Honduras: venir es volver…

Estamos en el siglo que se ha llamado de las comunicaciones. Por eso no podíamos más que utilizar este medio inmediato como es el Internet, y en concreto esta página web, para transmitiros la apasionante y dinámica realidad de la tarea que los misioneros paúles realizamos en Honduras.

Unidos a toda la Familia Vicenciana en el mundo, a la que os invito a conocer a través de los diversos enlaces, los Paúles de la Provincia Canónica de Zaragoza abrimos de par en par nuestro día a día misionero; lo que somos y lo que hacemos para ser fieles al carisma que San Vicente de Paúl nos ha transmitido: sentirnos enviados a evangelizar a los más pobres. Según vayáis navegando, os daréis cuenta quiénes somos, dónde estamos y cómo desarrollamos nuestras variadas labores de evangelización y servicio.

Quiero presentaros el ministerio más mimado por la Provincia y el que se hace presente, de una u otra manera, en todas las parroquias que atendemos, en los encuentros o retiros que dirigimos, o en las instituciones y obras que llevamos. Como ocurre en todas las familias, el último miembro que ha llegado o el que está más necesitado de nuestro apoyo, siempre es el más querido y arropado. Así sentimos la Misión de Honduras en nuestra Provincia vicenciana de Zaragoza.

Avisarte por último, amable “internauta” que, por mucho que nos esmeremos en estas líneas por acercarte Honduras y su realidad, sólo llegarás a conocerla y amarla tal como es, dando el salto físico y yendo hasta allá, y ojo: porque venir a Honduras es volver.

Las Misiones “ad gentes” como continuadores de San Vicente de Paúl.

Para Vicente de Paúl es clara la universalidad de la vocación misionera:

“¡Qué feliz es la condición de un misionero que no tiene más límites en sus misiones que el mundo habitable! ¿Por qué restringirnos, entonces a un punto y ponernos límites dentro de una parroquia, si es nuestra toda la circunferencia del círculo?” (SVP XI, 828-829).

En diversos escritos, San Vicente afirma que los misioneros que salen de su tierra de origen son los que mejor manifiestan la forma de vida de Jesús:

“No hablo solamente de nosotros, sino de los misioneros del Oratorio,…Capuchinos, Jesuitas… Ved cómo se van hasta las Indias, al Japón, al Canadá, para llevar a cabo la obra que Jesucristo empezó en la tierra y que no abandonó desde el instante de su vocación” (SVP XI, 55-56).

Ya en el siglo XVII y en la Francia que Vicente de Paúl nació y vivió, la llamada misión “ad gentes” o misión extranjera o entre infieles, llegó a estar muy pujante entre las grandes Congregaciones enviadas por el Papa a tierras sin evangelizar.

Cabe apuntar en esta apartado que, aunque la Iglesia denomina misión “ad gentes” a aquellas misiones cuyos destinatarios son los pueblos o grupos humanos que todavía no creen en Cristo, también, por extensión, utilizamos el término para aquellas misiones necesitadas de una re-evangelización o incluso una nueva evangelización, como es el caso de Honduras y también, aunque con diferencias, el caso de las acomodadas comunidades europeas.

La Provincia de Zaragoza en la Misión de Honduras.

Las Normas Constitucionales de la Congregación de la Misión dicen que, entre las obras de apostolado propias, ocupan hoy un lugar destacado las misiones “ad gentes” o a pueblos que se hallan en parecido estado de evangelización. Y nuestra Normas Provinciales afirman que nuestro trabajo misional “ad gentes”, del que todos hemos de sentirnos solidarios, se orienta preferentemente a la Misión de Honduras.

Mirando unos años hacia atrás, en 1989, la Provincia de Paúles de Barcelona, presente en Honduras desde hace casi cien años, nos ofrece la posibilidad de asumir la responsabilidad pastoral de la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús”, establecida en los municipios de Puerto Cortés y Omoa, en la costa Norte del Departamento de Cortés, en el Caribe hondureño. En el mes de septiembre de ese mismo año, nuestra Provincia Canónica de Zaragoza, en acuerdo con el Obispo de San Pedro Sula, establece un primer equipo misionero de tres paúles para atender pastoralmente aquel extenso territorio parroquial en continuo crecimiento.

Hoy el territorio de misión comprende ya dos parroquias: “Sagrado Corazón de Jesús”, con sede en Puerto Cortés, y “Santiago Apóstol” con sede en Cuyamel. En cada una de los lugares están destacados tres misioneros paúles. Entre los seis sacerdotes intentan llegar a una población estimada de 130.000 habitantes, distribuidos en 90 comunidades organizadas. El territorio misionero se extiende a lo largo de unos 80 kms. de costa y decenas de kms. montañosos, que unas veces son recorridos en vehículo todo terreno y otras a pie o en caballo, todo ello entre angostos valles y frondosas alturas con las características propias del paisaje y clima Tropical.

Para profundizar en una descripción más amplia sobre la realidad socio- económica y humano-religiosa de la Misión, les ofrecemos al final de este apartado unos anexos explicativos. Todo esto nos podrá servir para constatar que, la riqueza del pueblo hondureño, -como sucede por todas las latitudes del Mundo-, está basada en sus gentes y en sus valores y costumbres.

Prioridades y estructuras fundamentales con las que cuentan nuestros misioneros en Honduras:

Honduras es un país rico pero empobrecido. Su renta per cápita sigue situándolo entre los países más “al límite” de América, ocupando el segundo lugar después de Haití. Desde esta realidad, la tarea evangelizadora quiere priorizar sus actuaciones principales desde estos tres frentes: la dignidad de la vida, la formación y seguimiento de los agentes de pastoral, y las estructuras sólidas de comunión y participación. Veámoslo a continuación:

A.- Desde la urgencia por seguir trabajando por la dignidad de la vida; desde los campos más desprotegidos o deficientemente cubiertos por el Estado, como son: la educación, la salud, la vivienda y sobre todo, el valor supremo de la vida.

Realizaciones principales en marcha:

  • Centro Educativo Parroquial “Sagrado Corazón de Jesús”. Con los niveles de Preparatoria, Primaria y Secundaria (Bachiller y Educación Comercial). Cuenta con unos 1250 alumnos y es atendido por un equipo docente y administrativo de 45 personas.
  • Centro de Integración Juvenil y Enseñanzas Laborales “Federico Ozanam”. Obra Social destinada a jóvenes de ambos sexos con bajos recursos económicos y problemas de adaptación al sistema formal de educación. Cuenta con las áreas de Mecánica automotriz, Electricidad, Refrigeración y Soldadura. Atiende a 160 jóvenes y participa un equipo educativo de 14 personas.
  • Hogar de Niños “San Ramón”, Etapas I y II. Proyecto social para atender a los niños de y en la calle. Son dos casas que ocupan dos etapas distintas del proceso. Participan de 20 a 25 niños que son acompañados por 6 educadores.
  • Hogar de Ancianos “San Vicente de Paúl”. Hogar atendido por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y un equipo de 15 empleados. El número de ancianos y ancianas residentes es de 30; siempre escogidos entre los más necesitados y abandonados.
  • Consultorios Médicos en las dos sedes parroquiales. Funcionan de lunes a viernes y en horario de mañana. Dirigido a atender a la población más necesitada que no puede acceder a la salud privada o sufre las deficiencias de la pública. El personal que lo atiende esta integrado por 4 personas, incluida una doctora y una enfermera. El número medio de pacientes que pasan cada día por estos consultorios parroquiales es de unas 30-35 personas.
  • Talleres de Promoción de la Mujer. Destinados, en ambas parroquias, a impartir cursos periódicos de corte y confección doméstica, cocina, manualidades y otros. Son atendidos por una persona contratada parcialmente y un equipo de voluntarios. Llegan a la población femenina de escasos recursos económicos e intelectuales.
  • Proyecto cooperativo avícola y ganadero de carácter socio-sanitario. Destinado a potenciar el cooperativismo en el sector femenino más desfavorecido del área rural de Cuyamel. Fue impulsado por “Medicus Mundi Bizkaia”, con el objetivo de mejorar la salud de la madre y sus hijos por medio de una dieta más completa y equilibrada, a través de microgranjas avícolas. Con este mismo reto, en el área rural de Puerto Cortés, está en marcha similar programa con apoyo a la familia; posibilitando la crianza y explotación de una vaca para el consumo lácteo doméstico.
  • Proyecto cooperativo de apoyo a pequeños caficultores. Se trata de un proyecto cooperativo nacido entre las aldeas más altas de la Cordillera del Merendón. La Pastoral Social de la Parroquia “San Vicente de Paúl, de San Pedro Sula, puso en marcha este Programa para organizar de manera cooperativa a campesinos sencillos que disponían de plantaciones de café. Se trata de optimizar los recursos comunes para que la mayor parte del beneficio recaiga en el mismo productor. Actualmente en este Programa participan comunidades y familias de las tres parroquias vicencianas de San Pedro Sula, Puerto Cortés y Cuyamel. Este café puro y cultivado sin insumos químicos sintéticos, ya se puede encontrar en el comercio justo de muchas comunidades de España.
  • Programa de salud integral. Desde este programa se está apostando fuertemente por la formación en la salud integral, sobre todo en el área rural de Cuyamel. Educando en los valores que desarrollan una calidad de vida mucho más saludable. Facilitando también los recursos materiales para que todos los hogares puedan disponer de su letrina y de su conducción de agua potable.
  • Programa social “por una casa digna”. Tarea que realizan los agentes de promoción humana parroquiales presentes en cada una de las comunidades; detectando y estudiando necesidades más urgentes en las casas de las aldeas, cara a facilitar materiales para mejoras o reconstrucciones de la estructura.
  • Escuela de adultos mayores “Santa Luisa de Marillac”. Proyecto educativo social dirigido por miembros de las Conferencias de SVP, y destinado a la alfabetización de adultos mayores y casos especiales que no pueden adaptarse a otros programas alternativos. Está basado en el programa gubernamental “Educatodos” y reconocido por la Secretaría de Educación de Honduras.
  • Escuela para los privados de libertad “San Pedro Nolasco”. Escuela de adultos que funciona en el Presidio de Puerto Cortés y que es atendida por educadores voluntarios internos y externos, bajo el reconocimiento de los Programas “Educatodos” y “Maestro en Casa”.
  • “Instituto Hondureño de Educación por Radio” – IHER – “Maestro en casa”. Es otro Programa de alfabetización de adultos destinado a jóvenes mayores de 16 años que por motivo de obligaciones familiares o laborales no han podido alcanzar los estudios correspondientes. Los alumnos siguen sus clases desde la casa a través de la Radio y grabaciones, y acuden una vez por semana a clases presenciales de apoyo. Cada curso se matriculan unos 600 alumnos en los centros parroquiales de Puerto Cortés y Cuyamel, cursando Primaria, Ciclo Común y Bachiller.
  • “Programa de Ayudas al Estudio”. Programa que consiste en ofrecer un apoyo económico parcial o total a jóvenes de Secundaria de escasos recursos económicos que viven en lugares con difícil acceso a los centros de Educación Media. El Programa atiende actualmente a unos 200 jóvenes, sobre todo de las áreas rurales de la Misión, y se financia con becas y donativos del extranjero.
  • Centros de Capacitación de Omoa y Cuyamel. Son los lugares que utilizan nuestras dos parroquias para la capacitación periódica de sus agentes de pastoral. Cuenta con dos construcciones básicas y tiene cada centro una capacidad de 90 camas y espacios comunes de comedor y lugar abierto para reuniones.
  • “Radio Luz Cortés”. Radio emisora con programación propia y variada desde sus estudios centrales en Puerto Cortés. Se enlaza en algunos marcos horarios con la Radio Diocesana y lanza la señal por el territorio de las dos parroquias. Es un mismo proyecto diocesano evangelizador a través de los modernos Medios de Comunicación Social. Cuenta con tres empleados a tiempo completo y con un número creciente de voluntarios y club de amigos de la Radio, que dan forma a una variedad de programas educativos, evangelizadores, de información y de entretenimiento.

B.- Desde el trabajo intenso e ininterrumpido en la formación permanente de los fieles, para que puedan vivir y dar razón de su fe en medio de una sociedad muy religiosa pero, a la vez, muy confundida y manipulada por la proliferación de nuevos grupos religiosos y sectas. Teniendo especial dedicación a suscitar y capacitar el número creciente de agentes de pastoral; pieza clave en una Iglesia que es misionera.

Principales agentes de pastoral:

  • Delegados de la Palabra de Dios: Hombres y mujeres que presiden y reúnen semanalmente a las comunidades para celebrar el Día del Señor. También trabajan en la formación e integración de toda la comunidad. Actualmente están en activo unos 170 Delegados y Delegadas en las dos Parroquias. Renuevan su ministerio laical cada año y tienen el compromiso de asistir mensualmente a los encuentros de formación y retiro.
  • Catequistas de Infancia: Asumen la tarea de acompañar el proceso de preparación para la Primera Comunión y el seguimiento después del Sacramento. Son unos 200 en las dos Parroquias y prácticamente la mayoría mujeres. Están presentes en todas las comunidades. Y como el resto de agentes de pastoral, tienen la obligación de participar en los encuentros sectoriales y parroquiales de formación y seguimiento, aunque las distancias a recorrer a veces son de varias horas.
  • Animadores catequistas de jóvenes: Son unos 60 jóvenes que acompañan a otros jóvenes agrupados en procesos de fe. Atienden a una población con edades entre 15 a 20 años. Todavía son insuficientes y no están presentes en todas las comunidades de la Misión.
  • Animadores de Comunidades Eclesiales: Son los encargados y encargadas de acompañar semanalmente a las pequeñas comunidades eclesiales existentes en las Parroquias (unas 800 aproximadamente.). Es un ministerio muy necesario ante el crecimiento permanente de barrios y colonias urbanas donde no está aún bien estructurada la vida eclesial. Es una de las opciones parroquiales y diocesanas reimpulsadas fuertemente desde la “Santa Misión Diocesana 2006”.
  • Agentes de Promoción Humana: Son los responsables de coordinar, en cada aldea o barrio, las acciones sociales y de despertar la solidaridad y el compromiso con los más necesitados del lugar. Son unos 70, pero todavía insuficientes para estar presentes en todas las aldeas, colonias y poblaciones de la Misión.
  • Otros laicos comprometidos: Nos referimos aquí a tantos voluntarios que, de diferentes maneras, dedican tiempo e ilusión a muy variadas labores y ministerios en la vida de las comunidades, de los proyectos y de las instituciones eclesiales.
  • Sacerdotes y consagradas al servicio de la Evangelización y de los pobres: Seis Sacerdotes Vicentinos. Cuatro Hijas de la Caridad. Tres Hermanas de la Misericordia de las Américas.

C.- Desde el trabajo con sólidas estructuras de comunión que, al mismo tiempo que expresan la fraternidad y la unidad de la Iglesia Católica, consolidan el trabajo en equipo y la corresponsabilidad de los laicos. Todo ello desde una concepción de Iglesia como comunidad de comunidades, evangelizadas y evangelizadoras.

  • Potenciando los Consejos pastorales como organismos de comunión, participación y corresponsabilidad, donde los laicos representantes sean parte activa de la vida eclesial. Estos Consejos están presentes en los tres niveles diferenciados:
  • Consejos Comunitarios Locales; como estructura representativa de los católicos de cada aldea, barrio o colonia de la Parroquia.
  • Consejo Sectorial; como unidad pastoral que agrupa un número de comunidades de un área común de la Parroquia.
  • Consejo Pastoral Parroquial; que presidio por el párroco, promueve y potencia las acciones conjuntas en toda la Parroquia.
  • Fortaleciendo las Comisiones ya existentes en cada una de las Parroquias y activando o poniendo en marcha las que se encuentran más débiles:
    • Comisión Parroquial de Delegados de la Palabra.
    • Comisión Parroquial de Catequistas.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Educativa.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Familiar
    • Comisión Parroquial de Promoción Humana – Pastoral Social.
    • Comisión Parroquial de Pastoral de la Salud.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Vocacional.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Juvenil
    • Comisión Parroquial de Comunidades Eclesiales.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Penitenciaria.
    • Comisión Parroquial de Pastoral Garífuna.
    • Comisión Parroquial de Medios de Comunicación – Radio Luz Cortés
    • Comisión Parroquial de Liturgia.
  • Integrando los diferentes Grupos y Movimientos presentes en nuestras Parroquias, desde sus carismas propios, en la vida y misión pastoral:
    • Legión de María.
    • Juventudes Marianas Vicentinas – JMV
    • Asociación Internacional de Caridad – AIC
    • Conferencias de San Vicente de Paúl. – SSVP
    • Movimiento Familiar Cristiano – MFC
    • Renovación Carismática Católica – RCC
    • Talleres de Oración y Vida – TOV
    • Caballeros y Damas del Orden al servicio de la Liturgia.

Cuatro grandes retos que afronta la misión vicenciana en Honduras

Todo el Departamento de Cortés, y concretamente el corredor que va desde San Pedro Sula, primera ciudad industrial del país, hasta Puerto Cortés, primera ciudad portuaria de Centro América, sigue teniendo el mayor índice de crecimiento poblacional de todo Honduras. De los 6,5 millones de población repartida por toda la geografía nacional, un millón esta concentrado en nuestra área de influencia. Este fenómeno, unido al potencial e incipiente despertar turístico de la costa Caribeña que recorre toda nuestra Misión, hace que la realidad en la que nos movemos esté en constante evolución.

Desde esta realidad se generan nuevos retos a la hora de plantear la pastoral ordinaria y también nuevas oportunidades de asentar una Iglesia más misionera: en constante expansión, que sale al encuentro de los alejados, y que opta por las pequeñas comunidades siempre más fraternas y solidarias.

Señalamos algunos de estos retos:

  1. Ante el crecimiento acelerado de la población, sobre todo en el área urbana, urge la puesta en marcha de más Comunidades Eclesiales. Unido a ello se necesitan más agentes de pastoral formados, y ampliar la infraestructura pastoral.
  2. Las dos parroquias son receptoras de un movimiento migratorio que llega desde otros lugares del país, buscando sobre todo mejores condiciones de vida y de trabajo. A esto hay que añadir una constante movilidad desde el campo a la ciudad. Esta movilidad humana ha de configurar unas características propias a la evangelización.
  3. Por las características sociolaborales de la nueva población que se genera, aparecen también nuevas pobrezas relacionadas con la pastoral obrera, como por ejemplo: desestructuración familiar, cambio de costumbres, hacinamiento y viviendas en total precariedad, delincuencia, falta de recursos médicos y asistenciales, y otras realidades a afrontar.
  4. También se da, y de manera más acentuada en los sectores urbanos, la proliferación constante de sectas y nuevos grupos religiosos, que confunden y manipulan a los católicos poco formados.

En todo este recorrido, podemos constatar con claridad que la Misión en Honduras, como diría San Vicente de Paúl, nos urge a ser creativos e inventivos hasta el infinito.

En la medida que conocemos una realidad, en esa misma proporción será nuestro cariño y aprecio hacia ella.

Deseamos al amable lector que, al llegar hasta aquí, haya activado esa sintonía con nuestra misión vicenciana. Y sin olvidar que venir a Honduras… es volver.

Anexo 1: Situación económico-laboral

Los Municipios de Puerto Cortés y Omoa están ubicados en el Departamento de Cortés, cuya cabecera es San Pedro Sula, Sede de la Diócesis, y precisamente el Departamento que posee el índice de crecimiento poblacional más alto de toda la República. Situado en la costa atlántica y región noroccidental del País.

El Departamento de Cortés se caracteriza por estar ocupado en su mayor parte por las cuencas de los ríos Ulúa y Chamelecón, que forman el Valle de Sula. Es una de las regiones más inundables del País, pero también posee algunas de las zonas más fértiles de todo Honduras. Grandes extensiones, propiedad de compañías multinacionales hortofrutícolas norteamericanas, se dedican al cultivo de productos, como el banano, destinados a la exportación.

Destaca también la Región por ser la zona más industrializada de Honduras. La industria de la maquila, dedicada fundamentalmente al ensamblaje de piezas textiles, absorbe gran cantidad de mano de obra joven y sobre todo femenina. Se han implantado en el País gracias a las inversiones extranjeras atraídas por la liberalización de la franquicia fiscal y por la mano de obra muy barata. San Pedro Sula, con más de medio millón de habitantes, es la principal ciudad industrial de Honduras. Esta ciudad y su área metropolitana, incluido Puerto Cortés, ha atraído gran cantidad de población emigrante procedente de todo el País. Estos núcleos urbanos sufren las mismas carencias y problemas de las ciudades de países en desarrollo que han crecido de manera vertiginosa en poco tiempo: falta de vivienda, hacinamiento, chabolismo, barrios marginales y de invasión, ausencia de servicios básicos, delincuencia, etc. Por el contrario, también presentan grandes posibilidades de mayor desarrollo y oportunidades para sus habitantes.

Puerto Cortés está en el área de influencia metropolitana de San Pedro Sula. Es el principal puerto mercante de toda la Región Centroamericana. Por su puerto, con certificación internacional, entran y salen productos comercializados con Honduras y los países vecinos de El Salvador, Nicaragua y Guatemala. Dista de San Pedro Sula 45 kilómetros unidos por una moderna autovía denominada CA 5. Todo el Municipio de Puerto Cortés tiene una extensión de 512 Km². Presenta dos áreas geomorfológicos bien diferenciadas: una plana atravesada por los grandes ríos Chamelecón y Ulúa, cuyas desembocaduras se encuentran en el Municipio y configuran todo un sector pantanoso; y otra área montañosa en la Sierra del Merendón, donde se ubican gran parte de aldeas y caseríos de la Parroquia.

De las 95,000 personas que habitan en el Municipio, el 60% reside en el núcleo urbano y el 40% en el área rural.

La actividad económica predominante la ocupa el sector servicios, encontrándose en la Ciudad la administración general de la Empresa Nacional Portuaria, empleando buen número de vecinos porteños. Del mismo modo la ciudad acoge una Base Naval militar de carácter técnico y de mantenimiento. Todo el entramado portuario genera una pequeña y mediana industria que también ocupa a gran número de operarios. Las numerosas compañías navieras y agencias aduaneras, también movilizan el sector del transporte y a la práctica totalidad de grupos y firmas bancarias existentes en el País. En Puerto Cortés se ubican dos empresas de producción de energía térmica, y durante años ha albergado la única refinería de petróleo del País, aunque en la actualidad sólo es depósito de combustible.

Encontramos en el Municipio un buen porcentaje de población rural que se dedica a actividades agrícolas de subsistencia y algo de ganadería familiar. En las aldeas costeras, y concretamente habitadas por garífunas, de raza negra, otro grupo de familias se dedican a la pesca pero también en carácter de subsistencia. Las actividades turísticas apenas están explotadas, pero sí se consolidan algunos hoteles con atractivo de mar y playa.

El Municipio de Omoa, colindante con el de Puerto Cortés, por el Este, ocupa una estrecha y alargada franja de unos 400 km², entre las montañas de las Sierras de Omoa y el Merendón, al Sur, y las playas del Mar Caribe, hacia el Norte. Por el Oeste limita con el país vecino de Guatemala. Como hemos indicado más arriba, sólo una parte pequeña de este Municipio de Omoa, pertenece a la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús”, concretamente hasta los sectores de Chivana y Omoa, aunque esta ciudad última, que es la cabecera municipal, la atienden pastoralmente desde la Parroquia hermana “santiago Apóstol” de Cuyamel.

La gran mayoría de la población activa del Municipio de Omoa se dedica a la agricultura de subsistencia en terrenos que han ocupado en las faldas de las montañas, deforestándolas y con el riesgo de generar erosión y pérdida de los acuíferos naturales. Este Municipio no tiene la actividad comercial del vecino Puerto Cortés, pero sí despunta con fuerza el desarrollo turístico, potenciado por unos parajes incomparables de playa y montaña que están acercándose al visitante con el acondicionamiento de la carretera internacional CA 13, prácticamente concluída.

Anexo 2: Situación educativo-cultural

La situación educativa y la problemática de la juventud en los dos municipios que nos ocupan, no difiere considerablemente del resto del País. Puede decirse que las características que presentan se comparten entre la realidad rural (más acentuada en el Municipio de Omoa) y la realidad de los grandes núcleos urbanos en crecimiento acelerado (en Puerto Cortés), y están en el área de influencia de las grandes ciudades de la metrópoli (San Pedro Sula, Choloma, Villanueva…).

Los niños y jóvenes que viven en el medio rural, especialmente los que viven en las aldeas más incomunicadas de la montaña, presentan los mayores índices de analfabetismo, pues todavía nos encontramos algunas aldeas sin escuela o sin maestros que las atiendan. También es común el absentismo laboral por parte de algunos maestros que no desarrollan completamente el calendario y horario escolar que marca la Secretaría de Educación. Esto repercute muy negativamente en el nivel académico de los alumnos, que aun habiendo cursado dos o tres años, abandonan la escuela con tan pocos conocimientos y destrezas educativas que se les puede considerar analfabetos funcionales. Por otra parte, los jóvenes en edad escolar del medio rural, muchas veces son requeridos por sus padres para que les ayuden en las labores agrícolas, como en la preparación y recogida de café, cacao, milpas o frijolares.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, en el Municipio de Omoa sólo se alcanzaba en el año 2000, una media de 2,7 años de escolarización por alumno, mientras que la media en Puerto Cortés llegaba a 4,4 años de escolarización.

En el Municipio de Puerto Cortés, con rasgos más urbanos, el índice de escolarización sube; pero aún así, según los datos de las estadísticas municipales, de los más de 20,000 niños y jóvenes menores de 18 años que hay, sólo están escolarizados unos 12,000. Aquí el absentismo escolar se produce, más que por la falta de escuelas o maestros, por la situación de pobreza de muchos que al ser hijos de madre soltera o encontrarse en situación de extrema necesidad, tienen que ayudar con su trabajo en la economía familiar. Muchos niños y niñas se dedican a la venta de comida y otros productos, y a cuidar a sus hermanos más pequeños, mientras la madre trabaja en la maquila.

Los gastos escolares por libros, uniforme, útiles, desplazamiento en el bus, etc., resultan con mucha frecuencia un obstáculo insalvable para los más pobres, aunque estudien en centros públicos, donde teóricamente no se deben abonar tasas académicas ni matrículas.

Si el nivel escolar primario no es tan fácil de cubrir completamente, el nivel medio o secundario es aun más difícil. El dato estadístico a nivel nacional de que sólo un tercio de los adolescentes hondureños están cursando Estudios Medios, también se cumple en los municipios nuestros. En todo el Municipio de Omoa sólo existe un Instituto, situado en la cabecera municipal. En otros puntos de más población como Chivana y Cuyamel, han comenzado a funcionar lo que se han denominado Centros Básicos; escuelas que han ampliado la oferta tres años más hasta el Noveno grado. Pero esta experiencia no se consolida y tiene muchas debilidades en cuanto al rendimiento y al nivel académico que alcanzan los alumnos. En el Municipio de Puerto Cortés existen unos 15 centros de educación Media, de los cuales sólo dos son de carácter oficial o público. La mayoría de ellos son pequeños negocios familiares que aunque están reconocidos por la Secretaría de Educación, dejan mucho que desear en cuanto a las condiciones adecuadas en infraestructura y personal cualificado. En el sistema privado conviven la modalidad de institutos diurnos y nocturnos, y también algunos bilingües con el curso escolar según el diseño norteamericano.

La Parroquia de Puerto Cortés tiene bajo su responsabilidad el Centro Educativo Parroquial “Sagrado Corazón de Jesús”, con enseñanza mixta desde el nivel preescolar hasta el Bachiller en Ciencia y Letras, incorporando también la especialidad de Educación Comercial. En total atiende un aproximado de 1250 alumnos. Es la institución educativa privada con mayor número de alumnos y con casi 50 años de historia en la ciudad portuaria. Aunque el Centro normalmente se autofinancia con las mensualidades de los alumnos, sigue siento la oferta educativa privada más barata y más solicitada por la población.

Desde el Centro Sagrado Corazón de Jesús y apoyados por otros educadores voluntarios, la Parroquia también atiende el Instituto Hondureño de Educación por Radio – IHER o “Maestro en Casa”, sistema de alfabetización de adultos, reconocido por el Gobierno y que forman cada año a más de 500 alumnos de Primaria y Secundaria.

La acción educativa de la Parroquia se proyecta igualmente en la formación profesional y humana de jóvenes de escasos recursos o en riesgo social. Desde el año 1998 está en funcionamiento el “Centro de Integración Juvenil y Enseñanzas Laborales Federico Ozanam”, obra social puesta en marcha con la ayuda financiera de algunas entidades de ayuda a la cooperación internacional. Ofrece la alternativa de aprender algún oficio a muchachos y muchachas que no se adaptan a la enseñanza formal o no pueden acceder a estudios secundarios. Tiene la posibilidad de optar a las especialidades de mecánica automotriz, electricidad, refrigeración o soldadura. Actualmente cursan estudios técnicos 160 jóvenes de 15 a 20 años.

Con el mismo fin de educar e integrar a la niñez y juventud en la vida social, la Parroquia abrió en el año 1997 un “Hogar para Niños de la Calle”. En la actualidad tiene dos etapas que se desarrollan en dos casas distintas (San Ramón y San Martín), atendiendo a un número aproximado de 20-25 niños y adolescentes.

En consonancia con toda esta acción educativa, la Parroquia, desde diversos grupos y pastorales apoya otros ámbitos educativos como la formación de adultos internos en el Presidio de Puerto Cortés, por medio del sistema “Educatodos”, la alfabetización básica de adultos mayores por medio de la “Escuela Santa Luisa de Marillac”, bajo la responsabilidad directa de las Conferencias de San Vicente de Paúl, y programas educativos de apoyo radial a través de la Radio parroquial “Radio Luz Cortés”. Del mismo modo funciona un Programa de Ayudas al Estudio, dando seguimiento y apoyo económico a unos 200 jóvenes de escasos recursos que están desarrollando su Secundaria en diversos Centros educativos de los Municipios de Omoa y Puerto Cortés.

Anexo 3: Situación reiligoso-eclesial

a) En cuanto a la práctica religiosa.

Cabe destacar que la confesión mayoritaria sigue siendo la Católica, pero la proliferación de sectas y pequeños grupos religiosos sigue avanzando sin parar.

La vida comprometida y activa del católico sigue siendo muy baja. Consideramos en la Parroquia que aproximadamente un 10% de los bautizados participan de manera regular en la vida de la Iglesia, y algunos de estos sólo de manera esporádica (en Semana Santa, Navidad, funerales o bautizos).

b) Algunos aspectos de religiosidad popular.

  • Las fiestas patronales reúnen a las comunidades y son ocasión para reforzar los pasos sacramentales; sobre todo Primeras comuniones y bautizos.
  • Las bendiciones de los tiernos (a los 40 días del nacimiento, en la Iglesia), bendiciones de viviendas, negocios y proyectos comunitarios, son muy solicitados y queridos.
  • También forman parte de la tradición popular la bendición de objetos religiosos e imágenes de santos, cruces, rosarios, medallas, y agua para llevar a los hogares.
  • Los tiempos fuertes de religiosidad popular siguen siendo la Semana Santa o Semana Mayor y las celebraciones propias de la Navidad. Junto a estas fechas también las fiestas patronales con sus novenas en algunos casos, y la oración y acompañamiento solidario a las familias dolientes en la muerte y velorio de un ser querido.

c) Templos.

  • La mayor parte de las comunidades de la Misión poseen su Templo bien construído y cuidado; de diversos materiales y dimensiones según el número de habitantes de la comunidad y el lugar donde se encuentra.
  • Otras comunidades, sobre todo de nueva creación, tienen una galera o cubierto provisional, y van haciendo actividades y pidiendo ayuda para llegar a construir un templo sólido y permanente.

Presentación multimedia

Para ilustrar el trabajo que se realiza en nuestra misión de Puerto Cortés y Cuyamel (Honduras), adjuntamos un Power Point que se puede descargar para visualizarlo.

Pulsa en este enlace para descargar la presentación .

Instrucciones:
La presentación contenida en este apartado está publicados en formato PPS (que se abre con el programa Power Point de Microsoft).

Javier F. Chento

Laico vicenciano, afiliado a la Congregación de la Misión. Gestiona y mantiene varias páginas web cristianas y vicencianas, incluida La Red de Formación "Somos Vicencianos", de la que es cofundador. Es también coordinador internacional de .famvin, la Red de Noticias de la Familia Vicenciana. Como músico católico, ha editado varios discos. Es Director y cofundador de Trovador, una reconocida compañía discográfica católica de España. Graduado en la Universidad Oberta de Catalunya con cuatro grados (Asistente de dirección, Gestión Administrativa, Recursos Humanos y Contabilidad Avanzada). Bilíngüe Español/Inglés. Trabaja en las Tecnologías de la Información, ofreciendo servicios de alojamiento, diseño y mantenimiento Web, así como asesoramiento, formación y soluciones informáticas, gestión documental y digitalización de textos, edición y maquetación de libros, revistas, flyers, etc.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.