Crónica IV Encuentro CIF, París, agosto 2019

Entre los días 2 y 26 de agosto de 2019, se ha celebrado en París el IV Encuentro CIF para la Familia Vicentina, cuyo objetivo era profundizar especialmente en la espiritualidad y la ética vicentina.

En el encuentro nos hemos juntado 32 personas, compañeros que representábamos diferentes ramas de la familia vicentina, provenientes de cuatro continentes distintos (África, América, Asia y Europa). Esta diversidad ha hecho posible compartir con los demás nuestros propios conocimientos y los modos alternativos de vivir nuestro carisma.

Los 24 días de nuestra estancia en París, en la Casa Madre de la Congregación de la Misión, han estado repletos de actividades, desde clases teóricas a salidas a lugares significativos en la vida y obra de San Vicente de Paúl. No han faltado en estos días, desde luego, espacios y momentos destinados a la oración y a la reflexión personal.

De esta forma, a nuestra llegada, y tras la calurosa bienvenida del padre Andrés Motto C.M. y del padre Emmanuel Typamm C.M., director y vicedirector respectivamente del CIF (Centro Internacional de Formación), realizamos una primera visita de reconocimiento a la Casa Madre de la Congregación y la eucaristía de bienvenida presidida por el Superior de la casa, el padre Roberto Gómez.

El primer día de curso recibimos la visita del P. Tomaž Mavrič, C.M., Superior General de la Congregación de la Misión y de la Compañía de las Hijas de la Caridad, con el que compartimos una interesante charla y la correspondiente misa.

Hay que hacer especial mención a los ponentes de los que hemos disfrutado en el curso, como el Padre André Marmilicz, Philippe Lamblin o las Hijas de La Caridad Sor Anne Prévost, Sor Michelle Marvaud y Sor Magdalena Harbu. En estas conferencias se ha hablado sobre las diferentes ramas de la Familia Vicentina, la opción por el pobre de San Vicente y sobre las personalidades más importantes en nuestra familia, como son Santa Catalina Labouré, Santa Luisa de Marillac o François-Régis Clet.

Durante estos días, visitamos el archivo de la Congregación de la Misión, donde se conservan los documentos originales de la misma, muchos de los cuales fueron escritos a mano por San Vicente o Santa Luisa, y también disfrutamos del pequeño pero histórico museo de estos dos santos, que se encuentra dentro de la Casa Madre.

Por último, cabe destacar las salidas que realizamos a diferentes lugares vicentinos, tanto dentro del propio París como fuera de la capital francesa. Dentro de París visitamos iglesias y lugares importantes para la familia vicentina, así como un centro de día para personas sin hogar gestionado por una nueva rama de nuestra familia.

La primera salida fuera de París, como no podía ser de otra manera, la realizamos a Gannes, Folleville (donde todo empezó) y Amiens, con su imponente catedral.

En la segunda salida visitamos Chartres, lugar en el que Santa Luisa consagra a María la Congregación de las Hijas de la Caridad.

En la tercera y última salida fuera de la capital visitamos Chatillon, donde San Vicente fue párroco y fundó la Cofradía de la Caridad en 1617. También descubrimos Taizé, un lugar lleno de vida, antes de llegar a Lyon, lugar que vio crecer a Federico Ozanam. Finalmente visitamos el santuario de Valfleury, con su hospitalaria comunidad, y Annecy, la ciudad de San Francisco de Sales, que ayudó a San Vicente a ser más santo.

El IV Encuentro CIF para la Familia Vicentina es, en resumen, un magnífico espacio para la profundización en la espiritualidad vicentina, en el que además es posible compartir experiencias con las distintas personas que integran el encuentro. Es, sin duda, una experiencia única e inolvidable, además de una excelente oportunidad para formarse y para tener una visión más amplia de la familia vicentina alrededor del mundo.

Desde aquí sólo me queda agradecer a todas las personas que han hecho posible este encuentro, y desear que las cuatro ediciones que se han realizado hasta el momento tan solo sean el preludio de muchas más.

Sergio Rodríguez Guerra

Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.