Experiencia pastoral en Teruel

Tenía pensado pasar este año las vacaciones entre mis familiares, en la India. Por las dificultades del Covid, no pude viajar y desplazarme. Pero se me brindó la oportunidad para pasar el mes de agosto en la parroquia de la Milagrosa de Teruel. Por este motivo tuve la posibilitó visitar la tierra de algunos misioneros Paúles que anunciaron el Evangelio e implantaron la fe cristiana católica en mi tierra y en mi familia.

Cuando me lo propusieron, acepté con mucho gusto y me fui a Teruel. La comunidad de Teruel no ha podido tratarme mejor. Disfruté de la compañía de los padres Felipe García y Mikel Sagastagoitia y me entretenían mucho las charlas del padre José Mª Alfonso Loyola. 

Además de las celebraciones en la parroquia, me facilitaron celebrar la Santa Misa en Monteagudo del Castillo, pueblo del misionero paúl P. Pedro Pascual García, beatificado como mártir; y en Rillo, el pueblo del P. Fausto Gregorio. 

Todavía tiemblo de alegría. No sé cómo agradecer a los padres Felipe, Mikel, Ángel Pascual y a Don Fernando, de Cedrillas, el que me hicieran vivir esa conmovedora experiencia.

¿Por qué significa tanto Rillo en mi vida?  Porque el padre Fausto Gregorio, fue el primer párroco de mi parroquia, en Gunupur, noreste de la India. Antes que él, los padres Recio y Moreno evangelizaron a la gente de mi pueblo, y convirtieron a mis abuelos. Nunca había pasado por mi cabeza que algún día visitaría la casa del padre Fausto Gregorio, al que tanto quiso y veneró mi familia. Siento siempre su intercesión.

En Rillo, todos me trataron muy bien. La señora Carmen y la hija de su sobrino. Y el padre Ángel Pascual y su hermana María Flor, que prepararon todo para que celebrara la Santa Misa en su parroquia. 

 A estas emociones, hay que añadir que tuve ocasión de dar testimonio, en una emisora ​​de radio de la Cadena SER, Aragón (Teruel), de mis sentimientos durante la visita que hice a la casa del P. Fausto Gregorio, instrumento de Dios en mi fe cristiana y en mi vocación misionera sacerdotal.

Finalmente, agradezco al padre Santiago Azcárate, Visitador Provincial, porque contó conmigo, y me posibilitó vivir una experiencia espiritual inolvidable. Gracias.

P. Arun Guru, CM

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.