«Una visita ecuménica» (Parroquia San Vicente de Paúl – Cartagena)

ecumene_1En medio de la monotonía de las programaciones ordinarias aunque sean variadas, el mes de Noviembre nos ha traído a la ciu­dad de Cartagena y a ésta parro­quia de San Vicente de Paúl el velero Elida V, que ha surcado mares con su cargamento habitual de música y oración abierta a to­dos los creyentes. Es un velero ecuménico que habitualmente cumple el ministerio de dar a co­nocer a Jesucristo. Su lema es “Sailing for Jesus”. El Elida es el mayor velero de Suecia, con 40 mts. de eslora y mástil de 45 de altura. Pertenece a la fundación cristiana Elida cuyo objetivo es dar a conocer a Jesucristo por los puertos de toda Europa. Es un ve­lero ecuménico y por tanto abierto a todos, en especial a los cristia­nos. A veces realiza travesías con jóvenes en circunstancias difíci­les. Se ora, se canta, se invita a conocer y amar a Jesucristo.

ecumene_2Los jóvenes de confirma­ción y catequistas de San Vicente de Paúl fuimos invitados a convi­vir un día con ellos. En sus visitas a Cartagena han conocido la reali­dad de un grupo ecuménico que se reúne a orar cada último sábado de mes en esta parroquia. Tras la visi­ta de nuestros jóvenes, el mismo sábado por la tarde, asistieron a la oración ecuménica. Al día siguien­te, domingo, se presentó la tripula­ción con su capitán y dos pastores en la celebración de la Eucaristía de las 11 horas. Iban acompañados de un grupo de jóvenes suecos. Les invité a explicar brevemente en inglés el evangelio proclamado, para una mejor comprensión de todos los componentes del velero. Fue una experiencia fraternal que se ha ido fraguando desde la expe­riencia acumulada por el barco Eli­da y por el grupo ecuménico de la ciudad, que tiene como “base” esta parroquia y a un servidor encarga­do del área ecuménica. De aquí zarparon con los jóvenes suecos que llevaban en la travesía, al puerto de Málaga para que regre­saran a sus respectivos países. Re­tornó la tripulación a Cartagena y de nuevo el domingo, se acercó a celebrar la Eucaristía con nosotros y a despedirse por el momento.

ecumene_3Ahora, el velero descansa en el puerto de Cartagena. Es éste el lugar de permanencia durante el invierno. Nos hemos compro­metido a volver a reencontrarnos antes de la primavera y a orar juntos en mar y en tierra.

Les llaman misioneros del mar. Sugerente título para procla­mar a Jesús en la casa común que es el mundo (ecúmene.).

En términos de la mar les deseamos: “viento largo, mar calma y estrella clara”.

Felipe García Olmo, C.M.

Mitxel Olabuénaga, C.M.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia. Durante muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc… Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones. Actualmente es profesor de Historia en el Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.