Encuentro CEVIM sobre la transmisión de la fe

El viaje formativo-cultural que el Seminario Interno Interprovincial ha vivido en estos últimos días, nos llevó a Italia, donde se celebró en el Colegio Alberoni de Piacenza, la Reunión de la CEVIM titulada “La transmisión de la fe cristiana en nuestro tiempo“, los días 17 y 18 de enero.

Partimos el día 16, después del almuerzo, desde Teruel al aeropuerto de Zaragoza y donde cogimos el avión que nos llevó a Italia, aterrizando en el aeropuerto de Bérgamo. Nos recibió la nieve y los conductores del Colegio, que nos llevaron a Piacenza. A nuestra llegada los estudiantes paúles de las diferentes provincias de Italia, que estudian allí, habían preparado una fiesta de bienvenida junto a los formadores, así que, desde el principio comenzamos a respirar aire de fraternidad y comunión.

El día 17 se inició el Encuentro CEVIM: el primero en hablar y abrir la conferencia, fue su Excmo. Mons. Gianni Ambrosio, obispo de Piacenza-Bobbio, que nos dio la bienvenida deseándonos un buen trabajo. Luego hablaron otros cohermanos sobre diferentes temas: experiencias, reflexiones sobre la fe en nuestro tiempo; cómo vivirla, cómo cultivarla, a través de ejemplos concretos y la propia experiencia de san Vicente de Paul; el intercambio interreligioso que se expresa en la caridad…

Como he dicho, el viaje fue formativo-cultural: hemos aprovechado esta oportunidad para visitar la gran estructura del Colegio Alberoni, fundada en 1751 por el cardenal Julio Alberoni para la formación de los sacerdotes en la diócesis de Piacenza y confiada a los misioneros de la CM. Amplias habitaciones y aulas de las diversas ciencias, nos hicieron viajar en el tiempo, apreciando el trabajo de tantos cohermanos nuestros que han dedicado sus vidas a la formación de buenos sacerdotes y que han dejado un gran patrimonio cultural.

El día 19 visitamos la ciudad de Milán, la gran catedral y el baptisterio donde san Ambrosio bautizó a san Agustín. Al final de la mañana fuimos a la parroquia de la Medalla Milagrosa, donde hay una comunidad de cohermanos, en la que celebremos la Misa; después los padres de la parroquia nos ofrecieron el almuerzo para cerrar esta visita en la fraternidad y la alegría.

Regresando a Piacenza tuvimos tiempo para visitar la ciudad, y para cenar los estudiantes paúles nos llevaron a una pizzería donde pudimos compartir, además de la mesa, un rato de conversación después de estos días tan intensos, pero llenos de la presencia del Señor.

Muchísimas gracias a los visitadores de las provincias de Italia que nos permitieron tener esta experiencia, y a todos los misioneros del Colegio que nos recibieron y acogieron, empezando por el superior; también, una vez más, a los estudiantes y seminaristas, que nos hicieron realmente sentir como en casa.

Como siempre llega el día de la salida, programada para la mañana del domingo; al despedirnos aún había más nieve, nieve que ha caracterizado estos días, envolviéndolos de una atmósfera particular.

Y ya estamos de vuelta en Teruel, para continuar nuestro de Seminario Interno. En las pocas líneas escritas aquí es difícil resumir todo lo que hemos vivido: sentimientos, emociones, palabras que se escucharon, rostros conocidos… Sólo estamos seguros de que esta experiencia quedará para siempre en nuestro recuerdo.

Un abrazo fraternal a todos.

Vincenzo Lorenzo, seminarista
Teruel, 25 de enero de 2013

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.