Ejercicios espirituales en Salamanca’18

Desde el Domingo 25 de Febrero, al sábado 03 de Marzo, tuvieron lugar en el bello lugar regado por las aguas del río Tormes llamado Santa Marta de Tormes, Salamanca, los Ejercicios Espirituales que, como ya va siendo habitual, se ofrecen por estas fechas a todos los Misioneros de la C.M. de las dos Provincias de España. En esta ocasión, éramos cuarenta y siete adscritos, once pertenecientes a la Provincia de Zaragoza; si bien, a las charlas, asistían también los Padres y Hermanos de la Residencia para mayores de la Comunidad de Salamanca, por lo que los primeros días, se dio un desfase de fotocopias que no llegaban para todos.

Este año, contaron como Director de los mismos con Monseñor Jesús Fernández González, natural de León, pero Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela.

De forma cercana, nos hizo reflexionar sobre el papel del presbítero como seguidor de Cristo, enviado a continuar con su Misión de extender el Reino de Dios; descubriendo su presencia en lo cotidiano; y luchando contra el pecado estructural y personal.

Con una gran experiencia como sacerdote en León, formador y luego director espiritual y Rector del Seminario, nos fue hablando en sus charlas de la dimensión eclesial de la identidad sacerdotal; adornando sus charlas con infinidad de anécdotas y comentarios, fruto de su trabajo; incluso, con los problemas que le llegaban a él ahora como obispo por parte de sacerdotes de todo tipo de talantes diferentes y de edades. De esta manera, las charlas, aunque de hondo calado, se hicieron muy interesantes. Los únicos inconvenientes que yo vi, fue primero, el que nadie le advirtiera que nosotros somos padres y hermanos (clérigos y laicos), y que debía haber incluido de alguna manera a estos también en sus reflexiones.

Había dos charlas importantes durante el día, una a las diez y media de la mañana, y otra a las cuatro y media de la tarde. Pero al mediodía, durante una media hora, daba una charla más corta en la que nos ayudaba a reflexionar acerca de aspectos más concretos, sobre el proyecto personal de vida, y sobre el acompañamiento espiritual. Ya a las siete, había adoración al Santísimo, seguido de Eucaristía con las vísperas. El Obispo presidía siempre las celebraciones Eucarísticas. Un sacerdote y un diácono le auxiliaban en el altar.

Este año ya no se dividió la liturgia por Provincias, teniendo cada una la responsabilidad de organizar un día, sino que el P. Freire, se acercaba y te invitaba personalmente a que uno, personalmente, buscara compañeros y la organizara. Así, los equipos diarios eran variados e interprovinciales.

El viernes, en vez de la exposición al Santísimo, tuvimos un Vía Crucis muy participado en el claustro del patio.

Como nota humorística, subrayar que el día de Andalucía, 28 de Febrero, nos dieron “parleta” a la hora de comer, y sirvieron licores y pastelillos. Un gran detalle. Ese mismo día, cayó una nevada espectacular que dejó un paisaje de ensueño en los jardines de la casa.

El P. Eladio, superior de la Comunidad de Salamanca, se desvivió para que todos estuviésemos cómodos y nos faltara de nada. Desde estas líneas, queremos agradecerle sus desvelos, a la vez que felicitamos a las excelentes cocineras y personal de la casa de espiritualidad por todas sus atenciones y acogida que, un año más, han colmado las expectativas.

Joaquín Estapé, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *