Zona Norte: Día de la Provincia

Eran cerca de las cuatro de la tarde, cuando nos despedíamos después de haber vivido unas horas de verdadera fraternidad en el Día de la Provincia en la Zona Norte. 

Siempre hemos celebrado el Día de la Provincia el 1º de mayo, pero este año, al caer en domingo, lo adelantamos al sábado 30 de abril. Y el Encuentro tuvo lugar en Pamplona.

De la Comunidad de Barakaldo participaron ocho misioneros, los tres de la Comunidad de San Sebastián, los cinco de la Comunidad de la Iglesia de la Milagrosa y de la Comunidad de la Residencia, seis misioneros.

Como siempre, comenzamos el Encuentro con la Eucaristía. Los misioneros de la Residencia la tuvieron en su capilla. Los demás concelebraron en la iglesia de la Milagrosa. La presidió el Padre Juan Javier Íñigo, que era uno de los homenajeados por sus 70 años de vocación en la Congregación. En la homilía dio gracias a Dios por la vocación -un regalo inmerecido-, vivida con altibajos, pero siempre adelante, gracias a Dios.

A continuación, pasamos al antiguo recibidor de la Iglesia para la puesta en común del tema 3º de Formación: “El sacerdote, ministro de la misericordia”. Todos estábamos de acuerdo en la eucaristía y el sacramento de la Reconciliación están muy relacionados y se complementan mutuamente. También que el sacerdote debe ser ministro de la misericordia no solo en la Eucaristía y en el sacramento de la Reconciliación, sino también en todas las facetas de la vida. Constatamos que cada vez más católicos tienen menos oportunidades de confesarse por falta de sacerdotes. Ante esta realidad, y ante la cercanía de la muerte sin la presencia de un sacerdote, les bastará pedir perdón a Dios desde el fondo del corazón para ser reconciliados.

Como el debate era intenso y se alargaba más de la cuenta, decidimos dejarlo para que los misioneros venidos de Barakaldo y San Sebastián pudieran saludar a los Padres de la Residencia antes de que empezasen a comer. 

La comida estaba prevista para los dos de la tarde. Cuando llegamos al comedor todo estaba bien ordenado: las mesas, el mantel blanco, y poco a poco fue servida la comida exquisitamente preparada por Pili, la cocinera que ha atendido ya muchos Días de la Provincia. El ambiente fue bueno y fraterno. Al final cantamos “Dominus conservet eum” en honor de los homenajeados: el Hº Hervás (por los 70 años de incorporación en la CM), los Padres Baltasar Induráin y Juan Javier Íñigo (por los 70 años de vocación en la CM). Y como regalo recibieron el libro “Viaje de Javier”, del jesuita José Mª Guibert, Rector de la Universidad de Deusto.

Y contentos, agradecidos y felices, nos despedimos hasta otra ocasión.

José Luis Induráin, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.