Ejercicios espirituales vicencianos para profesores y agentes de pastoral

EJERCICIOS ESPIRITUALES VICENCIANOS.
ITV en Villaobispo, León, 24-27 de octubre 2018.

Este curso he tenido la suerte de participar en la ITV, una experiencia para conocer y afianzar nuestras raíces en el Carisma Vicenciano, razón de nuestro ser y estar en la escuela.

El encuentro comenzó el miércoles 23 de octubre, en Villaobispo (León), con una cena compartida, en la que nos encontramos 27 profesores, enviados desde diferentes centros vicencianos.

A continuación, reunidos en la sala de trabajo, recibimos un cordial saludo  de Sor Concepción González, H.C., Visitadora de la Provincia “España Norte”, junto a ella Sor Pruden y Sor Agustina de pastoral de titularidad, que nos han acompañado durante la ITV.

Sor Agustina nos presentó al P. Oscar Muñoz, C.M. formador, y como él mismo se definió, mediador del verdadero Maestro: Jesús de Nazaret. Un mediador ameno, apasionado por la misión y con una clara vocación docente.

Seguidamente, nos fuimos presentando todos los asistentes, y se nos invitó a compartir, cuales eran nuestras expectativas ante estos días, que resultó, también, una forma de conocernos y compartir desde el primer momento.

El jueves comenzamos con la oración de laudes en el oratorio, donde ya se nos invitaba a encontrarnos con Jesús, a entrar en nuestra habitación interior.

Después  del desayuno, asistimos a una formación muy interesante sobre el valor del silencio, que enmarcó los diferentes momentos de reflexión que tuvimos a lo largo del día. Un silencio importante para interiorizar, buscar la paz, para encontrarnos con nosotros mismos.

Seguimos dando un paso más, con una  formación sobre la fe: ¿qué es la fe?, ¿cómo es mi vida de fe? Viendo también la importancia de la inteligencia espiritual para crecer como persona. Tras la cual, tuvimos otro momento de reflexión importante que nos ayudó a situarnos en nuestro camino personal de fe, para poder educar en la fe de nuestros alumnos.

La formación del Jesús histórico al Cristo de la fe estuvo realmente interesante. El P. Oscar nos transmitía la necesidad del encuentro con Jesús, para que pueda empezar  a darse una realidad de fe.

Y continuamos avanzando junto con nuestro formador, hacia realidades más nuestras. A través del PEVI (Proyecto Educativo Vicenciano Institucional), reflexionamos y nos formamos en nuestro carisma propio: hacer presente la buena noticia del evangelio en la escuela. Dar una visión de esperanza, critica y optimista de la realidad social, una visión desde los valores del evangelio.

Finalizamos el día intenso con una breve vigilia mariana, centrándonos en la figura de María, maestra de vida y de fe. Ella nos indica el camino para lograr la experiencia más profunda de la fe, junto a ella nos sentimos acompañados.

El viernes, en la oración de laudes, se nos invitaba a ser agentes activos de evangelización, a ser activos en la misión.

Por tanto, el trabajo y reflexión del día se centró en la Plataforma de evangelización y la doctrina de San Vicente de Paúl: las claves de su evangelización, sus objetivos, claves y metas.

Vimos como estamos llamados a una educación en valores desde la fe y, para ello, revisamos de manera personal, el perfil del educador vicenciano, con los aspectos asumidos y los aspectos a mejorar.

Un trabajo personal muy interesante que nos situaba de forma muy concreta, ante nuestro trabajo en el centro escolar, y, que, con cierta autocritica, nos ayuda a mejorar en nuestra labor como docente vicenciano.

Después, compartimos entre todos, los aspectos de mejora en nuestros centros educativos, viendo claramente que se nos pide una forma concreta de educar y para ello, nos ayudan los distintos valores propuestos.

Este año, la esperanza; ser “sembradores de esperanza”, una esperanza que nos ancla en la fe y en la caridad; en definitiva, una forma de vida.

Finalizado el descanso de la tarde, nos reunimos juntos para ver una película interesante y amena, que nos gustó a todos, nos situó lo trabajado y compartimos los diferentes aspectos que nos habían llamado la atención.

El sábado, último día de esta experiencia intensa, iniciamos los laudes con la invitación a concretar todo lo vivido y trabajado, a centrar lo que el Espíritu Santo había puesto en nuestro interior.

La reflexión, enmarcada en la parábola de buen samaritano, es sencilla: Jesús nos invita a ser misericordiosos, amar al otro, compadecerse…

Teniendo presente que “Todo aquello que hagáis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hacéis” Mt25,40.

La última formación sobre el tacto pedagógico, una orientación en relación con la acción docente resultó muy interesante y conclusiva.

Ya vamos finalizando el encuentro con la evaluación y la preparación, por grupos, de la eucaristía.

La eucaristía, broche final del encuentro, fue como una acción de gracias por la experiencia vivida y compartida. Finalizamos la celebración con un gesto muy significativo: recibimos una vela encendida, como gesto de llevar la luz a nuestros centros, enviados a ser auténticos samaritanos.

Estos días han sido un regalo para asomarnos al interior, renovar el corazón y seguir creciendo personal y profesionalmente, al puro estilo de San Vicente de Paúl.

!Gracias por poder formar parte de esta gran familia vicenciana!

Begoña Gorostiaga
Coordinadora de pastoral
Colegio SVP-Ikastetxea – BARAKALDO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl y actual Visitador de la Provincia de Zaragoza. Es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.