Los catecúmenos en la Vigilia Pascual en la sede parroquial

Este es el día del Señor, este es el tiempo de la misericordia….

¿Con qué palabras describir lo que vivimos el día de la vigilia pascual en la sede Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús en Puerto Cortés?.

Echando una mirada a lo que compartieron algunos catecúmenos  podemos imaginar las expectativas que había antes de llegar la hora:

Ingrid, cuenta que “hace años era mi mayor deseo, poder lograr mi bautismo, lo he esperado con todo mi corazón y me lleno de alegría saber que estoy tan cerquita…”, podemos darnos una idea de las expectativas que ponían en estrés a los 23 catecúmenos que estaban para recibir sacramentos.

Llegó la hora, ellos desde las siete ya estaban allí, – dicen que algunos de ellos, entraban y salían, iban de un sitio a otro, y no se querían sentar -.  A las ocho de la noche el templo con una luz muy tenue y todos listos para iniciar la solemne Vigilia.  – No se perdían ni una Palabra de lo que se decía y se hacía – dicen -. Los catecúmenos estaban en las primeras bancas de enfrente, adultos y adultos mayores, vivían como nunca habían vivido una Vigilia Pascual.

Llegó el momento más esperado, el llamado a los que recibirían el Bautismo, y luego los que iban a recibir la confirmación….. era grande la alegría, el estrés había pasado. Querían detener el tiempo en cada instante, a los fotógrafos,  les faltaban manos para tomar las fotografía y hacer filmes de cada momento. Varios de ellos no pudieron contener la emoción a la hora del bautismo,  la imposición de manos o crismación, dijeron por la tarde en el compartir de experiencias, que habían llorado.

Desde las ocho hasta cerca de las doce de la noche pareció un lapso muy corto de tiempo, nadie supo cómo se fue tan rápido, todavía algunos fueron a sus casas a preparar comida y celebrar, según contaron al día siguiente.

El Domingo de Pascua había que participar en la procesión del encuentro del Resucitado y de la  Virgen, a las siete y media ya estaban en la iglesia de la Milagrosa y por la sonrisa que llenaba su cara podíamos imaginar lo que había en su corazón. En el transcurso de la procesión, cantaban y contaban lo sucedido en esa vigilia de esta Pascua.

Y el Segundo domingo de Pascua les serán presentados los ministerios y servicios de los grupos y asociaciones que hay en la Parroquia, para que ellos elijan dónde y cómo desean vivir su fe cristiana. 

Para don René y doña Carmen, mi admiración y respeto por su entrega y fidelidad con que animaron y acompañaron a este grupo de catecúmenos.  Y les cuento que Don Rene ya comenzó otro grupo de catecúmenos desde enero, estos asisten al catecismo los domingos por la mañana, son 25 por ahora.

Doña Carmen acompaña otro grupo de catecúmenos junto con Fernando, también los domingos por la mañana en la comunidad de Jalisco para las comunidades de ese sector. Dice que están participando 25 adultos y que están animados.

Rosendo Martínez Flores, C.M.

 

David Carmona, C.M.

David Carmona, Sacerdote Paúl, es canario y actualmente reside en la comunidad vicenciana de Casablanca (Zaragoza).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.