Día de la Provincia en la zona centro

            El pasado 1 de mayo se reunían en Casablanca misioneros de las tres comunidades de la zona Centro de la Provincia: Zaragoza-Casablanca, Teruel y Zaragoza-Boggiero. Con mucha alegría y animación fueron llegando los misioneros y fueron recibidos. Y, una vez consumieron un breve refrigerio, subieron a la Biblioteca de la comunidad para una sesión de formación.

            El tema venía dado por la ficha tercera recibida de la Comisión Provincial de Formación Permanente y que llevaba el provocativo título de “Vayamos a la primera línea”. Todo partía de unos párrafos de los escritos de Federico Ozanam en los que urgía al compromiso de fe y caridad de los católicos en el mundo. Dio pie ese escrito a que se reflexionara en la Sala sobre el lugar de los laicos en la Iglesia, su compromiso con la evangelización de los distintos ambientes y su importancia en la Familia Vicenciana. Los laicos de la Familia Vicenciana comparten el carisma con nosotros, misioneros paúles, y son también enviados a la misión evangelizadora.

            Terminada esta sesión, nos trasladamos todos a la capilla de la parroquia para celebrar la Eucaristía. Presidió la Misa el P. David Carmona, que hace los 25 años de sacerdote, y era acompañado en el presbiterio por el P. Antonio Velloso (sesenta años de vocación y el P. Visitador. El P. Jaime Corera celebraba también los setenta años de vocación, pero prefirió participar desde los bancos debido a sus problemas con la vista. El P. David se refirió, sobre todo, a la importancia de este día para la Provincia y a la necesidad de crecer en espíritu vicenciano para mejor identificarnos con nuestra vocación y reforzar nuestro sentido de pertenencia a la Congregación. Dio gracias, además, por sus bodas de plata sacerdotales y nos invitó a interceder por los misioneros de la Provincia que conmemoran durante este año diversos hitos en su camino vocacional. Todos participamos con gozo y entusiasmo en la Eucaristía, acabando con una foto de familia delante del altar.

            En la comida continuó el mismo tono festivo. Tanto el P. Chema, ecónomo de la comunidad, como Nicoleta, la simpar cocinera, prepararon todo con detalle y buen gusto. Compartimos los alimentos, el diálogo y las bromas. Y prolongamos la sesión en una sobremesa reposada y comunicativa.

            Con el regusto de la Eucaristía y la comida, nos fuimos despidiendo con la ilusión de volvernos a encontrar por este motivo el próximo año. Antes, tendremos ocasión, no obstante, de seguir viéndonos en otras visitas y encuentros.

Germán Cárcamo Antúnez

Etapa de Acogida

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.