Una carta desde Ucrania

Una carta desde Ucrania sobre la situación de los miembros de la Congregación de la Misión

Desde el 24 de febrero de 2022, Ucrania vive en situación de guerra. El país está siendo continuamente atacado y devastado por el agresor: las tropas de la Federación Rusa. Se destruyen ciudades, carreteras, infraestructuras. Los bombardeos son casi constantes. Decenas, cientos de civiles inocentes son asesinados. Casi un millón y medio de personas han huido a los países vecinos, más de un millón de ellas sólo a Polonia. Estamos asistiendo a un enorme desastre humanitario.

Desde los primeros instantes de la agresión rusa, nuestros pensamientos y oraciones se han dirigido a nuestros hermanos y hermanas de Ucrania. Cada vez más miembros de la Familia Vicenciana de todo el mundo nos llaman, nos escriben y se ponen en contacto con nosotros para saber cualquier cosa sobre la suerte de la Familia Vicenciana en Ucrania.

A continuación publicamos una carta del Padre Jan, C.M., antiguo Provincial de la Viceprovincia de San Cirilo y Metodio, que ha estado trabajando en Ucrania durante muchos años, en la que describe con la mayor precisión posible la situación en todas las comunidades vicencianas de Ucrania.

Se están recogiendo otras informaciones sobre la situación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl que trabajan en Ucrania. Las transmitiremos tan pronto como podamos.

Cortesía del P. Jan Trzop, facebook

Sniatyn, Ucrania, 4 de marzo de 2022

¡Saludos y bendiciones!

Quisiera escribir unas palabras sobre la situación en nuestra Viceprovincia de los Santos Cirilo y Metodio en Ucrania a día de hoy, es decir, viernes 4 de marzo de 2022. Muchos de ustedes están escribiendo y llamando por teléfono. Gracias por el recuerdo, la oración y la solidaridad. Gracias por su apoyo y disposición para mostrarnos apoyo, aquí en Ucrania y a los refugiados que llegan a Polonia. Quiero decir que estoy en contacto permanente con la administración de la Provincia de Polonia.

Sobre la situación en nuestras comunidades en la viceprovincia: lo peor está sucediendo en Kharkiv. El barrio (donde se halla la iglesia y nuestra casa) ha quedado completamente derruido por los bombardeos y el fuego de artillería. Gracias a Dios, nuestra iglesia y nuestra casa siguen intactas hasta ahora. Prácticamente desde el comienzo de la guerra, los sacerdotes y los feligreses se han resguardado en el sótano de nuestra casa. Allí se refugiaban unas 160 personas, sometidos a continuos bombardeos. Muchas casas en los alrededores de la iglesia fueron completamente demolidas. Nuestros sacerdotes, procedentes de la Provincia de Nigeria y de la India, se marcharon al principio de los combates. Ayer, 03 de marzo de 2022, el padre Y. S. y el resto de los feligreses refugiados en nuestra casa abandonaron Kharkiv. Se dirigen hacia el oeste de Ucrania. Muchos de ellos se dirigen a nuestras casas de Sniatyn y Storozhynets, y otros a Perechyn, en Transcarpacia. Es imposible permanecer en Kharkiv por más tiempo. La ciudad está gravemente devastada. Los amigos que se quedaron y no tienen la oportunidad de evacuar de Kharkiv están extremadamente agotados y asustados. No tienen ninguna esperanza.

Odesa. Los sacerdotes V. N. y A. T. se han quedado allí. Los centros de rehabilitación para toxicómanos de la «Comunidad en diálogo» que dirigimos en Buldynka para hombres y en Wizyrka para mujeres fueron evacuados a Sniatyn. Algunos de los beneficiarios se han vuelto a sus casas. Otros se alistaron en el ejército. Doce personas se quedaron allí y se dedican al servicio voluntario, a la distribución de ayuda humanitaria desde el oeste de Ucrania hasta Odessa, y a ayudar a trasladar personas a la frontera. Asimismo, el padre V. N. se está encargando de la recepción y distribución de la ayuda humanitaria organizada por la organización Depaul International [estos días ha llegado un transporte de donaciones coordinado por DePaul Eslovaquia, en camino está un transporte similar organizado por la Provincia Italiana de la Congregación de la Misión, que ya ha salido de Roma – nota del editor]. El padre A. se encuentra en el pueblo de Fontanka. Permanece con los feligreses y se ocupa de todos nuestros proyectos. En Buldynka hay algunos residentes que se ocupan de la granja. El puesto de avanzada de Depaul Ucrania en Odessa, donde se ocupan de los sin techo, continúa su trabajo, dan comidas, tratan a los heridos y dan refugio a los sin techo.

Kiev, donde se encuentra la casa provincial «Don de Dios», el seminario y la sede de otras organizaciones pertenecientes a la Familia Vicenciana, está bajo fuego permanente. La ciudad está bajo amenaza de asedio. El padre M. T. permanece en nuestra casa de Kyiv. También hay otras personas relacionadas con nuestra comunidad y las actividades de la Familia Vicenciana que han encontrado refugio en la casa. El vecindario de la casa está permanentemente amenazado y bombardeado. El padre O. S., discapacitado y que se mueve en silla de ruedas, fue llevado a Storozhynets, a la casa de su familia, donde vive su madre. Nuestro seminarista P. M. lo transportó, y se quedó en Storozhynets, ayudando a los sacerdotes de la parroquia y ayudando a cuidar al padre O. El padre J. M. ha dejado actualmente Kyiv para ir al oeste de Ucrania.

Nuestras casas en el oeste de Ucrania se han convertido en centros de acogida para los refugiados del este y del centro del país. La gente se desplaza constantemente y busca refugio.

Los padres V. Z., J. V. y S. P. se alojan en la casa de Storozhynets. Acogen a los refugiados en el comedor social, que han acondicionado para este propósito. Proporcionan a los feligreses atención pastoral y material, según sus necesidades.

Perechyn. Allí se alojan los padres V. K., T. W. y Y. H. Al igual que en Storozhynets, participan en la acogida de refugiados y en la atención pastoral y humanitaria a los feligreses.

Dovhom es una parroquia de Transcarpacia, que el obispo local confió temporalmente a nuestro cuidado debido a la falta de sacerdotes. El padre A. J. está destinado allí. La situación es similar a la de Perechyn y Storozhynets.

Lviv – nuestro Provincial, el padre L. K., está allí. Está comprometido con el Comité de Emergencia de la Arquidiócesis Católica Romana de Lviv y Caritas en la organización de toda la ayuda humanitaria en toda Ucrania.

Los padres J. T. y S. I. se encuentran en Sniatyn. Aquí también acogemos a los refugiados en nuestra casa. La comunidad «Comunidad en diálogo», evacuada de Odessa, está bajo nuestro cuidado. También nos ocupamos de nuestros feligreses.

Como en todas nuestras casas, tenemos los sentidos abiertos [a las necesidades]. En la medida de lo posible, intentamos apoyar, ayudar, organizar cualquier tipo de asistencia. Por supuesto, en todas nuestras casas no nos limitamos a ayudar a nuestros feligreses. Cooperamos con las instituciones eclesiásticas, estatales y militares en materia de seguridad y asistencia.

Les pedimos sus oraciones,

Fraternalmente,
P. Jan Trzop CM.

https://cmglobal.org/es/2022/03/07/una-carta-desde-ucrania-sobre-la-situacion-de-los-miembros-de-la-congregacion-de-la-mision/

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.