inauguró el templo y se celebró la primera misa. La iglesia funcionará como “ayuda de parroquia, con permiso para bautizar y casar, administrar la santa unción y llevar el viático a los enfermos”. Más tarde, aumentada la población del Lomo, Mons. Pildain tuvo a bien el 27 de noviembre de 1941 erigir el territorio en Parroquia con el título de San Vicente de Paúl. El 8 de diciembre se inauguró la parroquia siendo su primer párroco el P. Bienvenido Pampliega. San Antonio quedará como “copatrono”.

Dado el abandono educativo del barrio, se abrirá una escuela (ubicada en el bajo de la casa de la Comunidad) en la que trabajarán los misioneros al mismo tiempo que ejercen otros ministerios como las misiones, la predicación y la atención a las Hijas de la Caridad. Estos serán los dos trabajos fundamentales en los primeros años. Esta escuela se cerrará en 1939 al crearse una estatal en el barrio. Además de estas actividades, participaron en la atención espiritual de las Hijas de la Caridad y en la predicación extraordinaria. Así, hasta 1928, dieron 5 misio¬nes, 23 tandas de ejercicios espirituales, 22 triduos, 34 novenas y 360 sermones sueltos. El primer día en el que se instalaron los Padres en el barrio, el 1 de noviembre de 1916, los PP. Jerónimo Pascual e Ismael Marqués comenzaron una «misión popular» en el barrio.

Por otra parte, el interés por fundar un Seminario para las vocaciones misioneras no tuvo cabida en los primeros momentos, aunque llegó a instalarse la primera piedra. Doña Pino estaba tan interesada en las vocaciones como los misioneros. En 1938, y de acuerdo con ella y con su ayuda, se fundó la Apostólica de Las Palmas, con dos apostólicos, los hermanos Antonio y Manuel Hernández. De esta manera (cerrado la Escuela), la Casa se consagró por entero a la Apostólica. En seguida, los Padres se dieron cuenta de que la Casa era pequeña para Apos¬tólica y pensaron en un nuevo edificio en el que pudiese haber hasta 100 alumnos con los cinco cursos de latín. Pamplona, Tardajos, Andújar… recibieron a los apos¬tólicos canarios, porque en Las Palmas no había sitio. Para el futuro de la Casa y de la Apostólica, fue decisivo el año 1945, año en que la Congregación se hace cargo de la finca y de los bienes de Doña Pino, al haber dejado ésta como heredera universal a la entonces Provincia de Madrid. En una de las Ordenanzas de la Visita Canónica de diciembre de 1945 se dice: “se procederá, lo antes posible, a la edificación del nuevo Colegio de Aspirantes apostólicos, en el lugar y plano convenidos en Consejo y secundando los deseos de nuestra insigne protectora Doña Pino. Cerca del corazón de la finca. Todas las demás ocupaciones deben quedar supeditadas a la formación de los jóvenes, ya que ese es el fin primordial de esta fundación”. Sin embargo, sólo en 1957 se dará por parte de la Administración Provincial permiso para la nueva construcción que se inició en mayo de 1958 junto a la casa en la que durante muchos años vivió doña Pino.

Por fin, el mismo P. Vicente Franco bendijo el nuevo Seminario Misionero «San Vicente de Paúl» el 25 de enero de 1960. Doña Pino falleció el 1 de mayo de 1952 sin haber visto realizado uno de sus grandes sueños. La antigua Casa Apostólica quedará convertida en Casa parroquial y en Escuelas para niños bajo la dirección de las Hermanas.

La tónica de estos primeros años fue la apertura de la Apostólica. Se pretendió trabajar en la promoción social del barrio y fruto de este interés fue la admisión de alumnos externos en el curso 1967-68. Al año siguiente, curso 1968-69, la Escue¬la Apostólica comenzó a funcionar como Filial n°2 del Instituto «Pérez Galdós» de Las Palmas, quedando el Internado para los que querían ser misioneros. Ya antes, en el curso 1963-64- y por la misma razón de tipo social-, se creó en la antigua Casa de la Comunidad la Escuela de Patronato «San Vicente de Paúl», a la que empezaron a asistir niños de 6 a 9 años.  A partir del curso 19/74-75, lo que fue Apostólica y después Filial, se fusionó con la Escuela de Patronato. De esta fusión nació el Colegio «San Vicente de Paúl» sin ningún apostólico. Así la Apostólica nueva se convirtió en Colegio de EGB. Para ello se fueron haciendo la adaptaciones necesarias (en 1974, en 1977, y más tarde en 1981), para que el Colegio adquiriese la Clasificación reconocida por el Ministerio de Educación y Ciencia. Obtiene la Clasificación definitiva en 1982, como Colegio de EGB de 8 unidades.

Fruto también de dicha apertura fue el compromiso que hizo la recién inaugurada Provincia Canónica de Zaragoza de atender dos parroquias más: la de «Cris¬to Rey», en el barrio de los Tarahales, en donde se decía misa desde diciembre de 1966, y la de la «Ascensión del Señor», en el barrio de Las Torres – el Cardón. Esto dio lugar a que se crease una nueva Comunidad en el barrio de La Paterna, en la que vivieron, de 1970 a 1979, los dos nuevos párrocos, más el de «San Vicente de Paúl».

Así, la Comunidad del Lomo Apolinario se dedicó a la atención del Colegio de EGB de 8 unidades, de varias capellanías y colaboró en las parroquias de «San Vicente de Paúl» y de «Cristo Rey» y en la atención espiritual de las Hijas de la Caridad. Y a éstas con más intensidad, porque Canarias se constituyó en Provin¬cia independiente de Hijas de la Caridad en 1972, siendo nombrado primer Direc¬tor el P. José Vega Herrera, que era el Superior de la Comunidad en aquel enton¬ces.

El objetivo prioritario de la Casa seguía siendo el vocacional. Pesaba este objetivo, pero, si se hacía algo, había que empezar de cero. Entre los años 1975-¬1979, el P. José Luis Otamendi fue el que mantuvo la llama vocacional atendien¬do a un grupo de jóvenes los fines de semana, aunque no cuajó ninguno.

En 1979, se cierra la Comunidad de La Paterna (1970-1979), y las tres parroquias pasan a depender de esta Comunidad del Lomo Apolinario. Los dos pisos que ocupaba la Comunidad serán vendidos. En septiembre de 1984 se dejó la parroquia de la «Ascensión del Señor», por estar lejos de la Comunidad y para atender en su día la parroquia que se cree en la Urbanización Casablanca 3, construida en lo que era nuestra finca del Lomo Apolinario. Por parte del Obispado de Las Palmas no ha habido todavía ninguna notificación al respecto, aunque sí parece cierto que la futura parroquia llevará el nombre de «Santa Luisa de Marillac».

Desaparecida la Apostólica, consolidado el Colegio y «recuperadas» las parroquias, la Comunidad se preocupó nuevamente de las Vocaciones, desde el curso 1982-83. El problema era que no había locales, ya que el Colegio los había absorbido todos. Como solución, y buena, se pensó en la casa que ocuparon algunos años unos cocineros y que antes fue vivienda de algunos trabajadores de Doña Pino, y, restaurada, de una Comunidad de Hijas de la Caridad (1965-1970). En 1991 comenzó la reconstrucción de la antigua casa de los cocineros (y antes vivienda de la Comunidad de las HH.C.) para ser Casa Vocacional. En 2005 se nombra como Director Académico del Colegio a un seglar y lo mismo se hace en el curso siguiente con respecto al Director Titular. En 2005, según el Boletín Provincial y el informe presentado a la Asamblea Provincial 06 por el sr. Visitador, el Colegio obtiene la “Q” de plata a la calidad según el modelo EFQM.

Galería fotográfica

[no_toc]

Javier F. Chento

Laico vicenciano español. Dos veces graduado por la Universitat Oberta de Catalunya (en Secretariado de Dirección y en Contabilidad). Bilingüe español/inglés. Dirige y mantiene varias páginas Webs cristianas y vicencianas, entre ellas Somos Vicencianos. Es músico católico y ha publicado varios discos.

Trabaja como informático, ofreciendo servicios de alojamiento, diseño y mantenimiento Web, así como asesoramiento, formación y soluciones informáticas, gestión documental y digitalización de textos, edición y maquetación de libros, revistas, flyers, etc.

Twitter: @javierchento. Facebook: JavierChento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *