Saludo del P. Tomaž Mavrič al Santo Padre con ocasión de la 43ª Asamblea General de la Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl

Saludo del P. Tomaž Mavrič, C.M., Superior General de la Congregación de la Misión, en el encuentro con el Santo Padre con ocasión de los Capítulos Generales de la Congregación de la Misión, de la Orden Basílica de San José y de la Orden de la Madre de Dios.

Roma, 14 de julio de 2022

Querido Santo Padre:

En nombre de todos los participantes de la 43a Asamblea General de la Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl y de todos los cohermanos del mundo, que están acompañando este momento extraordinario como don del Espíritu de Jesús para nuestra Pequeña Compañía, le expreso mi inmensa alegría y agradecimiento por la oportunidad que nos brinda de encontrarle personalmente y escuchar sus palabras, su consejo y su aliento. Los abrazaremos de todo corazón y haremos todo lo posible para ponerlos en práctica.

El tema de nuestra 43a Asamblea General es “Revitalizar nuestra identidad al inicio del quinto siglo de la Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl”. Somos muy conscientes de que cuanto más fielmente vivamos nuestra Espiritualidad y Carisma en el mundo de hoy, más podremos aportar en nuestra pequeña medida a la construcción del Reino.

San Vicente de Paúl nos invita, directa o indirectamente, a buscar constantemente la más profunda unión con Jesús, siendo “cartujos en casa y apóstoles en campaña” y “contemplativos en la acción y apóstoles en la oración”.

San Vicente de Paúl es llamado “Místico de la Caridad”. Pudo descubrir, a través de la misericordia de Jesús, su verdadera llamada, lugar y misión en el mundo. Descubrió la experiencia mística del amor de Dios por la humanidad a través de la Trinidad, la Encamación, la Eucaristía y la Virgen María. Encontró la experiencia mística en Jesús, viviéndolo en la persona de los pobres y de los pobres en Jesús, experiencia que puso en la perspectiva del “aquí y ahora” a través de la mística de la Divina Providencia.

Para San Vicente de Paúl fueron indispensables tanto la dimensión vertical como la horizontal de la espiritualidad. Comprendió que son inseparables el amor a Jesús y el amor a los pobres. Como místico en la oración y místico en el mundo, construyó un puente entre los misterios de nuestra fe y el mundo, los pobres.

Querido Santo Padre, somos muy conscientes de que antes de enumerar o hablar de los diferentes servicios que ofrecemos como parte de nuestro carisma, necesitamos comprender quiénes somos, la espiritualidad que moldea y da sentido a lo que hacemos.

Santo Padre, la preparación y el desarrollo de la Asamblea General ha sido acompañada por la oración de la Pequeña Compañía, de los miembros de la Familia Vicenciana y de otras personas. De esa manera, hemos pedido a Jesús que el objetivo de la Asamblea General de revitalizar nuestra identidad pueda convertirse en una realidad en todas las dimensiones de la vida de cada misionero. Nos esforzamos por llegar a ser nosotros mismos Místicos de la Caridad, para experimentar un nuevo Pentecostés en nuestra Pequeña Compañía.

Y así, me gustaría concluir nuestra bienvenida a usted. Como pide regularmente a todo el pueblo de Dios que no se olvide de rezar por usted, quisiera pedirle, en nombre de toda la Congregación, que nos siga apoyando con sus oraciones.

Ahora llega el momento que con ansiedad esperamos: escucharle, y escuchar lo que tiene que decimos. ¡Santo Padre, muchas gracias por este momento lleno de gracia!

Tomaž Mavrič, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.