50 años: la primera misa que no fue en latín

asdHan pasado 50 años desde aquel 7 de marzo de 1965 en que un Papa celebró por primera vez una eucaristía en italiano aunque en España el primer «podéis ir en paz» se había escuchado antes

«Se inaugura hoy la nueva forma de la Liturgia en todas las parroquias e iglesias del mundo, para todas las misas en las que participa el pueblo» anunció el hoy beato Pablo VI el 7 de marzo de 1965. Aquel día, por primera vez, un Papa celebraba una misa no en latín, sino en italiano. Fue en la parroquia de Ognissanti (Todos los Santos) en Roma. Así entraba en vigor el Decreto sobre Liturgia del Concilio Vaticano II.

El Pontífice explicó durante la homilía que era «un gran acontecimiento que se recordará como principio de abundante vida espiritual, como un compromiso nuevo para corresponder al gran diálogo entre Dios y el hombre».

«La norma fundamental, de ahora en adelante, es la de rezar comprendiendo el sentido de cada frase y de cada palabra», añadió Pablo VI. Aquello marcó un hito en la historia de la Iglesia Católica. No solo los libros litúrgicos tuvieron que ser adaptados, también la mentalidad de sacerdotes y fieles acostumbrados a una misa muy distinta a la de hoy.

«Muchas parroquias repartieron copias con el esquema de la liturgia, para que los seglares supiesen qué tenían que responder y cuándo», recordaba José Antonio Méndez en «Alfa y Omega» el pasado jueves. «El maremágnum litúrgico que se avecinaba era tal que muchos obispos temieron que ni sus párrocos ni sus fieles supiesen adaptarse a un cambio abrupto, y solicitaron a Roma un tiempo para “entrenarse” en el nuevo “ars celebrandi”», continuaba Méndez.

En castellano, un mes antes

Pablo VI concedió en diciembre de 1964 que pudiesen celebrarse a modo de ensayo misas para preparar al clero y a los fieles. Esa es la razón por la que en España la primera misa en castellano tuviera lugar un mes antes, el 10 de febrero de 1965. Se eligió para la celebración un escenario simbólico para entrar en la modernidad: la Facultad de Ciencias de la Universidad de Sevilla.

«La concurrencia fue muy numerosa», recogía ABC junto a las imágenes de la misa que ofició Francisco Gil Delgado y cuya homilía corrió a a cargo del entonces obispo auxiliar de Sevilla, monseñor José María Cirarda.

«Uno de los objetivos principales de la reforma litúrgica era la participación plena, activa y responsable en la liturgia para que los fieles salieran de la actitud de espectadores mudos y ajenos. En este sentido, el cambio fue histórico y marcó un punto de inflexión», señala el padre Giuseppe Midili, director de la Oficina Litúrgica diocesana.

Medio siglo después, el Papa Francisco recordará aquel paso dado por la Iglesia Católica con una eucaristía en la misma parroquia elegida por Pablo VI el sábado 7 de marzo.

m.arrizabalaga. Tomado de www.abc.es

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.