Homenaje al P. Marino Marco Rojo, C.M.

PEÑALÉN, VIBRA EN EL HOMENAJE AL P. MARINO MARCO ROJO, C.M.

El día 24 de Junio, día de San Juan, este pueblo celebra su fiesta, honra a su patrón.

Este año, desde luego, ha quedado muy reforzada con el homenaje que han querido ofrecer al P. Marino.

Eran las 11 de la mañana. Ester, representando a la Asociación de la ENCOMIENDA nos convoca y nos reúne a los pies de la casa donde él nació. Ya  allí invita al homenajeado a descorrer el velo de una hermosa placa de piedra. La placa dice:

AQUÍ NACIO MARINO MARCO ROJO
MISIONERO PAUL
SACERDOTE DE LOS POBRES.

David, alcalde del pueblo, toma la palabra. Emocionado nos da la razón y el sentido de la placa y del homenaje. Fernando, amigo y conocedor de su destino en el Cerrico nos recuerda momentos importantes en la vida del barrio. A mi me tocó dar las gracias a todos: familia, pueblo, Sociedad de la Encomienda. Resultaba conmovedor que en Peñalén quedara memoria para siempre de un sacerdote de la Misión, quedara memoria de nuestro carisma de Evangelizadores de los pobres.

Quién mejor reflejaba claramente esta unión del pueblo de  Peñalén  con la Congregación de la Misión era Eladio Marco. Estas eran sus palabras:” Yo fui el primer muchacho en ir a la Apostólica de Teruel. Al año siguiente me llevé a 8 muchachos. Sólo ha llegado al sacerdocio Marino. Es un  acontecimiento muy importante y, por tanto hay que celebrarlo; pero que conste que SOMOS DE LA MISIÓN. Ojalá que esta plaza en la que nos encontramos pueda llamarse: PLAZA DE LA MISIÓN.”

Era la una del mediodía, la hora de la Eucaristía. Fue una verdadera ACCIÓN DE GRACIAS .Presidía el párroco del pueblo. Concelebrábamos el Párroco de años anteriores, el propio P. Marino,  Julián Díaz Catalán y José Luis Crespo. Con mucha cercanía, el Párroco fue recorriendo los momentos fuertes en la vida cristiana de Marino. Muy intenso fue el momento en que el P. Marino y el Coro nos brindaron la canción: QUE DETALLE,SEÑOR. HAS TENIDO CONMIGO.

El momento de la acción de gracias fue todo para él. Nos dejó dos perlas para la vida: “Prefiero seguir la vía de la humildad, más que la vía del protagonismo”. “Son santos de mi devoción: San Vicente de Paúl y el Cura de Ars.”

Y nos fuimos a la calle, de procesión con la Imagen de San Juan. Nos apetecía expresar nuestra fe, nuestra alegría.

Eran las dos de la tarde. Nos esperaba la comida, la comensalía.  Tuvo lugar en un hermoso  salón del Ayuntamiento, repleto de mesas, de aperitivos, bebidas y una gigantesca paella. Fue un tiempo de hablar, de compartir, de reír, un tiempo de fraternidad. Y es que si alguna palabra puede resumir este acontecimiento es esta: FRATERNIDAD.

José Luis Crespo, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Mitxel dice:

    Conozco el pueblo, conozco la casa, conozco el “llamado castillo”…. conozco a Marino… ¡Sin palabras porque últimamente no son demasiado agradables!…. ¡Estamos, compañero!…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.