El Estudiantado de Las Arenas (1980)

P1080830Copiamos directamente el Proyecto de Vida que han elaborado y que viene a ser toda una Ratio Formationis a ese nivel. Como es largo, y salo por eso, lo escribiremos en letra pequeña.

Teniendo en cuenta la idea de la Provincia, a través del Visitador, sobre esta casa y también la de la comunidad que aquí vive, como una comunidad que acompaña a estos jóvenes en su maduración personal in­tegral hacia una opción por Cristo en el servicio a los pobres, y contando también con la opinión de los mismos jóvenes sobre su estilo de vida, hemos realizado este proyecto de vida en el estudiantado, que enviamos para co­nocimiento y aprobación, si hiciere falta, del Visitador y Consejo.

  1. 1.  PRESUPUESTO BÁSICO

Queremos hacer constar que se trata de unos jóvenes que todavía no han hecho una opción definitiva por pertenecer a la Congregación, ni siquiera una opción última por ser sacerdotes. Están en búsqueda, están abiertos al sacerdocio en la Misión, como forma de realización personal, como hombres y creyentes. Según las nuevas Constituciones estarían en el “primer paso” de pertenencia a la C.M., en el que quieren seguir conocien­do nuestro estilo de vida, como respuesta a su planteamiento personal.

Creemos que tener en cuenta esto es importante para evitar “resabios” de  otros  Estudiantados anteriores, en concreto en esta casa, en cuanto a vida comunitaria, a “cierta reclusión”, a su formación espiritual y vocacional, que pensamos debe ser gradual y sin quemar etapas.

En definitiva son jóvenes que maduran su opción cristiana y en esta maduración y opción está comprometida la comunidad y en ella la Provincia de Zaragoza.

2.  OBJETIVOS

Los objetivos que nos hemos marcado fundamentalmente nacen de lo que la comunidad y la Provin­cia creen que debe ser este estudiantado y también de lo que los jóvenes quieren lograr en su vida con nosotros.

Queremos hacer un comunidad joven que vive, como joven, que cree y celebra y madura su fe, y que trabaja y se forma. El objetivo último es potenciar la madurez humana y cristiana que les posibilite dar una respuesta personal al planteamiento de su vida y en este sentido presentar, testimoniar, el estilo de vida vicenciano como una posible respuesta. Los objetivos más concretos están definidos por los mismos jóvenes, que la Comunidad ha aceptado en su totalidad:

–          Formación en la fe, maduración cristiana

–          Formación intelectual, humana, en el estudio

–          Ir conociendo la CM, sus raíces, su vida

–          Vivir en comunidad, lugar de encuentro, de búsqueda, de trabajo en común de personas que tienen unos mismos ideales e inquietudes.

–          Hacer vida un proyecto de fe, ir proyectando al exterior la propia maduración.

–          Hacer realidad el Evangelio.

–          Ir preparándose en o para el servicio a los pobres.

 

3. COMUNIDAD QUE TRABAJA

a)   ESTUDIO:

Este es el trabajo que define y enmarca a este grupo de jóvenes, por tanto en él se centran los esfuerzos de todos. Fundamentalmente se realiza en los cursos universitarios. Cuatro jóvenes cursan segundo del ciclo quinquenal de Estudios Eclesiásticos, uno, primero de dicho ciclo, y dos  primero de FICE, todos en la Uni­versidad de Deusto. En este sentido tratamos de responsabilizarnos en un estudio personal y también en un apoyo comunitario. Por eso mismo hemosprogramado unas actividades en casa que ayuden a conseguir un “trabajo* responsa­ble y comunitario:

–   semanalmente u otra periodicidad, según los casos, están previstas unas puestas en común sobre temas ya estudiados, que dos de ellos se encargarían de preparar y dirigir la puesta en común, de forma que se resuelvan dificultades, preguntas y se haga una síntesis comprensiva del tema.

Se ha pensado que la mejor hora de estas puestas en común es por la noche (10), de forma que no reste tiempo de estudio por las tardes, sin que se alarguen más de hora y media.

–          dar en casa alguna asignatura, que creemos es fundamental y que en la Facultad tiene problemas concretos y marginales. La daría el P.Sainz.

–   Complementariamente, si alguno quiere estudiar alguna lengua moderna puede hacerlo con la ayuda de los PP.Sainz y Abaitua. Asimismo se tendrá una hora semanal de solfeo, distribuida en dos medias horas

b) FQRMACION VICENCIANA

No la centramos  únicamente en el “estudio”, sino también en el conocimiento de nuestro estilo de vida, en el contacto con las obras vicencianas, en el trabajo directo de la pastoral. En cuanto al estudio, tenemos una hora a la semana, los miércoles, dirigida por el P.Sainz, que girará en torno a la Vida de San Vicente.

c)  TRABAJO MANUAL

El uso de la casa nos responsabiliza como grupo a realizar algún trabajo necesario para su con­servación, en concreto la limpieza y la pintura de ventanas y paredes de habitaciones, a lo que dedicaremos parte del tiempo libre del fin de semana.

d) PASTORAL

El trabajo pastoral también lo hemos aceptado desde una postura comunitaria, lo que hace no disgre­gar fuerzas en varias direcciones; desde una postura de integración en la parroquia, aunque no sea la “más vicenciana”; también desde un criterio práctico y testimonial en el lugar que nos encontramos. En tendemos también el trabajo pasto­ral como formación personal, en el que los jóvenes dan y reciben, y como una expresión de la fe, además de una experien­cia enriquecedora y necesaria para la maduración y formación de los jóvenes que en la acción pastoral se encuentran con las personas y necesidades que “empujan” a una opción.

Para este curso hemos aceptado como acción pastoral el trabajo en dos parroquias: a la que  pe­rtenecemos en Las Arenas y la de Berango, pueblo cercano. En Las Arenas nos responsabilizamos principalmente de la catequesis de los niños que están en 6º,7º y 8º de EGB, y de la misa de niños el domingo. En tiempo, esto se traduce en una hora de preparación y una hora de catequesis a la semana. En Berango aceptamos la catequesis de 8º de EGB y grupos de posconfirmación y otros de Educación media (BUP y FP), que ocupan la mañana del domingo y una prepara­ción, el miércoles por la noche, para los que van allí.

Aunque cada uno tiene “su campo” de acción, el trabajo es de todos, que comunitariamente se comparte en las preparaciones, evaluaciones y ayudas concretas.

4.COMUNIDAD QUE CREE

Es  otro de los objetivos fundamentales, madurar en la fe, también a nivel personal y comunitar7,” Porque somos conscientes de la situación de estos jóvenes, no hay una programación exhaustiva de actos de pieda: Creemos que a esto colabora también el estudio de la Teología, la reflexión personal y comunitaria, la acción pas­toral, el contacto con la vida de la comunidad, las relaciones entre todos, porque toda la vida que realicemos es vida que testimonia nuestra fe. No hay una formación espiritual específica, concretada en actos piadosos o clases de espiritualidad (creemos que no es el momento), pero si hay una expresión de fe, de la comunidad que cree, pro­fundiza y celebra su fe. Hay una participación libre en la oración y celebración de la Comunidad todos los días, cuando se reúne por la tarde.

Concretamente el grupo de estudiantes expresa y celebra su fe de esta manera:

–   a diario:

  • saludo de la mañana: oración corta, que prepara y dirige cada semana uno, como encuentro con Dios y con los demás, y orientación del día.
  • oración de la noche, que se hace de la misma forma que la mañana, como recopilación del día, acción de gracias…..

–   semanalmente:

  • participación en la Eucaristía de la Comunidad
  • celebración de la Eucaristía del grupo
  • se dejó para más tarde ver si es necesario otro tipo de oración, que pudiera ser meditación, que ahora la incluimos en la Eucaristía.

–   mensualmente: revisión de la vida, a todos sus niveles.

–   trimestralmente: celebración de la Reconciliación comunitaria, coincidiendo con “tiempos fuertes” litúrgicos.

Creemos por tanto que es tiempo de una formación recibida testimonialmente desde la Comunidad y desde el diálogo personal con los jóvenes, es una formación de cercanía, de vida desde unos presupuestos claros de: “gusto ” por Jesucristo y por la Misión.

Incluimos en esta formación y maduración en la fe, el trabajo pastoral que cada uno y el grupo e- total realiza, por cuanto es profundizar y conocer lo que creemos para luego expresarlo y vivirlo. Incluimos tambié­n la vida de la comunidad reunida en el nombre del Señor, la alegría y el sentido a la vida que desde nuestra opción vicenciana vamos descubriendo.

5. COMUNIDAD JOVEN QUE VIVE

En esto resumimos nuestro proyecto, en que sea una comunidad joven que vive en el trabajo, en la fe, en el cada día, con sus “incongruencias” y con sus ideales, con su búsqueda y su fracaso. Queremos que se sienta en eso su vida, y también en sus relaciones dentro y fuera del grupo, que sea una comunidad abierta, que sienta la alegría de vivir, del encuentro con los demás en el trabajo y la diversión, en el estudio y el deporte, en la fe y en la duda. Por tanto una comunidad que “contagie” su vida, su estilo, en un testimonio sincero abierto a la crisis y lleno de esperanza.

 

HORARIO:

 

En el aspecto práctico y organizativo hemos programado este horario, teniendo encuentra que el tiempo se ocupa principalmente con el estudio en la Facultad, todas las mañanas, y con el estudio personal por las tardes:

7’30 -levantarse

8’00 -oración de la mañana

14’15 -comida

15’30 -solfeo (dos días a la semana)

16’00 -Estudio de S.Vicente (un día a la semana )

20 ó 22- Eucaristía del grupo (un día a  la semana)

22’15 -Eucaristía de la Comunidad

21’00 -Cena. Oración de la noche

22’00 -Puesta en común (el día que haya)

La actividad pastoral y los estudios complementarios se realizan Por las tardes, teniendo, como criterio básico no cargar con más de una hora el tiempo que estos nos lleven, de forma que la tarde esté- dedicada Fundamentalmente dl estudio. Los fines de semana quedan sin horario fijo, pero se programan desde las líneas que antes hemos marcado de lo que quiere ser este grupo., teniendo en cuenta además que es un tiempo en el que la par­ticipación pastoral, sobre todo el domingo por la mañana, se hace más activa.

Este es el proyecto de vida que queremos ir haciendo realidad, casi hemos empezado antes a vivir­lo que  a escribirlo, que queremos revisarnos y revisar el proyecto de forma que no se quede en letra sin espíritu, para lo que ponemos nuestro esfuerzo, nuestra ilusión y os pedimos a Visitador y Consejo vuestro apoyo y vuestra oracióny también vuestra Corrección fraterna si llega el caso.

 

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *