Crónica desde el Seminario Interno Interprovincial

Sucedió en diciembre en el Seminario Interno Interprovincial de Nápoles

111Aunque el rico refranero español diga que diciembre es, del año, el mes más anciano, nuestro curso de Seminario Interno se encuentra, todavía, en su primera edad, y eso significa que va tomando sus primeros pasos con la alegría de verse animado por el espíritu que Dios regaló a la Iglesia por medio de Vicente de Paúl y sus inseparables compañeros.

En la primera semana de este mes tuvimos la dicha de recibir a Santiago Azcárate que impartió clases sobre la historia de la espiritualidad. Durante ese tiempo pudimos compartir, junto a él, diversos momentos de nuestra vida comunitaria: la oración, las comidas y la recreación.

Además el día de san Francisco Javier pudimos celebrar la Eucaristía en español recordando al gran santo misionero nacido en la bella localidad navarra. El día siguiente, por la mañana, visitamos el santuario de la Madonna di Pompei  desde cuyo campanario se pudieron vislumbrar las famosas ruinas romanas bien conservadas, desgraciadamente, por la gran erupción del Vesubio en el año 79 d.C.

Santi tuvo la oportunidad de conocer diferentes lugares emblemáticos de Nápoles recordando y recreando su pasado histórico. También disfrutó del sabor del rico café e gli sfogliatelli, dulce típico napolitano.

Después de esos días, el Seminario acompañó a nuestro cohermano Giuseppe Zappa, en su ordenación diaconal por parte de otro compañero, obispo en Albania, Cristoforo Palmieri. Esto aconteció el 8 de diciembre.

Después se continuó con el desarrollo normal de la vida de nuestro Seminario hasta que el día 21 recibimos la visita de nuestro Superior General, el padre Gregory Gay. Llegó a mediodía y después de la comida y el merecido descanso tuvo un encuentro con los seminaristas a las 4 de la tarde.

Tras una breve oración y la sucesiva presentación de todos los miembros del Seminario Interno, el Superior general nos dio la palabra a los nuevos miembros de la compañía, donde pudimos compartir con él nuestras expectativas, nuestras inquietudes y nuestra mirada hacia el carisma que nos anima en la comunidad del Pueblo de Dios. Habiéndonos escuchado a cada uno de nosotros, el padre Gregory recogió todos los pensamientos y comentó, por medio de su propia experiencia, el fin de la Congregación que no es otro que evangelizar y servir a los Pobres.

Al final de este fraterno diálogo unimos nuestras voces en la tradicional “Novena di Natale” junto a Cristo Sacramentado para entregar a Él nuestra vocación vicenciana como misioneros paúles.

El domingo 22, de buena mañana, todo el Seminario junto al Superior General, las Hijas de la Caridad de la casa provincial y el Visitador de Nápoles, Giuseppe Guerra, compartimos la mesa de la palabra y de la eucaristía en la casa di Chiaia de nuestras hermanas.

Después del delicioso pranzo, el padre Gregorio volvió a su casa en Roma. Nosotros quedamos con la alegría de haber recibido entre nosotros al sucesor de Vicente de Paúl.

Este año viviremos, por primera vez, junto a nuestra nueva familia los días especiales de Nochebuena y Navidad.

Gracias por vuestras oraciones, son necesarias para seguir profundizando en esta hermosa misión de evangelizadores y servidores de los Pobres y sobre todo para que no nos olvidemos que es por Ellos y gracias a Ellos por lo que estamos aquí.

Me despido de los compañeros de la Provincia de Zaragoza no sin antes felicitaros estas fechas tan importantes para la gran familia humana donde recordamos la humilde encarnación de ese Dios que no se cansa de perdonarnos. Buon Natale a tutti quanti!

Josico Cañavate Martínez, C.M. Seminarista Interno

 222

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Mitxel dice:

    Agradecer a Josico su implicación con la WEBs Provincial y Vicencianos. Le deseamos una feliz Navidad (extensiva a sus compañeros). Igualmente que no se deje arrastrar fácilmente por sotanas y sotanelas (ni físicas ni mentales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.