La Conferencia Episcopal Hondureña en Cuyamel

El pasado 14 de diciembre tuvimos en nuestra Iglesia de Cuyamel una visita especial. Todos los años la Conferencia Episcopal de Honduras tiene su última reunión del año en una de las diócesis. Este año le tocaba organizar a San Pedro Sula. Nuestro obispo, Monseñor Ángel Garachana, nos comentó la posibilidad de hacerla por acá. Necesitaba un hotel y un lugar donde pasar un día de recreo. El hotel se encontraba en la comunidad de El Paraíso y para la casa le pusimos en contacto con el Señor Rafael Flores, que tiene una bonita casa en San Marcos, quien aceptó encantado. 

Los obispos llegaron al hotel de El Paraiso el lunes día 13 en la noche y allí descansaron. Faltaban dos obispos el cardenal Oscar Andrés Rodriguez Madariaga que se encontraba en Roma y el obispo de la diócesis de Gracias recientemente ordenado, Walter Guillén Soto. Los demás, incluido el nuncio de su santidad Monseñor Gábor Pintér, se encontraban todos: Monseñor Guido Charbonneau obispo de la diócesis de Choluteca, Monseñor Hector David García Osorio de la diócesis de Yoro, Monseñor José Antonio Canales de la diócesis de Danli, Monseñor Roberto Camilleri de la diócesis de Comayagua, Monseñor José Bonello de la diócesis de Juticalpa, Monseñor Michael Lenihan de la diócesis de La Ceiba, Monseñor Darwin Rudy Andino de la diócesis de Santa Rosa de Copan, Monseñor Luis Solé de la diócesis de Trujillo y por supuesto Monseñor Ángel Garachana de la diócesis de San Pedro Sula.

 El día 14 estuvieron todo el día en la casa del señor Rafael Flores y en la noche se acercaron a nuestra iglesia parroquial para compartir la eucaristía con nuestra comunidad. Antes de su llegada, llovió como suele hacerlo en el Trópico, a mares, y pensábamos que no iban a llegar a la comunidad, pero poco a poco se fueron acercando. El nuncio de su santidad, que presidio la celebración, señalo que era un momento histórico para nuestra parroquia, ya que nunca tantos obispos la habían visitado y lo más probable es que no vuelva a suceder. La homilía la hizo Monseñor Ángel resaltando el profundo sentido eclesial y de comunión que tenía esa eucaristía en un momento en que la Iglesia universal está embarcada en el camino sinodal. 

Al terminar la celebración de la Eucaristía, y después de saludar al Pueblo de Dios, los obispos, junto al secretario de la Conferencia Episcopal y el secretario del nuncio, pasaron al salón parroquial para cenar. Compartimos la cena con ellos y luego, dando las gracias por la acogida de esta parroquia, se despidieron para descansar en el hotel y al día siguiente continuar con su reunión hasta el mediodía. Desde estas líneas agradecer a toda la Conferencia Episcopal de Honduras por haber querido compartir la eucaristía con nuestra comunidad.

Chema Ibero, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.