Carta del P. Jan Trzop, C.M. desde Ucrania

¡Alabado sea Jesucristo!

Me gustaría escribir unas palabras sobre la situación en nuestra provincia de San Cirilo y Metodio. Muchos de vosotros habéis escrito y estáis llamando por la situación en nuestra provincia, en primer lugar gracias por vuestro recuerdo, oración y solidaridad. Gracias por su apoyo y apertura para ayudarnos, aquí en Ucrania y a los refugiados que se ven obligados a huir de Ucrania.

En cuanto a nuestras casas en la Viceprovincia. La peor situación está en Kharkiv, donde la iglesia y las casas de nuestros vecinos están completamente destruidas por los bombardeos, y gracias a Dios nuestra iglesia y nuestra casa no han sufrido daños por el momento. Prácticamente desde el comienzo de la guerra, los sacerdotes y los feligreses estaban ubicados en los sótanos de nuestra casa. Había hasta 160 personas allí, prácticamente bajo constantes disparos y bombardeos. Los hermanos de las provincias de Nigeria y de la India ya habían partido durante los primeros días de la guerra.

Unos días más tarde, los últimos en abandonar la parroquia fueron el padre Juriy Shpak, C.M. y el resto de la parroquia que estaba en nuestra casa. Se dirigieron al oeste de Ucrania. Muchos de ellos llegaron a nuestras parroquias de Sniatyn, otros a Storozynec, mientras que el resto se dirigió a Perechyn, en la región de Zakarpattia. No había manera de quedarse. Kharkiv está muy destruida. Muchas de las personas que conocemos, que siguen allí y no pueden salir de Kharkiv, están extremadamente agotadas, intimidadas y desesperadas.

Odessa – P. Vitaliy Novak, C.M. y P. Anatolij Tovkan, C.M.

El centro de rehabilitación “Comunidad en Diálogo”, que dirigimos en Buldynka (para hombres) y en Vizirka (para mujeres) fueron evacuados a Sniatyn. Algunos chicos volvieron a sus casas y 12 se alistaron en el ejército ucraniano. Otros chicos, que han participado en el trabajo de voluntariado, llevan ayuda humanitaria desde el oeste de Ucrania a Odesa, y también ayudan a llevar a la gente a la frontera occidental del país. Asimismo, el P. Vitaliy Novak, C.M. participa en la recepción y distribución de la ayuda humanitaria organizada por la Depaul Organization. El P. Anatolij Tovkan, C.M. está en Fontanka y se ha quedado con la parroquia y está pendiente de todos nuestros proyectos. En Buldynka, había algunos chicos que se encargaban de la gestión de la granja del centro. La Organización Depaul de Odessa, que se ocupa de las personas sin hogar, sigue llevando a cabo sus actividades, proporcionando alimentos a sus establecimientos y dando cobijo a las personas sin hogar.

Kyiv – Kyiv también está bajo fuego constante. En nuestra casa provincial de Kyiv permanece el P. Mychajlo Talapkanych, C.M. También hay varias personas que colaboran con nuestra casa y con la actividad de la Familia Vicentina, que han encontrado refugio allí. El padre Oleksij Shevchenko, que es discapacitado, fue llevado por nuestro estudiante de teología Petro Mazur a Storozynec, está en la casa de la familia. El P. Jan Martinček, C.M. partió durante un tiempo de Kiev, en el oeste de Ucrania.
Nuestras casas en el oeste de Ucrania se han convertido en los hogares de los refugiados del este y el centro del país. La gente sigue moviéndose y buscando refugio.

Storozynec – Ahí se encuentran el Padre Vasyl Zinych, C.M., el padre Jan Vakulchak, C.M. y el padre Serhiy Penkivskyj, C.M. Acogen a los refugiados en la “Cocina de los Pobres”, la casa que han preparado y cuidado. Además, los hermanos ejercen su ministerio sacerdotal en las parroquias de los alrededores, según sus necesidades espirituales y materiales.

Perechyn – El P. Vladyslav Kuchak, C.M., el P. Tomasz Wazny, C.M. y el P. Jerzy Havliuk, C.M., los mismos que en Storozynec, se ocupan de la acogida de los refugiados y de la atención ministerial en las parroquias.

Dovhe – Se trata de una parroquia de la región de Zakarpattia, que el obispo local nos ha confiado para que nos ocupemos temporalmente de ella por falta de un sacerdote diocesano, aquí hay un cohermano, el padre Anton Jedynak, C.M. Allí, la situación es similar a la de Perechyn y Storozynec.

Lviv – Se encuentra allí nuestro visitador el Padre Leonid Kuklyshyn, C.M. Trabaja con el personal de la Curia Arzobispal de Lvov y Cáritas para organizar la ayuda humanitaria en toda Ucrania.

Sniatyn – Aquí estamos, yo, el P. Jan Trzop, C.M. y también el P. Stanislaw Irisik, C.M., también nos ocupamos de los refugiados en nuestra casa, evacuados de nuestro centro de acogida “Comunidad en Diálogo”, también nos ocupamos pastoralmente de nuestros feligreses.

Como en todas nuestras casas, estamos atentos y tratamos de apoyar, ayudar y organizar toda la asistencia que podamos. Por supuesto, en todas nuestras casas, no sólo nos limitamos a asistir a los feligreses, sino también a todos los demás. Cooperamos con organizaciones eclesiásticas, estatales y militares en materia de seguridad y asistencia.
Gracias de nuevo por su amabilidad y apoyo.

Saludos cordiales,

P. Jan Trzop, C.M., 

Superior en Sniatyn

(https://cmglobal.org/es/2022/03/29/carta-de-jan-trzop-ucrania/)

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.