Recorrido de espiritualidad y cultura

En el programa del Seminario Interno, el P. Santi nos impartió el curso de Historia de la Espiritualidad, materia que desconocíamos hasta ahora. Fuimos así descubriendo las diversas Escuelas y conociendo mejor a distintos maestros espirituales y santos como Antonio, Basilio, Pacomio, Agustín, Benito, Bernardo, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, etc. Para complementar ese estudio se vio conveniente en su día que pudiéramos visitar algún lugar donde se viven esas formas de espiritualidad. Y ha sido en la primera Semana de Pascua cuando hemos podido acercarnos y conocer alguno de esos lugares.

Viajamos el 18 de abril desde Zaragoza a Madrid. Y ya el 19 pasamos todo el día en la capital de España. En esta ocasión, la visita tenía más carácter cultural que espiritual. Empezamos, por eso, el recorrido en el Bernabeu, que tanto nos atraía por nuestra afición futbolística (aunque seguidores del equipo culé) y seguimos después por otros lugares muy madrileños como el Retiro, Cibeles, Puerta del Sol, Plazas Mayor y de España, alrededores del Palacio Real, catedral de la Almudena, Sacramental de San Isidro, San Ginés… Nos encantó toda la ciudad y nos sorprendió la capilla vicenciana en la catedral.

El día 20 nos pusimos en camino hacia Ávila acompañados también por el P. Ambrose, de la comunidad de Madrid. Nuestra intención era visitar despacio los lugares carmelitanos y recordar la espiritualidad de sus maestros. La nieve inesperada trastocó bastante nuestros planes, pero contribuyó a completar el día. Por la mañana, no pudimos pasar el puerto de Guadarrama porque estaba cerrado y el P. Santi nos condujo entonces al Valle de los Caídos, cuya enorme cruz nos sorprendió, siendo lo único que pudimos ver pues por causa de la nieve que caía nadie había por allí. Fuimos entonces al Monasterio de El Escorial, impresionante por sus dimensiones y la historia que encierra. Dos horas duró el recorrido del recinto, bien explicado por una guía muy detallista. 

Previendo que el puerto estuviera ya abierto, nos decidimos a acercarnos a Ávila y allí llegamos muy contentos. Visitamos tranquilamente tres de los lugares teresianos: el Monasterio de la Encarnación en el que santa Teresa fue monja durante casi cuarenta años, el Monasterio de San José, su primera fundación, y la iglesia en el lugar de la casa natal, cuya habitación contemplamos. Hicimos también una visita algo más rápida a la catedral y su claustro; y recorrimos todo el perímetro de las murallas, quedando nosotros sorprendidos por este hecho que desconocíamos.

Ya el jueves, 21, nos acercamos hasta Burgos, donde teníamos marcados unos objetivos muy concretos: el Monasterio de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores. El Monasterio nos gustó mucho, a lo cual contribuyó el extraordinario guía que nos tocó. Conocimos así la vida de estas monjas del Císter y su importancia en la historia de Castilla. En la Cartuja, tanto el recorrido por la iglesia y el museo, como el vídeo y la reproducción de una de las celdas, nos acercó a la vida real de estos monjes que tanto desconocíamos. Completamos después el día visitando la bellísima catedral y admirando sus imágenes, sus rejas, el cimborrio, la capilla del Condestable, los claustros, los objetos del Museo y hasta el Papamoscas. 

Para nosotros, estos tres días han sido todo un regalo, ya que nos han ayudado a comprender mejor lo visto en la Historia de la Espiritualidad y a conocer mejor esta España en la que vivimos desde hace más de un año. No podemos sino agradecer a nuestros formadores esta iniciativa y esta oportunidad.

Athanase Mvondo, C.M. y Gyldas Mette, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.