Formación permanente: zona Norte

El día 22 de Enero del año en curso 2.020, celebramos en San Sebastián la reunión de Formación Permanente, Zona Norte. Nos reunimos las Comunidades de Baracaldo, Pamplona: Iglesia y Enfermería junto con San Sebastián.

Según la Programación de zona, esta vez, correspondía a Donostia ser la anfitriona del evento.

Sintiendo el vacío y la nostalgia por la ausencia del P. Erramun Aizpuru, Superior de esta casa, fallecido el día 7 de Enero, preparamos la Reunión y recibimos con gozo, a puertas abiertas y sin llamar, a todos los representantes de las distintas comunidades de la zona.

A partir de las 10 de la mañana fueron llegando los distintos compañeros para pasar un día en convivencia fraterna de amistad  compartida, como amigos que se visitan y se comunican noticias e inquietudes.

La Comunidad anfitriona les ofreció unos canapés variados mientras llegaba la hora de comenzar los actos de la convivencia.

A las 11,30, el P. Benito Asistente de la casa y Superior en funciones, nos invitó a comenzar el rezo de la Hora Intermedia, después nos esperaba el Tema propuesto por la comisión de Formación permanente: EL SER HOY DE NUESTRA PROVINCIA: DEBILIDADES Y POSIBILIDADES.  En el ambiente se percibían ganas de compartir opiniones, sugerencias y luces de esperanza.  El P. Benito nos hizo una presentación del Tema y abrió después el dialogo con las preguntas finales.

En verdad que el Tema nos pareció altamente sugerente, con visión de futuro, no faltó un breve análisis de la situación actual respecto de las vocaciones y las dificultades que conlleva la invitación a los jóvenes de hoy  a seguir  nuestra vocación.  Pero… Quien ha sido ”llamado” tiene que  llamar.  Y para llamar es necesario cambiar, no solo estructuras, métodos planificaciones, sino decidirnos a cambiar nosotros mismos. Ese es el pilar fundamental, la línea fuerza de nuestro porvenir, lo que dará animación y ganas de destruir nuestra apatía y desinterés que conducen a una vida gris.

Nos espera un reto inquietante, de desasosiego si pudiendo no lo intentamos. Siempre es posible que la levadura fermente si el intento lo hacemos presente todos los días. 

Hablar de fe y esperanza, saber sembrar, forma parte de nuestra vida comunitaria; para todo esto no cuentan tanto las edades.

Las ideas de mayor resonancia entre los reunidos fueron: Las concernientes a nuestro futuro vocacional, a la vivencia de nuestro carisma en los ministerios y a nuestra vida de comunidad, a las plataformas que nos comunican con la Juventud como: las “Misiones Populares, las Parroquias encomendadas a nuestra labor pastoral y los colegios.

Destacando la conversión del corazón como pilar fundamental de todos nuestros planteamientos de cambio. Después de una lluvia de propuestas y buenas intenciones terminamos la reflexión del tema. Un pequeño tiempo de descanso y convivencia, nos acercó al desplazamiento para dirigirnos al lugar del almuerzo.

Llegados al restaurante Algorri nos sirvieron el menú del día que daba la posibilidad de escoger nuestras preferencias. Comimos a gusto charlamos más a gusto si cabe y después de una sobremesa con café al gusto del consumidor, nos sacamos una foto de conjunto y nos despedimos después de un día de convivencia como amigos que se quieren bien. 

José Luís Argaña, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.