Semana Santa – Provincia de Albacete

Preparando la Semana Santa en nuestra comunidad de Albacete nos dimos cuenta que, cubiertos los ministerios habituales, uno de nosotros tendría que concelebrar. Por eso, decidimos ofrecer al obispo la posibilidad de vivir los días centrales de la Semana Santa en algún lugar de la diócesis donde hiciera falta. El obispo nos puso en contacto con D. Jovino Gómez el párroco de la zona rural de La Manchuela que asiste a seis pueblos y acordamos en echar una mano en dos de las parroquias, quedando a la mitad cada uno ya que las aldeas restantes tienen entre 5 y 10 habitantes y aquellos que “van a misa” pueden desplazarse al pueblo colindante. 

Los pueblos designados fueron: Alcalá del Júcar y Casas del Cerro. El primero es un conocido enclave turístico de la provincia albacetense que está considerado entre los pueblos más bonitos de España. El segundo es una aldea agrícola perteneciente al término municipal del anterior. 

Alcalá del Júcar fue un paso aduanero importante entre los reinos de Castilla y Aragón, destacando su puente, sus casas-cueva, su castillo, su Iglesia y sus calles empinadas. Perteneciente al marquesado de Villena hasta el siglo XIX posee el encanto antiguo que le hace vivir el encuentro de intrépidos visitantes de todos los lugares del mundo. 

Las medidas sanitarias han impedido visitar, procesionar y poder convivir más intensamente con las sencillas gentes de estos lugares. Me contaban que estuvieron tranquilos hasta el mes de diciembre que, por medio del turismo, les entró el coronavirus. En Casas del Cerro, de casi un centenar de vecinos, murieron en febrero cinco y otros muchos han estado ingresados gravemente. En Alcalá del Júcar paso algo parecido, por eso, muchos feligreses habituales no han participado en el Triduo, a los cuales, tampoco se ha podido visitar. Del mismo modo, el párroco buscó alojamiento en uno de los hostales (Hostal El Júcar) con pensión completa para evitar contactos y limitar el riesgo de contagio. 

Cuestas arriba y cuestas abajo para celebrar los acontecimientos del Triduo en ambos pueblos afincados en la ribera del río Júcar y disfrutando, en los momentos libres, para pasear y leer en el entorno natural, cultural y artístico del lugar.  

El agradecimiento a la poca gente de mucha fe que se encuentra en estos pequeños sitios de nuestra España vaciada, también en la provincia de Albacete que viven sencillamente y esperan la ansiada vacunación para poder volver al encuentro con los suyos, con sus vecinos habituales de vacaciones y a los múltiples turistas que les ayudan a mover la economía del entorno. 

Volveremos a encontrarnos por el camino de la vida. Feliz Pascua de Resurrección. 

Josico Cañavate, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.