Formación permanente en la Zona Centro – febrero 2020

La fecha del lunes 17 de febrero ya estaba consensuada en la zona centro de la Provincia para realizar el segundo encuentro de formación permanente del presente curso. Y correspondía hacer de anfitriones a la comunidad de Teruel. A las 10.30 de la mañana fueron llegando tres misioneros de Zaragoza-Boggiero y poco después, cuatro de Zaragoza-Casablanca. La primera Ciudad del Turia nos recibía con un radiante día de invierno; de esos que amanecen a 0 grados de temperatura pero que el sol se encarga de resituar hasta los placenteros 20 grados a la hora del mediodía.

Tras un breve pero generoso almuerzo, donde no podía faltar el reconocido jamón de la tierra, los doce misioneros entramos en el tema propuesto; “El ser hoy de nuestra Provincia: debilidades y posibilidades”. El padre Jesús Mari Egüés nos puso en situación con una plegaria al Espíritu Santo y el texto evangélico de las actitudes de Marta y de María, donde quedó clara la llamada a saber escuchar la voz de Dios allá donde hoy sigue resonando.  

El padre Felipe García Olmo fue quien sintetizó el tema que ya todos habíamos reflexionado. Se nos recordó cómo todos estamos inmersos en una sociedad en constante cambio, donde la Iglesia también nos invita a vivir las transformaciones necesarias para mejor evangelizar el mundo de hoy; es la llamada a la conversión misionera. Compartimos de manera participada, sobre nuestro testimonio vocacional, sobre el ministerio específico de las misiones populares y sobre nuestra presencia vicenciana entre los más pobres. Reafirmamos la necesidad de seguir dinamizando una pastoral vocacional de todos, donde la llamada explícita en medio de una sociedad secularizada, no deje de oírse y ofrecerse. 

Creemos que, con debilidades y tropiezos, la Provincia tras sus 50 años de andadura, quiere seguir reafirmando su identidad vicenciana y misionera. La inquietud misionera sigue estando presente hoy en cada una de nuestras comunidades. De ahí nuestra apuesta continuada por las misiones populares y por nuestra opción pastoral entre los empobrecidos; tanto en territorio nacional como en Honduras. 

La llamada del Señor y, por tanto, la Misión, no pueden quedar reducidas en un lugar, ni a una sola actividad, ni a una sola forma de evangelización o servicio. Hoy la Iglesia nos llama a salir al encuentro con el hermano, especialmente con el que sufre; esto es precisamente la Misión vicenciana. Y la misma Iglesia también nos urge a ser presencia de la ternura y la misericordia de Dios; esto es la Caridad. No tengamos miedo pues, de vivir un carisma tan actual y tan necesario donde se unen inseparablemente la Misión y la Caridad. 

Y, como siempre, agradecidos y satisfechos por este compartir entre hermanos, aprovechamos antes de la comida, para dar un breve paseo por la entrañable, acogedora y coqueta ciudad aragonesa que, en estos días, entre sus calles e imponentes torres mudéjares (Patrimonio Mundial de la Humanidad), se engalana de forma espectacular, para rememorar la historia medieval de amor eterno que protagonizaron Isabel de Segura y Diego de Marcilla… los Amantes… de Teruel.

Mikel Sagastagoitia, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.