ES NOTICIA: Maribel Salas

asdVaya Semanita llegó a su vida cuando ya había decidido tirar la toalla. Años antes, había dejado un trabajo fijo, con un buen sueldo y una estabilidad familiar para apostar por lo que siempre había querido: ser actriz. Estaba casada y tenía un hijo. Había hecho algunas cosillas en el teatro y en el café-teatro, pero aquello de la farándula no daba para vivir y Maribel Salas se sentía cansada de ingeniárselas para llegar a fin de mes, para evitar que le cortaran una vez más el suministro eléctrico. “Esto no es vida”, pensó mientras paseaba en soledad por una playa de Málaga en unas vacaciones de verano. “Cuando volvamos a Barakaldo, me pongo a buscar trabajo”, decidió entonces. Precisamente, aquel mismo día una llamada telefónica le cambió la vida: Vaya Semanita había recibido el visto bueno de ETB y comenzaban a grabar los episodios en septiembre. ¡Otra vez en lo más alto de la montaña rusa que era su vida!

Desde ese día no se ha bajado de la cima. El programa de Euskal Telebista alcanzó cotas de audiencia históricas que le otorgaron una fama inimaginable en ese pasado lleno de sinsabores y estrecheces. Hoy triunfa en todo el Estado con el papel de la tía Bego en Allí abajo, la exitosa ficción de Antena 3.

Maribel Salas nació en Barakaldo hace 50 años. Allí creció, en el barrio de Rontegi; allí estudió junto a su compañero de fatigas juveniles, Luis Valderrama -les echaban continuamente de clase porque no paraban de reírse-; allí conoció al que luego sería su marido, Andoni, en el grupo parroquial de Remar… y allí descubrió que vivir sobre los escenarios era su pasión. “Vi el espectáculo Glups de Dagoll Dagom y me quedé enganchada e hipnotizada con esta profesión”. Y allí nació su hijo, Iker, la persona más especial de su vida. Sigue emocionándose cuando habla de él y cuando recuerda cómo disfruta de las conversaciones “de tú a tú” que mantienen ahora que ya tiene 18 años; “aunque a veces discutimos y me suele soltar: joe, ama, para ser una cómica, vaya mala hostia que tienes”, dice riendo a carcajadas.

¿Siempre quiso ser actriz?

-Desde siempre.

¿Cómo fueron sus primeros pasos sobre el escenario?

-Tenía 15 o 16 años cuando tuve la primera experiencia delante del público. Era superamateur. Estábamos en la parroquia de mi barrio preparándonos para la confirmación. Nos reuníamos en un local y allí montamos una ópera rock musical que se llamaba Gospel. Es que yo quería ser cantante y actriz. El caso es que nos fuimos de gira por toda España arropados por la parroquia. Ahí ya dije: esto es lo que quiero hacer y de lo que quiero vivir.

El caso es que usted, aunque no renunciaba a su sueño, cursó estudios de Informática.

-Estudié Informática para buscarme una salida en la vida. Luego comencé a trabajar en una buena empresa de equipos médicos y material fungible, pero mi vida era muy triste. Iba a trabajar por la mañana; paraba una hora para comer, salía del trabajo y lo único que quería era dormir para madrugar al día siguiente y rendir. Vamos, lo que es la vida de mucha gente. Pero es que yo nunca he soportado la monotonía. Aquella empresa para mí era el infierno. Y eso que las condiciones eran buenas, la gente estupenda… pero vivía con esa tristeza de que me faltaba algo.

Entonces lo dejó todo por la interpretación.

-Casi había olvidado mis inquietudes. Pensaba: bueno, la vida me ha llevado a ese punto y es lo que tenía que ser. Tenía veintitantos años cuando un día llegó a mis manos un folleto de una escuela de teatro de Getxo y se me abrió otra vez la inquietud. Hice las pruebas sin ninguna fe y me llamaron. Ahí empezó el caos. Aquello era toda la mañana en clase, talleres por la tarde…

Una entrevista de Itziar Gorospe. Tomado de www.Deia.com

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.