Ejercicios interprovinciales en Valvidrera-Barcelona ´2016

Imagen1

Por tierra, mar y aire…., fuimos llegando hasta la histórica casa de Valvidrera, convocados por la Provincia de Barcelona, los 28 misioneros que nos disponíamos a iniciar los Ejercicios Espirituales interprovinciales. La cita, con carta previa, no dejaba lugar a dudas; debíamos estar todos el domingo 10 de abril, a las 8.30 de la noche para compartir la “primera” cena.

Y así fue. Desde puntos geográficos tan distantes como Cádiz, Mallorca, A Coruña, Madrid, Valencia, Canarias, o Puerto Cortés… entre otros, nos reunimos 11 misioneros de la Provincia de Barcelona, 7 de la Provincia de Madrid, 7 de Salamanca y 3 de Zaragoza.

Tras dicha cena, y sin perder mucho tiempo, se nos explicaron los detalles prácticos de la casa y su magnífico entorno. Cabe apuntar para los foráneos, que este en un gran valor añadido del lugar, localizado en el área del “Parc de Valvidrera” y dentro del “Parc Natural de la Serra del Collserola”, teniendo el Tibidabo y también la “fosterita” -puede consultarse en google- y olímpica Torre de comunicaciones de Collserola, como guardianes y guías permanentes. Y, por supuesto, la siempre cosmopolita y rectilínea Ciudad Condal a nuestros pies.

El P. José María Nieto, encargado de acompañar nuestra reflexión durante estos días de retiro, nos planteó la propuesta de horario a seguir que, rápidamente, concretamos entre todos. En definitiva, los dos tiempos de charla al día, la oración de la mañana y de la tarde (con la Eucaristía), y los tiempos de comida que, como es lógico, ya estaban fijados por la delicada y exquisita atención de la casa.

Los cinco días de silencio y de ejercicio en el Espíritu, iniciaron dejándonos acompañar por el Protagonista hacia el desierto interior. Y así, en actitud de búsqueda, se nos propuso “dejarnos” también encontrar por Dios. Siempre, a la luz de la Palabra de Dios (con pocos textos pero bien escogidos), continuamos el camino tomando conciencia de lo que significa ser revestidos con la gracia bautismal y la consagración específica. Otro día, compartimos la experiencia pascual de la pasión, muerte y resurrección del Viviente, meditando en los dones que brotan de esa experiencia fundante de nuestra fe.

El acompañamiento en la oración que brindó el P. Nieto, nos siguió llevando a pedir la gracia para amar y sentir la Iglesia desde la propia vida comunitaria. Y es así como, el último día, pudimos reconocer nuestra necesidad de conversión permanente que nos facilitará el llegar a ser expertos en un apostolado, con mirada contemplativa, entre los más pobres.

¡Qué hermoso vivir los hermanos unidos…! (Salmo 133). Gracias a todos los que lo han hecho posible, también durante estos días de Ejercicios.

Mikel Sagastagoitia, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.