Inquietud vocacional, Cuyamel (Puerto Cortés)


Recibí esta palabra del Señor: «Antes de formarte en el vientre, te escogí; antes de que salieras del seno materno, te consagré: te nombré profeta de los gentiles.» Yo repuse: « ¡Ay, Señor mío! Mira que no sé hablar, que soy un muchacho.» El Señor me contestó: «No digas: “Soy un muchacho”, que adonde yo te envíe, irás, y lo que yo te mande, lo dirás. No les tengas miedo, que yo estoy contigo para librarte.» (Jr1,4-7).

Con el canto de la llamada referido a Jeremías, el profeta de Anatot, y a manera de oración, dio inicio el encuentro de jóvenes con inquietud vocacional de las parroquias Santiago apóstol y sagrado Corazón de Jesús. Es el primer encuentro del año, lo tuvimos en la iglesia de Omoa, céntrico para ambas parroquias, con el fin de salir un poco y conocer la geografía de las parroquias.

Seguidamente, después de la oración tuvimos dos momentos de experiencias de llamada de Dios. Una la llamada común y otra más específica teniendo como referencia a nuestro fundador, san Vicente de Paúl. Tiempo para compartir, preguntar, hacer aportes y demás.

En Cuyamel tenemos cuatro jóvenes que han manifestado inquietud misionera, de estos asistieron dos, en Puerto Cortés otros cuatro, y alguno más; asistieron tres, además de Jesús Rivas de la etapa de acogida.

Los estamos acompañando y ayudando a descubrir su vocación. Son chicos buenos, hijos de agentes comprometidos por lo que nos da alegría y esperanza. Acogerlos y compartir con ellos nuestra experiencia de misioneros es un gozo.

Seguimos trabajando con ilusión en la misión y orando para que “el dueño de la mies siga enviando operarios”. Por eso, no perdemos el entusiasmo misionero, somos sembradores, no nos cansarnos ni perdemos la motivación, nos fortalece creer que el Señor está con nosotros y que el aporte de cada uno es la clave para lograr esa cultura vocacional que tanta falta nos hace en la congragación. 

Acabamos el encuentro con un ejercicio práctico personal para reflexionar sobre lo visto en esta experiencia de discernir cada uno su vocación; el almuerzo, fotos y despedida a la espera del próximo encuentro.

Wilmer A. Ramirez, C.M.

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Juana Leonor López Lara dice:

    Que el Señor siga sembrando en el corazón de los jóvenes el deseo de consagrarse a su Servicio en los más necesitados. Él, sigue llamando; que nuestros oídos estén atentos a su Voz. Oraciones por esta intención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.